''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 24 de julio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
En 1958 daba risa el islamismo
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

ALAIN DE BENOIST
La política, la moral y la moralina

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El hombre sin atributos

SERTORIO
Muerte de un poeta
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
Autores indie

elmanifiesto.com

17 de septiembre de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

Por recomendación de mi amigo Francisco Portela, estoy leyendo una novela meritoria, Ojo por ojo, publicada en Amazon con el seudónimo de Peter Joseph. El argumento es sólido, la trama está muy bien organizada, los personajes quedan trazados con precisión y se desenvuelven con soltura, la época en que se desarrolla la acción resulta sugerente... En fin, que cuenta con todos los elementos necesarios para ser una buena novela, de las que pueden dar excelentes resultados a una editorial. Sin embargo, el autor (ya te digo, desconozco quién es el tal Peter Joseph), ha preferido publicarla por su cuenta y riesgo, por si acaso, por si suena la flauta. Digo yo que pensaría eso: casi nada que perder y mucho que ganar. Pero la flauta no sonará, temo.

Puede que el ya tres veces mentado autor anónimo se desanimase en la tarea de buscar editor, que la novela llevara dos, tres o cuatro años en espera del sí quiero editorial; no lo sé. De lo que estoy seguro es de que Peter Joseph se equivocó el día que decidió adoptar ese alter ego para colgar su obra en Amazon. Porque justo lo que le falta a Ojo por ojo es, paradoja sobre paradoja, un editor. Mejor expresado, o con claridad para que todos nos enteremos: la novela adolece de algo tan básico como es el trabajo editorial previo a la publicación. Hay párrafos mal construidos, escenas que quedan a medias, algunas digresiones innecesarias, lugares comunes y frases hechas en exceso, situaciones forzadas, elipsis demasiado artificiosas, erratas soslayables siempre y cuando las vean otros ojos, nunca los mismos que estaban fijos en la pantalla cuando se escribía la historia. Todo eso tiene y todo eso le sobra a esta novela. Por no hablar de un problema técnico que, también, habría resuelto cualquier editor avezado en su oficio: algunas "fuentes", motivos de estímulo, referentes literarios, están demasiado a la vista: Malditos bastardos, de Tarantino; La decisión de Sophie, de Styron; Hannibal, el origen del mal, de Webber...

La autoedición es una salida que siempre está ahí. Una mala salida muy concurrida. No tiene mayor importancia que cientos, miles de novelas escritas en ratos libres por aficionados a la escritura acaben en esas plataformas cajón de sastre; incluso es una buena cosa, porque se fomenta la afición literaria y se ofrece el incentivo al autor principiante (muy, muy principiante), de "publicar" su obra en caso, ya desesperado, de que ningún editor la quiera en su catálogo. Pero una cosa deberían tener presente los autores independes: si no se ha pasado el filtro selector de las editoriales, si la obra no ha merecido el esfuerzo de una lectura y edición profesional, así como la inversión ajena de quien confía en sus posibilidades comerciales (sin que ahora importe a qué público vaya dirigida la obra, consumista, zascandil o exigente,); si ninguno de esos niveles se ha superado... difícil será que el resultado pase de meritorio a sobresaliente.

Yo deseo toda la suerte del mundo a Ojo por ojo, porque la merece. Pero también digo a su autor (a lo mejor hasta lee estas líneas): es una pena, un gran dispendio, que esa novela esté en Amazón y no en una editorial que lo valga y donde, en verdad, se haga valer y demuestre lo que ciertamente vale.

Vale.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Lejos de Itaca
¿Madre no hay más que una?
Del azul nacen los caballos
Heterodoxia
Control mental - El arma oculta de las élites
Cervantes, inventor del doctor Watson
Cicatriz
La dependencia de Cataluña
Un país imaginario
Muerte o muerte
Capitalismo, mentira, mito y realidad
"Rebeldes", la seducción de la aventura
La fantasía de la razón en el universo holmesiano
Los bárbaros
El vuelo del águila
El PP se suicida
Este artículo, hace cuatro días, se titulaba "El PP salva los muebles"
Podemos, un partido para los días de fiesta (II)
Podemos, un partido para los días de fiesta (I)
Algo por la vida, la verdad y la belleza
Destruir lo comunitario, destruir al individuo
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 ALAIN DE BENOIST
La política, la moral y la moralina
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El hombre sin atributos
3 MATHILDE FORESTIER
¡Identitarios de Europa, uníos!
4 Los otros refugiados



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |