''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 30 de abril de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nigromantes: España, este muerto, no resucitará

JESÚS J. SEBASTIÁN
La(s) Nueva(s) Derecha(s) y el movimiento identitario (y II)

JAVIER R. PORTELLA
¿Y ahora qué?

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
La guerra de las Galias
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
BIENVENIDA
ARRIBA EL TELÓN ¡ARRIBA LOS CORAZONES!

Javier Ruiz Portella
Editor


11 de abril de 2007
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

Acaba usted de entrar en Elmanifiesto.com: el más peculiar, el más original de todos los periódicos digitales —y no digitales. Basta ver nuestro subtítulo: “Periódico políticamente incorrecto”. Pero periódico política, cultural, periodísticamente muy serio: contando con la colaboración de importantes profesionales del periodismo, no es ésta, desde luego, la aventura de cuatro amigos tan entusiastas como chapuceros.

¿A qué viene eso del “Manifiesto”? ¿De qué se trata? Pulse el lector en el recuadro correspondiente (aquí arriba a la izquierda) y accederá a toda la información relativa a lo que nos da nombre: el Manifiesto contra la muerte del espíritu y la tierra, que con el respaldo de Álvaro Mutis lancé hace cerca de cuatro años. Dicho manifiesto constituye un grito contra el sinsentido de nuestro mundo: ese mundo que, carente de valores, identidad y belleza, sólo aspira a nutrirse y entretenerse mientras aguarda que llegue la hora de la muerte —la de cada uno y, si no lo remediamos, la de todos juntos. El Manifiesto: un grito de desazón y protesta, sí; pero un grito articulado y estructurado; un grito que, traducido a varios idiomas, ya ha sido firmado por cerca de mil quinientas personas, a las que se podrán sumar ahora muchas más.

Todo ese espíritu inconformista, plasmado hasta hoy en nuestra revista bimestral (que proseguirá desde luego su andadura); ese espíritu rebelde pero no nihilista, rompedor pero indagador de nuevos cauces y alternativas; ese espíritu que no se identifica con ninguna de las corrientes ideológicas o políticas hoy imperantes (aún menos con ninguno de sus partidos): tal es el espíritu que irá buceando en nuestras páginas, día a día, en pos de la actualidad.

Una actualidad que será desde luego la de esa España nuestra, hoy en grave peligro de desintegrarse… o quizá, quién sabe, a punto de reaccionar y renacer —ahí, al borde del abismo— frente a sus múltiples demonios. Pero la actualidad que abordaremos no será sólo la de España. Rompiendo con el provincianismo que aqueja tanto a nuestra prensa como a nuestro país, nuestras columnas se abrirán ampliamente a la realidad internacional.

Tampoco estarán dominadas las páginas de Elmanifiesto.com por los tejemanejes e intrigas que tanto conmueven a nuestra clase política y a nuestros medios. Abordaremos, desde luego, la política; pero como no nos gusta ni aburrir ni aburrirnos, relegaremos la politiquería, sus juegos y enredos, al lugar que les corresponde.

Ocuparán en cambio destacado lugar los desmanes que, día a día, sufre ese “espíritu” cuya “muerte” no significa otra cosa que el desvanecimiento del sentido profundo por el cual los hombres y los pueblos vivimos y morimos. La destrucción del arte y la belleza, la descerebración de nuestros jóvenes a manos de un sistema educativo perverso, los múltiples engaños históricos impregnados en nuestro imaginario colectivo, la estupidez mediática y publicitaria, los ataques que sufre el medio ambiente, la pérdida de identidad tanto a nivel colectivo como a escala familiar…He ahí algunas de las principales expresiones de dicha muerte. Su plasmación en la actualidad dará sobrados motivos tanto para la información como para la interrogación.

Pero además de los atropellos y desmanes, acogeremos alborozados todos los signos —grandes o pequeños— de esperanza, de reacción ilusionada que el correr de los días nos vaya deparando. El primero de estos signos ya lo tenemos en nuestras manos: lo constituye hoy mismo el hecho de estar levantando todos juntos, entre ustedes y nosotros, el telón de este periódico inaugurado en la primavera de 2007.

Javier Ruiz Portella
Editor


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


Otros artículos de Bienvenida
Lo que somos. Lo que nos mueve
LO QUE SOMOS. LO QUE NOS MUEVE
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
¿Madre no hay más que una?
José Vicente Pascual
1 Macron-Le Pen, o el estruendoso regreso de la lucha de clases
2 ¡Arriba Uropa!
3 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nigromantes: España, este muerto, no resucitará
4 JESÚS J. SEBASTIÁN
La(s) Nueva(s) Derecha(s) y el movimiento identitario (y II)



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |