''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 24 de abril de 2014 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier Ruiz Portella  
Genialidad alemana sobre los españoles
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JESÚS J. SEBASTIÁN
Ramiro de Maeztu

JOSÉ VICENTE PASCUAL
Los otros 364 días del libro

JOSÉ JAVIER ESPARZA
La verdad sobre la "Operación Urbano"
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Psicólogos Madrid
 Psicólogos Mundo
 Cursos de Atención
 al Cliente
CULTURA
El poder de una lengua es el de quienes la hablan

Alberto Buela

30 de noviembre de 2012
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ALBERTO BUELA

 Cuando hablamos hoy del lenguaje y de la lengua, tema sobre el que hay miles y miles de trabajos escritos, sabemos que sigue vigente la enseñanza de Guillermo Humboldt, que cada idioma fomenta un esquema de pensamiento y unas estructuras mentales propias.Dime en que idioma te expresas y te diré cómo ves el mundo.

Así los hablantes modelan una lengua y ésta modela la mente proyectando un modelo de pensamiento que adquiere su expresión máxima en las identidades nacionales o regionales.
En el caso del castellano, éste es expresión de unas veinte identidades nacionales consolidadas.
Pero la lengua no es aquella aprendida, no es la segunda lengua. La lengua como lugar de poder es la asumida existencialmente. Y así podemos comprender como siendo 56 los países francófonos y 22 los hispanoparlantes, tenga el castellano mayor peso internacional que el francés.
Es que de los 56 países franco parlantes solo tres o cuatro han asumido el francés vitalmente, el resto lo usa por conveniencia. En general, para pedir créditos a la metrópoli.
Con el inglés pasa algo parecido pero en menor medida, porque el peso poblacional de los anglo parlantes es mayor (USA, Inglaterra, Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda), no obstante la mayoría de los países que han declarado el inglés como idioma oficial, 59 en total, utilizan de hecho, infinidad de lenguas locales, que reducen la expresión de lo nacional en inglés. Por ej.: en Nigeria se hablan 521 lenguas. O en la India, ¿en qué expresa la identidad nacional el inglés, declarado idioma oficial? En nada.
Entonces, afirmamos que la lengua es un instrumento de poder cuando es asumida existencialmente, de lo contrario es un simple vehículo de comunicación como lo es el inglés en los aeropuertos.
En este sentido, el castellano como lengua occidental tiene una ventaja infinita respecto del inglés y del francés. Pues aun cuando supera al inglés, su máximo competidor, en más de cien millones de hablantes, posee la infinita ventaja que es efectivamente, la lengua oficial de veintidós naciones.
Si a ello le sumamos la proximidad lingüística del portugués (Brasil, Portugal, Mozambique, Angola et alii) se constituye una masa crítica de 800 millones de personas que pueden comunicarse entre sí sin mayor esfuerzo y, lo que es más importante, con estructuras mentales similares.
Esto no es un chiste, ni una anécdota, es un dato geopolítico de crucial importancia para comprender el mundo actual en profundidad.
Es incomprensible como de 31 Estados (22 hispano parlantes y 9 luso parlantes) no haya uno, al menos, que tenga una política internacional de defensa de la expresión lingüística luso-castellana.
Es incomprensible que los teóricos franceses, tan sutiles para otros asuntos, no se hayan apercibido que “la mayor presencia del español como lengua de trabajo internacional, garantiza una mayor presencia del francés, frente al inglés”.
En este campo específico estamos rodeados de un hato de ineptos. Ineptos que como el “rey cazador de elegantes” sostuvo en la última cumbre Iberoamericana de Cádiz que somos cuatrocientos millones los hispanoparlantes o como las autoridades del Instituto Cervantes que sostiene que somos 450 millones de castellano hablantes en el mundo ( cuando hoy sumamos 550 millones) y, para colmo de errores, que es la segunda lengua después del inglés: stultorum infinitus numerus est.
Más allá del rey Borbón y del Instituto Cervantes los usuarios habituales del castellano se han metido en el corazón del imperio talasocrático y así suman en USA, 45 millones. Este hecho bruto, real e indubitable ha hecho exclamar al estratega Samuel Huntington en El Reto Hispano, uno de sus últimos trabajos:  “los estadounidenses están aceptando que se convertirán en dos pueblos, con dos culturas (anglo e hispana) y dos lenguas (inglés y español)…. Por primera vez en la historia de Estados Unidos, cada vez hay más ciudadanos (sobre todo negros) que no pueden conseguir el trabajo o el sueldo que sería de esperar porque sólo pueden comunicarse en inglés… Si la expansión del español como segunda lengua de EE UU sigue adelante, con el tiempo podría tener serias consecuencias para la política y el gobierno”.
Es que el castellano además es un idioma pluricéntrico, pues a diferencia del inglés o el francés donde Londres y París se han constituido como centros de poder lingüístico, Madrid no tiene vocación de centralidad lingüística.
Es hora que nuestros gobiernos asuman una política internacional de la lengua. Que es castellano sea utilizado como lengua de trabajo de ámbito mundial. Informaciones recientes nos dicen que hoy en China el castellano es la lengua extranjera más estudiada. Que no hay un millón de hispano parlantes en Filipinas sino alrededor de diez millones. Que en Brasil el castellano no es considerada lengua extranjera en las universidades, pues su uso profesoral es habitual. En fin, contamos en definitiva con un instrumento geopolítico y metapolítico poderosísimo que no está explotado.[1]


[1] Nobleza obliga y tenemos que rendir homenaje acá al esfuerzo del Prof. Renato Epifanio y quienes lo acompañan en el Movimiento Internacional Lusófono quien desde hace años viene trabajando en la consolidación del portugués como lengua internacional. (www.zefiro.pt

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé



COMENTARIOS
miércoles, 05 de diciembre de 2012

El español vs el castellano.

Solamente me gustaría matizar una cuestión.El castellano fue una expresión de unas identidades culturales consolidadas; en una idea nacional llamada España.
Y es que el español no es sólo el castellano, recogió aportaciones de otras zonas peninsulares y su constitución no se determina sólo por el origen castellano. Decir español enfatiza más el resultado y decir castellano nos hace vislumbrar, el origen. Para cualquiera es evidente que no todo está determinado sólo por los orígenes. Desde el punto de vista de la historia de la lengua es más correcto español.
Pero también es más correcto para hablar coloquialmente y más aún desde ,un espacio de convivencia común, la Hispanidad ( término que no es de raíz latina),pero que es uno de los territorios más grandes y culturalmente más cohesionados del mundo.

Limpia, fija y da esplendor.

# Publicado por: http://circuloviriato.blogspot.com.es/ (Madrid)
martes, 04 de diciembre de 2012

¡¡¡Arriba Ñ!!!

Miguel de la Quadra-Salcedo dijo en una ocasión:´´Uno de los momentos más emocionantes de mi vida fue subir al Machu-Picchu y oir hablar español´´.Sí, allí,se habla español,como en la isla de Pascua,como se habló en las islas Marianas(¿algún ministro sabe donde están?).Ya lo dijo Covarrubias, tenemos un ´´ tesoro de (en)la lengua castellana´´,lástima que nuestros ineptos y acomplejados políticos no se hayan enterado.Y encima el olvido total de esa joya linguística y cultural que es el español de los judíos de Seferad.Excelente artículo el suyo, pero tenga por seguro que ningún ´´responsable´´ político tendrá noticias de él.

# Publicado por: Ángel (Écija--Sevilla)
domingo, 02 de diciembre de 2012

NO TENEMOS VOCACIÓN DE DOMINIO

Alberto, me ha encantado tu artículo y te he escrito. Para el resto de lectores, decir que a los españoles nos falta amor propio, amor a la patria y amos a la lengua. Ese orgullo que nos muestran -muchas veces chulescamente- los anglosajones nos vendría muy bien.

# Publicado por: M Luisa Ottomano Queraltó (Alcalá de Guadaíra)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Cultura
El García Márquez que recuerdo
Tertulia Amigos de El Manifiesto
A los lectores y amigos de El Manifiesto
Los misterios de Georges Simenon
Vuelta al pasado en metro
El gran silencio
WhatsApp (Guasá para los amigos)
Nuevos blogs en El Manifiesto
Espíritu, eros y pragmatismo
El libro "Versómanos": realidades y consecuencias
El Test definitivo para valorar sus conocimientos artísticos
Clooney quiere devolver los mármoles al Partenón..."What else?"
El Haiku: o la condensación poética
Nueva Cena-Coloquio de El Círculo de El Manifiesto. Roberto Centeno en la palestra
Vivir: dando batallas entre refugios e intemperie
Hannah Arendt o la banalidad de la opinión pública
El club de los perros verdes
Andrés Ferret: un desconocido… al que es obligado conocer
¡Embriagaos!
El último rugido de la Fiera
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Salón de los pasos perdidos
"El hereje mudo"
Helena Ortega
Petit-déjeuner chez Angelina
La última década de Verlaine
Nan & Costela
Lejos de Itaca
Cuestión de fe
José Vicente Pascual
1 JAVIER RUIZ PORTELLA
El Proyecto de un mundo nuevo
2 JOSÉ JAVIER ESPARZA
La verdad sobre la "Operación Urbano"
3 Tertulia Amigos de El Manifiesto
4 ¿Y si no hubiera contradicción?
5 Civilización del espectáculo: la banalización de la cultura

Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |