''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 24 de agosto de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

SERTORIO
Los bolardos

JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar

JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Los griegos no necesitaban la ecología

Juan Pablo Vitali

21 de agosto de 2012
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JUAN PABLO VITALI

La ecología es una disciplina muy curiosa. Algo inventado por el hombre moderno, para estudiar su relación con un medio que él mismo destruye. Los griegos, al igual que tantos otros pueblos antiguos, no necesitaban para nada la ecología.

La ecología es analizada muchas veces desvinculada de la política o del poder, siendo precisamente el poder el que destruye su objeto de estudio. Las multinacionales de la agroquímica o de la megaminería no están preocupadas por las protestas de grupos como Greenpeace, y tampoco sabemos en cada caso porqué y cómo se elige el objetivo de cada protesta. Las clases medias que cargan biodiesel y no pueden vivir sin su telefonito portátil, son las mismas que se enamoran luego de las organizaciones ecologistas.
Si la destrucción del medio natural favorece mucho a unos pocos, pero en realidad es algo consentido por las mayorías, aunque las personas digan rotundamente que no lo hacen, si son consultadas individualmente. Es bastante probable que los llamados ecologistas sean gente que rechace todo tipo de poder nacional fuerte, arrogándose el derecho y la virtud de combatir ellos y sólo ellos al enemigo antiecológico, que pór cierto jamás será definido con claridad.
Otra cosa curiosa es que en general los ecologistas defienden todo tipo de diversidad menos la propia, sobre todo cuando se trata de Europa y de su historia y descendencia. Es curioso porque la mayoría de los ecologistas son europeos o descendientes de europeos, aunque ya se sabe que esto para la ellos no tiene ninguna importancia o lo consideran como una maldición que llevan encima.
Todo el circo ecológico funciona según unas pautas más o menos previsibles, pero también hay gente que bajo ese rótulo profundiza y se encuentra con visiones del mundo antiguas y diferentes al sentido del mundo. Visiones del mundo que son coherente con llamarse ecologista. Pero para eso hace falta bajarse de un sistema que nada tiene de natural, y donde la ecología es solamente una variable ideológica más para el fraccionamiento y el individualismo.
La comprensión y, si se quiere, la adoración de la naturaleza como sagrada, como expresión visible de la creación y del universo a través de la cual tratamos de elevarnos hasta donde le es posible hacerlo al hombre, está más allá de la ideología y no merece llevar nombres empequeñecidos por ella. La dialéctica de la modernidad le queda chica. Nunca he encontrado definiciones de nirvana o de absoluto, que no impliquen la utilización de un lenguaje poético. Esa vinculación del hombre con la naturaleza, no entra en la palabra ecología, esta no le alcanza por más respetable que resulte con todo lo que implica.
No hay que confundir la jerga marketinera de algunos ecologistas, con una visión profunda del mundo que cambie la relación del hombre con la naturaleza. Para eso hay que comprender y definir que existe un poder concentrado que monitorea los límites de los ecologistas, unos límites que implican mantenerse dentro de lo políticamente correcto y que se manejan a fuerza de subsidios.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 24 de agosto de 2012

Aclaración

Siempre conmueve tratar con personas que dejan su esfuerzo en pos de un ideal, en especial cuando son sinceras y respetuosas del que piensa distinto. Equivocarse no hace menos a los que hacen las cosas de buena fe. Valga la aclaración para dejar claro que lo dicho en el texto es una opinión general y no abre juicio sobre el valor de cada persona en particular.

# Publicado por: Juan Pablo Vitali (La Plata)
jueves, 23 de agosto de 2012

Existe esfuerzo e ideal también

Comprendo y comparto en gran medida lo dicho en este artículo y sus comentários, pero a veces se nos vá la tinta y no sabemos respetar el esfuerzo verdadero y el ideal de algunos pocos que por lo menos estudian y procuran alertar a sus congéneres, sobre algún medio de hacer mejor la cosas. Nadie, ni estos mismos estudiosos ignoram la verdadera face de el ecologismo, pero aún así y sabiendo casi de antemano su derrota, pugnan por mejorar, no ya la situación de un animal en el planeta, sino del animal hombre que no sabe donde y porqué vive. Estos estudiantes silentes y dedicados, son los verdaderos héroes y heroínas, no los llamados ´´activistas´´ ecologicos, y menos aún los ´´reyes´´ cazadores que figuram en cuadros de hornor del ecologismo barato.

# Publicado por: Eduardo Antonio Paz (Vitória)
miércoles, 22 de agosto de 2012

LO CONTRARIO DE LO PREGONADO

En éste mundo mientras más se usa una palabra más falta hace. Entre otras, veamos la palabra ´´democracia´´ ¿es que en éstos momentos el pueblo participa de veras en el gobierno de cualquier comunidad? Por favor, creo que en la Edad Media había más participación porque al menos si algo fallaba se sabía de dónde venía el fallo, quién o quienes eran los responsables. Cuando se habla de tolerancia, generalmente nos referimos a tolerar lo que desde los medios nos dicen que se debe tolerar, pero en realidad toleramos menos que nunca......., ni siquiera nos toleramos a nosotros por ser europeos y mucho menos a quienes reivindican tal orgullo, tachándolos de fascistas. ¿Orgullo Gay? ¿no son acaso denigrantes las celebraciones del Día del Orgullo Gay para los homófilos? ¿permitir éstos actos no es en sí mismo una falta de respeto hacia los homosexuales? Y podríamos seguir contando.........

# Publicado por: M Luisa Ottomano Queraltó (Alcalá de Guadaíra)
miércoles, 22 de agosto de 2012

Lectura

Gracias por la recomendación Beato de Liebana, sin duda lo leeré.

# Publicado por: Juan Pablo Vitali (La Plata)
martes, 21 de agosto de 2012

Los límites del ecologismo

Invito al señor Vitali a leer el siguiente artículo:
http://felixrodrigomora.net/limites_ecologismo.pdf

# Publicado por: Beato de Liebana (Madrid)
martes, 21 de agosto de 2012

.Negocio infame

Ecología, palabra horrible si las hay, poco poética, poco elegante. Ecología y derechos humanos, dos grandes negocios para algunos, conferencistas, profesores, abogados, pseudovíctimas, ONG, charlatanes, etc., etc. Ecología turística que consiste en ir a tocar un árbol de 2000 años y sentirse ´´happy´´, ´´plenty´´ y luego volver al deprimente mundo de la ´´city´´ y los ´´bussines´´ y olvidarse de todo y arrojar las pilas y baterías a cualquier lado y mandar a los niños a colegios en que les enseñan literalmente ´´cualquier cosa´´... por ejemplo que hay que ser ecologistas.

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
El pancriollismo
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
Cultura y militancia
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Ruina
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo
El Papa y nuestros amigos argentinos
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
Los Estados-empresa
¿América Latina = América romana?
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Inevitable
2 Pagamos a nuestros asesinos
3 JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar
4 SERTORIO
Los bolardos
5 "La seguridad personal de los migrantes pasa por encima de la seguridad nacional"



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |