''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 18 de enero de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
"Soy feminista moderna"
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JOSÉ JAVIER ESPARZA
La conquista de Granada

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Don Claudio Sánchez-Albornoz: República vs. Frente Popular

ANTONIO MARTÍNEZ
¿Tienen futuro los periódicos de papel?

ALBERTO BUELA
Nicolás Gómez Dávila: elogio del reaccionario
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
EDITORIAL
Ibarretxe sabe lo que quiere. ¿Lo sabe ZP?

elmanifiesto.com

1 de junio de 2008
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos


El presidente del Gobierno vasco –gobierno autonómico, habría que especificar- parece decidido a sacar adelante su “consulta”. Como era previsible, lo hará con una pregunta genérica sobre el terrorismo a la que es imposible contestar que no, pero que, si se contesta que sí, esa respuesta será utilizada para cimentar un proceso de autodeterminación del País Vasco. Tan encelado está el lehendakari con su “consulta” que ha vinculado a ella su continuidad en la política: si no sale bien –afirma- se irá a casa.

Que no salga bien es algo que está en manos del presidente del Gobierno. Éste ya ha dicho que esa consulta es ilegal, pero no ha explicado cómo piensa impedirlo. Aznar –recordémoslo- amenazó con la cárcel a los promotores de la idea. Semejantes radicalidades –o sea, la aplicación estricta de la ley- está lejos de las maneras zapaterianas, que más bien consisten en ir trampeando hasta que las cosas se pudran solas. Esa táctica le ha funcionado hasta ahora gracias al envilecimiento generalizado de la sociedad española, dispuesta a tragar con lo que sea mientras no le toquen el fútbol y la tele, pero llega un momento en que hay que tomar decisiones drásticas, y en ese terreno Zapatero está inédito. Ahora tiene ante sí dos tesituras en las que se impone decidir: la crisis económica y el desafío de Ibarretxe.

La política de ZP en el caso vasco está clara: repetir al modelo que tanto éxito –a corto plazo- le ha dado en Cataluña, a saber, convertir al PSE-PSOE en un partido de corte nacionalista. Pero esta es una política que sólo tiene en cuenta los intereses del socialismo, no el interés general de los españoles ni el de la nación. Lo que plantea Ibarretxe es algo más que una jugada de comidilla política cotidiana. Zapatero debería ser capaz de resolverla con una decisión que la nación española pueda percibir como digna de confianza. Pero para eso hace falta una grandeza que a este hombre le falta.
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


Otros artículos de Editorial
¡HISTÓRICA VICTORIA!
Se reactivan los comentarios de artículos
El horror en la discoteca Bataclan
La visita de Alain de Benoist
Fe de erratas
Victoria del Frente Popular
Dominique Venner, ¡presente!
Este sábado, ¡todos ante los ayuntamientos! Por el honor de la patria (con perdón)
"Podemos", primer partido en intenciones de voto
Pídele a Tele5 que retire de su programación "El Gran Debate"
Corrupción, indignación y demagogia
"El Manifiesto" consigue desactivar un ataque de hackers
Lo único seguro con Obama: nada fundamental cambiará
El boom especulativo-inmobiliario hace ¡bum, pataplum!
La Mano Invisible, obligada a pedir limosna
El PP quiere deshacerse de la única tele que aún controla
¡Acabemos ya con la Guerra Civil!
Italia: ¿por fin la esperanza?
Zapatero se pone búlgaro y farruco
Los progres y el fútbol: patriotismo descremado
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Julien Freund o la imaginación del desastre
2 Intrusos en casa y otras impotencias
3 Defensa de los populismos
4 Un capitalismo sin límites



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |