''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 24 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
De marimantecas y lloronas

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Juan y Medio
 
Ya que tanto les gustan las leyes…

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nunca hubo genocidio español en América
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
La papilla electoral


Nada, pese a las apariencias, ha cambiado con el resultado de las elecciones de hace una semana. Salvo que el país se ha hecho ingobernable.
Javier R. Portella

28 de diciembre de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JAVIER R. PORTELLA


Nada, pese a las apariencias, ha cambiado con el resultado de las elecciones de hace una semana. Salvo que el país se ha hecho ingobernable al no desprenderse de las nuevas Cortes ninguna mayoría suficiente para formar gobierno. Pero que no cunda el pánico: cualesquiera que sean las triquiñuelas y chanchullos que sea preciso montar, andan todos tan ávidos de poder, tan sedientos de sus prebendas, que acabarán encontrando tarde o temprano alguna que otra componenda.
Nada, en efecto, ha cambiado a raíz de las últimas elecciones, como nada cambia nunca, ni en España ni en otros países, a raíz de las elecciones que organiza la democracia y en donde es rarísimo que se produzca algún cambio realmente sustancial.
Nada ha cambiado: todo chapotea en la misma papilla de un nihilismo vacío y gris, sin proyecto y sin Destino. Salvo que la papilla –ésa en la que la “derecha” y la “izquierda” se confunden en un mismo proyecto carente de Proyecto– es más viscosa, más espesa que nunca.
Pero... ¿qué pasa con los nuevos partidos que han irrumpido con fuerza en la escena política? ¿Qué pasa con Ciudadanos, en lo que se denomina la “derecha”, y con Podemos, en lo que se llama la “izquierda”? Aparte de que la mitad del electorado ha seguido votando a las dos grandes momias de siempre (PP y PSOE, más conocidas por PPSOE), no cabe duda de que el surgimiento de estos nuevos grupos representa toda una novedad; salvo que sus dos rostros son copia fidedigna de los antiguos, una vez recibidos los correspondientes botox y peelings que le dan un aire “joven”, “dinámico”, “desenvuelto”, “no corrompido” (¡si aún no ha habido tiempo, por Dios!).
¿Incluso en el caso de Podemos, se preguntarán un poco molestos mis amigos populistas de allende los Pirineos? Sin duda alguna, Y, sin embargo, hay que reconocerlo: parece seria –he dicho: “parece”– la impugnación del capitalismo emprendida por Pablo Iglesias y sus amigos. Hasta parece insertarlos en las filas de la antigua izquierda revolucionaria, por más que uno tenga que preguntarse si, en sus manos, el país no se vería sumido en una miseria y en un caos análogos a aquellos en los que los dirigentes chavistas, cuyas conexiones con Podemos son más que manifiestas, han sumido a Venezuela. Sea como sea, lo que está claro es que esta gente no son unos pijos progres más –como tampoco lo son, desde luego, Chávez, Maduro o un cierto Castro.
Ahora bien, si por sus ideas económicas los podemitas no son unos pijos progres, sí lo son, y de manera absoluta, por sus ideas sociales o, más exactamente, “societales”, como se las llama en Francia, como lo prueban, por cierto, los meses ya pasados en el poder por las dos alcaldesas de Madrid y Barcelona. La ideología del género es su ley, mientras que la inmigración de asentamiento representa para ellos el mayor de los bienes. Si alguna vez esta gente alcanzara el poder, serían convoyes de barcos los que partirían de nuestras costas para ir a buscar a las masas inmigrantes en sus propios países. Lo cual contaría probablemente con el apoyo indiferente de nuestro pueblo. El de un país –el único en toda Europa–  donde, con la excepción de algunos grupúsculos insignificantes, ni una sola palabra se dice sobre la cuestión inmigratoria, ni a favor ni en contra, en el curso de las campañas electorales, la última, por supuesto, incluida.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
Ya que tanto les gustan las leyes…
La paradoja de la Cataluña identitaria y… nihilista
La Cataluña sometida a la dhimmitud
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Ada Colau sigue combatiendo al monstruo turístico
El fascismo y la libertad
José Antonio Primo de Rivera: el político que amaba la poesía
La mayor de las Casualidades
¿Alcaldes rojos?
Asciende Podemos. ¿Peligra el Sistema?
El mayor delito de Rodrigo Rato no es el que se cree
Semana Santa: cuando se entremezcla lo pagano y lo cristiano
Nuestras «élites» alientan la infamia del «arte» oficial
«Dios ha muerto», pero los dioses renacen
El que dice "Patria" con orgullo también dice lo que dicen los pro etarras que con él están
"Podemos" no puede con lo sagrado
¿Un islam bueno… y otro malo?
Marine Le Pen echa un cable a Podemos y a Syriza
Los globalizadores mundialistas, peores que los nacionalistas patrioteros
Plebe rica y plebe pobre
Hungría: una gran revolución conservadora en marcha
"¿Qué dicen de nosotros en Madrit?"
Hace hoy 25 años caía el Muro. Caía el comunismo
¡A la cárcel los piropeadores!
Debate sobre paganismo y cristianismo
Un 90% de franceses aprueban la eutanasia
Felipe VI, primer rey laico-republicano de la Cristiandad
Aún existen los Pirineos
Dos preguntas decisivas. Sin responderlas, nada podrá cambiar jamás
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
A degüello
2 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nunca hubo genocidio español en América
3 FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Elogio de Polonia
4 La Cataluña española se afirma y resiste
5 ¡Suena el Himno Nacional —con su letra— en las calles de Barcelona!



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |