''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Sábado, 24 de junio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

SERTORIO
"Imagine"

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta

JAVIER R. PORTELLA
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
IDENTIDAD
Inmunda instrumentalización de un cadáver infantil

El niño cuyo padre quería ir al dentista


Pocas horas después de conocerse la muerte del niño sirio cuyos padres se iban a Europa en patera, hablaba la hermana del padre. La familia, residente desde hace tres años en Turquía, había decidido marcharse a Europa contra vientos y mareas por una decisiva razón: el padre tenía que arreglar su dentadura.
Charlotte d´Ornellas

7 de septiembre de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

CHARLOTTE D´ORNELLAS


Apenas el pobre niño había tenido tiempo de exhalar su último aliento y ya la foto de su cuerpecito ahogado era publicada en toda Europa, a la vez que se convertía en instrumento de culpabilización masiva. En el preciso momento en que los europeos empiezan a comprender que su sobrevivencia se juega en cada nueva oleada migratoria, los carroñeros lanzan la foto de un cadáver infantil cuya historia todo el mundo ignora aún.
Lo que se sabe al comienzo es que el niño es sirio, originario de la ciudad kurda de Kobané, violentamente atacada por el Estado islámico en varias ocasiones y especialmente el pasado mes de junio. También se sabe que el mar ha arrojado su cuerpo a una playa turca mientras sus padres intentaban huir a Europa. En pocas horas la foto se ha convertido en la de la “vergüenza”. Las cadenas radio-televisivas repiten su nombre unas tras otras, los políticos prometen lo imposible y Europa se convierte en la gran culpable. Todos a una: ministros, cantantes, actores, presentadores, periodistas y hasta obispos. Un niño ha muerto al otro lado del mar y, además de llorar, cada europeo tiene que estar avergonzado y abrir las puertas de su salón.
Y los sinvergüenzas que organizan el lloriqueo culpabilizador son los mismos que fomentan desde hace cuatro años y medio una sangrienta guerra en Siria, en nombre de “los derechos humanos”, sin oír el grito aterrado de los sirios, cada vez más amenazados por unos islamistas procedentes del mundo entero y que cuentan con el aval —así sea pasivo— de las grandes potencias occidentales.
Este niño es, en primer lugar, una de las numerosas víctimas de una guerra alentada por quienes quisieran hoy hacernos cargar con el mochuelo y a quienes les importan un bledo los miles de niños sacrificados en aras de su criminal política internacional en Oriente Medio. Son los mismos que se callan, por lo demás, cada vez que un europeo muere a manos de un extranjero.
Este niño no es ciertamente la víctima de una política de restricción de la inmigración que cada vez desean un mayor número de europeos. Es más bien víctima de lo contrario: de un laxismo migratorio que ha hecho creer a su padre que valía la pena correr tan altos riesgos para alcanzar el país de Jauja llamado Europa.
Porque pocas horas después de la locura emotiva, hablaba la hermana del padre. Resulta que la familia vivía desde hace tres años en Turquía, y proyectaba irse a Canadá. Finalmente fue, sin embargo, Europa el destino escogido. Y ello por una simple y vulgar cuestión: el padre tenía necesidad de ir al dentista. La culpabilización puede acabar ahí: el hombre no huía de ningún país en guerra.
¿Y qué respuesta ofrecen los dirigentes de esta Europa sumergida por oleadas de inmigrantes? ¡Venid, venid, cuantos más, mejor! Tomad desmedidos riesgos para penetrar en países agotados y ya superados por flujos incontrolables de inmigrantes. Es porque en Europa algunas almas bellas culpabilizan a sus pueblos y fomentan una invasión imposible de asumir, por lo que a miles de kilómetros un padre ha tomado el riesgo de ver morir a sus hijos. Esto es todo.
Si por algo deben los europeos sentirse culpables es por haber llevado al poder desde hace décadas a unos políticos que se han hecho los reyes del arte del suicidio colectivo impuesto mediante la manipulación de cadáveres.
© Boulevard Voltaire


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 07 de septiembre de 2015

El cuello

Como colofón, aquí les dejo este video, cargado de presagios:

https://www.youtube.com/watch?vFd3KzKvPHOE

Si sienten escalofríos al verlo, no me extraña.

Por lo demás, poco que añadir. Un artículo muy certero.




# Publicado por: El Disidente (Madrid)
lunes, 07 de septiembre de 2015

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y SU RESPONSABILIDAD

Hoy en día no hay periodismo responsable, solo sensacionalismo y partidismo de una prensa que en general ha dejado de ser imparcial.
Si yo me hubiera encontrado con el cadaver de ese pobre niño, o de cualquier otra criatura, jamas se me hubiera ocurrido fotografiarlo,ni pensar en los beneficios economicos que la foto me pudiera reportar. Quizas yo sea excesivamente pudorosa, pero hay algo de inmoral en la exposición de estos dramas humanos. Ese periodista, dejo de lado su conciencia, su ética y solo penso en los beneficios que le aportaría la foto de un niñito muerto, explicandola con una historia que no se correspondia con la verdad. ¿Drama? por supuesto que sí. Y una familia destruida, todos muertos menos el responsable directo de ese viaje suicida. Cuando empezo la Primavera Arabe en Tunez con la inmolación pública de un hombre, la prensa dijo que habia sido por desesperación económica. Meses después en un programa de TV diferentes explicarón que el hombre se quemo por fanatismo, que su economía siempre estuvo bien. A la pregunta del conductor del programa sobre este tema, todos los periodistas confesarón saber la verdad, pero nadia la habia publicado.

# Publicado por: Cecilia Miguel (Vinaròs)
lunes, 07 de septiembre de 2015

Probos progres

Dicen que una feminista es una mujer que mientras se baja las bragas te está dando un discurso sobre los niños hambrientos de Biafra.

# Publicado por: Izquierdoso Hereje (Madrid (España))
lunes, 07 de septiembre de 2015

No es pasivo

´´Y los sinvergenzas que organizan el lloriqueo culpabilizador son los mismos que fomentan desde hace cuatro años y medio una sangrienta guerra en Siria, en nombre de ´´los derechos humanos´´, sin oír el grito aterrado de los sirios, cada vez más amenazados por unos islamistas procedentes del mundo entero y que cuentan con el aval así sea pasivo de las grandes potencias occidentales.´´

No es pasivo:

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/05/27/actualidad/1369684278_142009.html

Por lo demás gran artículo.

Y mientras tanto:

http://www.abc.es/internacional/20150906/abci-netanyahu-rechaza-refugiados-201509061436.html


# Publicado por: Osvaldo (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Identidad
Europa estará muerta en 20 años
El chollo de ser inmigrante en España
Si es usted progre, debería hacerse de la derecha populista
Bastiones musulmanes de Francia que ya no son franceses
Quieren prohibir las procesiones de Semana Santa: "esa ofensa al islam"
Maestras con hiyab y otros disparates
La Gran Sustitución
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Priority Pass
La Comunidad de Madrid felicita la Navidad con multas de 45.000 € por ofensas "xenófobas"
"Soy feminista moderna"
¡Deplorables de todos los países, uníos!
Lo que el latín une, que no lo separe el progre
Materialmente mejor que nunca
Un informe de la ONU llama a sustituir la población europea con inmigrantes
Alemania: epidemia de violaciones por parte de los "refugiados"
Orlando: los agentes de seguridad, ¿un peligro para la seguridad?
Austria: nunca un partido identitario había llegado tan lejos
Autoflagelarnos
"¡Gloria a Alá!", rezan ya los autobuses londinenses
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
"Imagine"
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta
3 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
4 Patente de corso
5 ¿De verdad la economía pública es el demonio?



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |