''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 26 de marzo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Perderéis como en el 36

JAVIER R. PORTELLA
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario

JESÚS J. SEBASTIÁN
El laberinto de la identidad europea
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
MUNDO Y PODER
Estar en guerra


Dejarán de matar impunemente cuando sepan que la respuesta puede ser terrible, pero también cuando se entienda que cada Cultura, cada camino en la Historia necesita ser respetado sin que la marcha de ese mercado global arrase con todo y todos.
CARLOS MARTÍNEZ-CAVA

17 de noviembre de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

CARLOS MARTÍNEZ-CAVA


Muchos se preguntan cómo explicar a sus hijos qué ha ocurrido en Paris y por qué. Muchos son incapaces de articular la palabra “guerra”. Englobar en el término “terrorismo” o “islamista radical” la masacre es una forma más de obviar algo que viene evidenciándose desde hace años.
Entiendo que la educación impartida desde el 68 impide hacer inteligible a un ciudadano normal de cualquier gran urbe europea el sentido profundo de sentirse atacado o la obligación de responder al ataque con la correspondiente movilización de medios militares.
El ocultamiento de una parte consustancial a la naturaleza humana como es la defensa del territorio propio, algo que en etología es tan fácil de explicar por los científicos respecto al comportamiento innato de los animales, hurta las respuestas e impide canalizar el sentimiento de asombro, rabia o desconcierto en el que se suma una población atacada.
Esperar que la “negociación política” o los ataques aéreos de aviones que prácticamente se pilotan solos solucione el dolor causado es no entender nada.
Muchos son los factores que se han secuestrado a los europeos respecto a la comprensión de todo lo que ha venido ocurriendo en Oriente Medio y naciones limítrofes, donde petróleo, energía nuclear, demografía o simple apetito de poder se han conjugado para causar gran sufrimiento en pueblos que, sin la intervención occidental, venían solucionando muy bien sus problemas.
Ha sido en estos últimos años, al desequilibrarse el tablero del gran juego, cuando se ha conocido quién financió originalmente el llamado Estado Islamico y con qué fines.
No podía pasar mucho tiempo sin que ese monstruo armado se volviera contra quien lo creo, llamado por sus grandes ciudades, su elevado nivel de vida, su facilidad para entrar y salir de él. Y, sobre todo, por el efecto llamada efectuado desde los sistemas capitalistas para que multitudes de migrantes encontraran otra forma de vida dentro de las poblaciones europeas. El efecto sustitución demográfica comenzó hace tiempo. Y con él, la farsa de las sociedades multiculturales.
¿Qué hacer ahora?
De todos los mensajes que se han escuchado tras la masacre ninguno tan pleno de sentido común como el de Marine Le Pen –curiosamente tan silenciada y censurada en España que quien puede alcanzar la presidencia del Eliseo, no exista en la vida política francesa-.
Marine ha dicho:
Francia y los franceses ya no están seguros, es mi deber decirlo. Y como medidas de emergencia: Francia debe finalmente determinar cuáles son sus aliados y cuáles son sus enemigos. Sus enemigos son los países que mantienen relaciones amables con el islamismo radical. También son los países que tienen una actitud ambigua con las organizaciones terroristas. Todos quienes los combaten son aliados de Francia y deben ser tratados como tales.
”El presidente de la República anunció el estado de emergencia y el control temporal en las fronteras. Eso es bueno. Pero, pese a lo que diga la Unión Europea, es indispensable que Francia recupere el control de sus fronteras nacionales, definitivamente. Sin fronteras no hay ni protección ni seguridad posible.
”Francia se ha vuelto vulnerable. Debe rearmarse porque desde hace demasiado tiempo sufre un colapso programado de sus capacidades de protección y defensa, frente a amenazas predecibles y crecientes.
”Francia debe restablecer sus medios militares, de policía, de la gendarmería, de inteligencia y de aduana.
”El Estado debe poder volver a asegurar su misión esencial de protección de los franceses.
“Por último, el fundamentalismo islámico debe ser destruido. Francia debe prohibir las organizaciones islamistas, cerrar las mezquitas radicales y expulsar a los extranjeros que predican el odio en nuestra patria, así como los clandestinos que no tienen nada que hacer en ella.
”En cuanto a los binacionales participante de estos movimientos islamistas, deben ser privados de su nacionalidad y prohibir su entrada en nuestro territorio.
”Mis queridos compatriotas, somos un pueblo valiente. La Nación debe estar unida en esta prueba.
”Más allá de las palabras es la acción fuerte e implacable la que protegerá a los franceses y perpetuará esa unidad.”
Para obtener la legitimidad de ejercicio politico hay que devolver esa soberania de la que habla Marine Le Pen. Ninguno de los gobernantes actuales la tiene. Todo es una farsa orquestada donde los sentimentalismos, ese juego del minuto de silencio, ese “paz y amo” se vuelve contra el propio pueblo que ha sido atacado.
Nunca en toda la historia occidental se ha contemplado tanta rendición espiritual como la actual.
El enemigo podrá ser derrotado. Pero antes hay que vencer al enemigo interior, ése que habita dentro de todos los que alzan una mano blanca o guardan inútiles silencios cuando la sangre empapa las calles.
Quizá, también, ese enemigo no es quien aprieta el gatillo sino quien ha utilizado y armado esos pueblos buscando el beneficio y bienestar con que se adornan muchos pueblos de Occidente.
Para entonar la Oración de los Caidos de Pericles hay que volver a sentirse Comunidad, algo que el materialismo liberal se ha encargado muy bien de liquidar desde hace décadas.
Solo quien entiende la muerte entiende la vida sin que ni una ni otra sean lo más supremo.
Dejarán de matar impunemente cuando sepan que la respuesta puede ser terrible, pero también cuando se entienda que cada Cultura, cada camino en la Historia necesita ser respetado sin que la marcha de ese mercado global arrase con todo y todos.
Europa volverá a SER cuando recupere ese espíritu fáustico que nos hizo ser lo que somos y hemos , en gran parte, olvidado.
Estar en guerra no es empuñar las armas. Es un estado del espíritu para afirmarse como Pueblo.
Francia, Europa están en guerra, pero todavía no lo saben porque las flores, las velas, los minutos de silencio impiden tomar conciencia de la urgencia del despertar. 

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 18 de noviembre de 2015

Gabachas

Esto son las mujeres gabachas que sólo se encaman con moritos.

# Publicado por: Progre Descarriado (Madrid, España)
martes, 17 de noviembre de 2015

natalidad

´´En el sur de Francia el 30 de la población menor de 20 años son musulmanes, y en algunas grandes ciudades, como París, Niza y Marsella, llegan al 45. En todo el país, el 50 de los nacimientos son de origen musulmán. Se pronostica que en el año 2027 la mayoría de la población será musulmana. En Bélgica, actualmente el 50 de los nacimientos son de familias musulmanas.´´

TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC

# Publicado por: roderic (Madrid)
martes, 17 de noviembre de 2015

Para J.A. Martínez

Estimado lector, el Corán está lleno de versículos malistas, y también de versículos buenistas. Del mimo modo, la Biblia y el Bagavad Gita.
De los pocos libros sagrados con sólo versículos buenistas es el Tao Te King.
En estos momentos ya no es tiempo para opinar mucho, esperemos que el buen Dieu (católico, y un poquito hugonote, también) acompañe al ejército galo.

# Publicado por: Progre Descarriado (Madrid, España)
martes, 17 de noviembre de 2015

sorprendente

Veo con sorpresa cómo algunos echan de menos esa fanatización que justo es la que permite morir matando. Que haya que afirmarse como pueblo, es decir, como borrego, para contrarrestar a una panda de fanáticos que utilizan un texto como pretexto para rebentar matando no me parece muy adecuado. A lo mejor esto se resuelve como dice Hollande, con muchos más policiás.

# Publicado por: miguel (madrid)
martes, 17 de noviembre de 2015

GOBERNANTES HIPÓCRITAS

Me apabullaron las muestras de solidaridad con los 240 civiles rusos asesinados por el EI hace un par de semanas.Rajoy,Merkel,Hollande y Cámeron volcados,y los edificios oficiales con las banderas a media asta e iluminados con la bandera rusa.También un poco antes cuando hicieron lo mismo con las decenas de sirios muertos en atentados por el EI en bazares,escuelas etc.Impresionante ver la bandera siria en la Zarzuela y la Moncloa.Ah,perdón, que lo he soñado.

# Publicado por: Jesús Javier CM (Navarra)
martes, 17 de noviembre de 2015

Nadie se va a despertar

En Europa nadie se va a despertar. No existe nada de lo que despertar. Todo lo que cabe esperar es que acabe cuanto antes.
Ya lo creo que estamos en guerra. Una guerra que hemos creado y alimentamos cada día con la ´´libertad´´ y estupidez de la que nos servimos para vivir, (para hacer el ridículo y mostrar toda clase de incapacidad). Una guerra que no vamos a ganar. Una guerra que, a cada paso, perdemos porque somos los campeones de la estulticia vital. Una guerra que no duraría más allá de un par de jornadas si dispusieran tan sólo de un par de armas de fuego sofisticadas. Y un ruego que no me van a conceder, ¡Que los Medios de Comunicación dejen de dar la lata!. Provocan angustia, y naturalmente, más y más necedad. Son, en realidad, fábricas de hartazón, ilusa felicidad y nefandez sin fin.

# Publicado por: Miguel (Toledo)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Mundo y poder
Video electoral de Marine Le Pen
Donald Trump cumple sus promesas
Seis meses de cárcel por manifestarse contra una agresión sexual cometida por un migrante
¿En que consiste la Alt-Right?
Rusia: ese "pequeño país"… de mayor inteligencia
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (y II)
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (I)
La oligarquía sigue tropezando
Lo que ha pasado en Austria
Compañero Fidel
John Wayne cruza el Rhin
Sólo los kurdos luchan para liberar Mosul
Arabia Saudí invierte 8.000 millones en difundir el islam más sectario
1.700 emails de Hillary Clinton prueban que vendió armas a Daesh
Impactantes revelaciones sobre EE. UU. y el terrorismo islámico
Aurora política en Europa
Islandia : una comunidad contra la oligarquía globalizadora
La tercera posición está muerta
Terrorismo, refugiados y guerra siria
Irlanda: el Alzamiento de Pascua de 1916
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Perderéis como en el 36
2 Google, Facebook, tu portátil, tu televisor... te ven, te escuchan, te siguen
3 La crisis de la derecha política: modernidad y posmodernidad
4 El secreto de los populistas



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |