''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 25 de junio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

SERTORIO
"Imagine"

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta

JAVIER R. PORTELLA
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
COMUNIDAD
Renta Básica: ¿una propuesta de izquierdas?

Carlos Martínez-Cava

15 de abril de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

CARLOS MARTÍNEZ-CAVA

 
Estaba resumiendo en pocas palabras esta idea: quien no tiene la existencia material garantizada, no es libre. En poco diferían estas palabras de las que expresó un joven político asesinado en una cárcel de Alicante en noviembre de 1936 : "Sois libres de trabajar lo que queráis; nadie puede compeleros a que aceptéis unas u otras condiciones; ahora bien: como nosotros somos los ricos, os ofrecemos las condiciones que nos parecen; vosotros, ciudadanos libres, si no queréis, no estáis obligados a aceptarlas; pero vosotros, ciudadanos pobres, si no aceptáis las condiciones que nosotros os impongamos, moriréis de hambre, rodeados de la máxima dignidad liberal". Asi lo decía Jose Antonio. Así lo ha dicho Stiglitz. Y ambos tienen razón.
El 15 de enero de 2014 era presentada al Congreso de los Diputados de España una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) que comenzaba así:
La crisis multiplica el número de damnificados por las políticas capitalistas y neoliberales. Ello ha supuesto que 5.977.500 personas se encuentren en  situación de desempleo según datos de la EPA del segundo trimestre de 2013, sufriendo asimismo recortes sociales en sanidad, educación o ayudas a la dependencia […], así como un preocupante aumento de la precarización de las condiciones laborales y los abusos ejercidos sobre los trabajadores. La carencia de empleo y de ingresos constituye uno de los principales motivos de desahucios. Según el Consejo General del Poder Judicial, el número de desahucios en 2012 era de 101.034 y para 2013 estima que el 37,5% será motivado por ejecuciones hipotecarias y el 57,7%, ejecuciones de arrendamiento.”
El objetivo de esa iniciativa es conseguir la aprobación de una Renta Básica en nuestra nación. Sin duda, muchos desconocen tanto la existencia de esa iniciativa democrática como el significado del concepto de “Renta Básica”. Sin duda estamos ante una filosofía económica que resalta el valor de la vida por encima de cualquier interés y posibilidad de lucro, y busca garantizar la libertad de todas las personas al permitir una independencia material mínima.
La gran revolución económica y social del siglo XXI consiste en reducir la pobreza a cero.
Muchas fuerzas políticas y sindicales de izquierda, para responder a la necesidad social de los parados y necesitados, incluyen en sus propuestas proclamas como la del salario social, que de no ser orientado hacia la renta básica, desde el comienzo de la propuesta, es perjudicial a medio plazo. Sin embargo desprecian tal opción, pues no forma parte del terreno que controlan, el del trabajo y el mercado laboral. No veremos a los sindicatos españoles defendiendo a los desempleados: de ellos no cobran cuota; de ellos no obtienen poder para mantenerse también como parte de la casta de este sistema neoliberal donde todos juegan un papel que retroalimenta a unos frente a otros para que nada cambie.
La nueva opción que se plantea es reivindicar otra cultura para hacer frente al sistema neoliberal, y afimar que el neoliberalismo es la consecuencia de desarrollo del capitalismo y de la tecnología. El planteamiento preciso es: dentro de ésta nueva cultura, ¿qué es lo que se puede hacer diferente y válido? Y en este nuevo contexto aparece la opción de la Renta Básica
Ese sindicalismo español (ajado, muchas veces corrupto, y siempre alicorto de miras) que representa a los trabajadores activos  y no a los parados, no a los que están con contratos temporales, mantiene un criterio ideológico sobre el trabajo. Sus representantes no están dispuestos a que el obrero pierda privilegios respecto a los parados. Con echar la culpa a la patronal o al gobierno tienen bastante, y sus negociaciones se encaminan a aumentar el poder adquisitivo de sus afiliados, que son quienes mantienen su sentido sindical y por lo tanto su patrimonio y cargos liberados, que cobran un buen sueldo por su trabajo como sindicalistas. Tal profesionalización ha desvirtuado totalmente la lucha obrera y social
Pero, aún siendo una propuesta, la Renta Básica no acabaría con el capitalismo. Ya lo decía también José Antonio: “El que con la economía capitalista, tal como está montada, nos dediquemos a disminuir las horas de trabajo, a aumentar los salarios, a recargar los seguros sociales, vale tanto como querer conservar una máquina y distraerse echándole arena en los cojinetes. Así se arruinarán las industrias y así quedarán sin pan los obreros “.
Lo que persigue la Renta Básica es poder establecer un suelo mínimo de ingresos a fin de que los trabajadores tengan una capacidad muy superior de negociación con la patronal. Por otra parte, tendería a aumentar el salario de algunas labores para dotarlas de un mínimo atractivo, lo que afectaría a mucha gente, sobre todo a los más jóvenes, que hoy están obligados a aceptar «trabajos basura».
La Renta Básica no acabaría con el capitalismo, pero sería un paso para hacerlo algo muy diferente al actual.
La propuesta presentada ante el Congreso propone una aplicación de la renta básica en dos fases. La primera constituiría lo que podríamos denominar el enfoque pragmático, urgente, sindical, de la aplicación de la renta básica, y consistiría en que quienes no tienen ninguna cobertura cobren lo que la UE entiende que constituye el umbral de la pobreza: 645,33 euros. Asimismo, se igualarían a esa cantidad todas las pensiones y subsidios de cuantía inferior. En las condiciones actuales, esto sería posible con un incremento de gasto público perfectamente asumible sin tocar las bases del sistema económico y social. La financiación de la renta básica de la primera fase no debe salir del gasto en Sanidad o Educación: no es una propuesta liberal para sustituir los servicios públicos por una paga, porque entonces no hablaríamos de renta básica, sino de subsidio-miseria incompatible con una vida digna. La propuesta implica sencillamente terminar con la fiscalidad regresiva, el fraude y el saqueo de lo público, y con la burocracia vergonzante de los actuales subsidios de pobres. Cobrando los impuestos como es debido y unificando el sistema de subsidios, hay dinero más que suficientemente
Para redistribuir como renta básica la tercera parte del PIB y mantener o aumentar el gasto en servicios públicos, el Estado tendría que hacerse con el control directo de cerca de la mitad del PIB, lo cual implicaría probablemente que una parte considerable de la economía tendría que pasar a ser de titularidad pública, incluida la banca. Sin duda, estamos hablando de un cambio profundo cuando hablamos de derecho a una renta básica universal e incondicional, porque colocamos como prioridad social la redistribución de la riqueza sobre la
base de garantizar la dignidad y la libertad de todos los ciudadanos y ciudadanas.
Esto significa, ni más ni menos, que recuperar la soberanía sobre la economía.
Por poner un ejemplo, Alaska, es el único sitio de mundo donde, desde hace 20 años, existe una Renta Básica. Allí cualquier persona, a partir de los dos años de residencia, tiene derecho a recibir una renta fiscal como la que define nuestra asociación: sólo por ser ciudadano residente
La filosofía de la Renta Básica permite soñar con la resolución de muchos problemas actuales. Si hubiera una Renta Básica en estos países africanos, muchos de sus habitantes no necesitarían salir de allí a buscarse la vida, sin saber los resultados trágicos que pueden obtener –
Si no se acepta como única opción posible que la configuración política de los mercados sea la austeridad como un “objetivo” perpetuo, ni que el objetivo de las políticas económicas actuales deba ser reducir los salarios de los trabajadores, ni que deba esperarse 10 años a “arreglar la crisis económica” del Reino, ni que una tasa de desempleo general del 25% y del 55% para la población joven sean inevitables, ni que 22 personas acaparen una riqueza equivalente al 5% del PIB del Reino de España, ni que, por terminar en algún sitio, el fraude fiscal de los ricos sea algo que parece no se pueda combatir… si no se aceptan como justas estas realidades, la opción de garantizar la existencia material de toda la población mediante una RB que representaría una configuración política de los mercados diferente a la actual es una posibilidad por la que vale la pena apostar muy racionalmente.
Un Estado que merezca el nombre de tal debe garantizar un mínimo de subsistencia, lo que asienta la libertad. Por estas razones el mínimo vital no puede ser embargable, ni llevado a ninguna dinámica, judicial o del tipo que sea, por el que un ciudadano lo pueda perder.. La Renta Básica no es una panacea ni una medida milagrosa. Soluciona una parte de los problemas económicos, pero no los de la existencia de cada cual.
Aunque la Renta Básica es defendida por partidos como ERC (de la cual no entendemos su dejación de la “cuestión social” colocando como prioritaria por encima de ésa la pretensión nacionalista y pactando con la burguesía reaccionaria mas multicultural y destructora de identidades que es CiU), debería ser la Bandera más codiciada y levantada por esos movimientos sociales y patrióticos que, en España, y, sobre todo, en Europa están comenzando a hacer oir sus mensajes de soberanía frente a la globalización.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
sábado, 19 de abril de 2014

Lo que nos faltaba...

Me decepciona, señor Martínez-Cava. Pensaba que Ud. estaba a favor de la meritocracia y, ahora, resulta que apoya la implantación de la renta básica universal, o sea, el subsidio para vagos. Y yo le pregunto: ¿quién va a trabajar si existe una renta básica? ¿Para qué voy a deslomarme de sol a sol por 800 euros al mes si por quedarme tranquilamente en mi casa me van a dar 649 euros?

# Publicado por: Juaco (Madrid)
martes, 15 de abril de 2014

Ayudar al ciudadano

Ninguna persona o país sale adelante siendo pródigo y dilapidador. Ser patriota significa amar a su Patria que es su territorio y su gente. Dejan entrar al país a cualquier indigente de cualquier parte del mundo y luego hablan de inclusión social y de planes para mantenerlos. Ningún país puede mantener a todos los indigentes del mundo, por eso debe solucionar el problema de los suyos y limitar la entrada de extranjeros o dejarlo entrar con determinadas condiciones.
Perón trataba de mejorar el país para que haya más trabajo y consideraba que el trabajo debía ser dignificado y bien pagado. Siempre trató de elevar el nivel de los pobres pero por medio del trabajo y del estudio. Decía Peron: ´´De la casa al trabajo y del trabajo a la casa´´. Nunca fomentó la delincuencia ni el mal vivir. El que defiende a la delincuencia no es peronista. Y los que están actualmente en el gobierno son gente que trabajaba para gobiernos extranjeros y que el General Perón combatió y como simbolo de que no los quería los echó de la Plaza de Mayo. Peron era un patriota y no un vende patria como son los de ahora.


# Publicado por: Facundo Daniel Romano (Rosario)
martes, 15 de abril de 2014

Lo que nos faltaba

No a la renta básica ciudadana. Todos borregos dependientes del poder político para vivir, ¿es eso lo que quieren? Para garantizar a todos los ciudadanos un mínimo de subsistencia hay otras vías. Europa en general y España en particular necesita menos Estado, no más. Esto no quiere decir que el Estado (lo escribimos con mayúscula, como si fuera Dios), no exista. Hay que debatir ... Vgr. la propuesta de Juan Ramón Rallo.

# Publicado por: Vivarium (León)
martes, 15 de abril de 2014

Que mala idea

Eso eso que el dinero vienedel cielo,solo nos faltaria eso,una renta para
los que la necesiten,sacada de los sufridos trabajadores,que viendo el sistema,saldrian del mercado laboral y con esta renta,mas el trabajo sumergido,la ruina completa del país,vamos que no se pagarian pensiones,no habria inversiones para sanidad ni obras pública,en fin un pan como unas tortas.El dinero hay que sudarlo,los inventos con agua de selz.

# Publicado por: josepxicot (Barcelona)
martes, 15 de abril de 2014

Pero usted ¿en qué país vive...?

Lo que le faltaba a esta sociedad nuestra, de la cultura del mínimo esfuerzo, es que cualquiera tenga resuelta su economía sin ningún esfuerzo... ¡Claro! y luego, sobre ese regalo al que nada aporte al Estado, encima le dejamos construir su economía sumergida de ladrillo y comercio ambulante ¿no?

# Publicado por: Alfonso (Sevilla)
martes, 15 de abril de 2014

¿disculpe?

¿de dónde salen los miles de millones necesarios para semejante lactancia, dice?
¿De exportar qué? ¿de cultivar qué? ¿de subir qué impuestos? ¿a quién?
Seamos serios. Meritocracia, no mediocridad igualitaria (envidia)

# Publicado por: Andrés (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Comunidad
Patente de corso
Fornique usted con robots
De hippy a facha
Del matrimonio conservador al progre
Nenes mimados, adultos blandengues
Google, Facebook, tu portátil, tu televisor... te ven, te escuchan, te siguen
Ratas y excrementos en la comida del súper
El caos
La homofobia progre
Marine Le Pen
El progresismo, enfermedad terminal del izquierdismo (y II)
El progresismo, enfermedad terminal del izquierdismo (I)
Todos al cole
Los periodistas progres apoyan a las multinacionales. Pero sus lectores las atacan
Una aproximación al populismo
Defensa de los populismos
Intrusos en casa y otras impotencias
La salvación de la cultura europea. ¿A través de la comunidad o de la individualidad?
Mi reputación
Un joven obrero explica su paso de la extrema izquierda al patriotismo de derechas
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
"Imagine"
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta
3 Patente de corso
4 ¿De verdad la economía pública es el demonio?



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |