''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 17 de enero de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
"Soy feminista moderna"
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JOSÉ JAVIER ESPARZA
La conquista de Granada

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Don Claudio Sánchez-Albornoz: República vs. Frente Popular

ANTONIO MARTÍNEZ
¿Tienen futuro los periódicos de papel?

ALBERTO BUELA
Nicolás Gómez Dávila: elogio del reaccionario
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
MUNDO Y PODER
La cultura y el arte florecen en el gran norte

Islandia : una comunidad contra la oligarquía globalizadora

Rituales paganos en Islandia

Es excepcional entre los islandeses la proporción de poetas, músicos y artistas; contrariamente a lo que sucede en las sociedades multiétnicas, casi no existen ni el paro ni la criminalidad violenta.
Anatoly Livry

22 de junio de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ANATOLY LIVRY


Islandia, esta isla situada entre Europa y América, casi nunca es citada por los medios del Sistema. Algunos escandinavistas atribuyen esta omertà periodística a la decisión islandesa, adoptada en referéndum, de no reembolsar las deudas bancarias, a las que el pueblo islandés antepuso casi por unanimidad el bienestar de la nación.
Los analistas del caso islandés se limitan a este acontecimiento, apartándose seguidamente de esta tierra, y no sin razón. Porque si quisieran escrutar honestamente a Islandia desde el punto de vista de un filósofo, de un historiador, de un demógrafo o d un geopolítico, los gobernantes de nuestro mundo se verían obligados… ¡a echar una bomba atómica sobre esta isla! En efecto, toda su existencia es “criminal” a ojos de nuestras religiones contemporáneas que preconizan el mestizaje forzoso de los pueblos blancos.
Islandia es habitada por unas 350.000 personas, casi el 99% de las cuales se consideran “parientes”. Islandia prohíbe la inmigración de fuera de Escandinavia, lo cual significa una medida puramente racialista respecto a los extranjeros que acoge: tienen que ser del mismo origen, cultura y lengua que los autóctonos —lo cual no les impidió a los islandeses conceder excepcionalmente el asilo político y la ciudadanía a un profeta askenazi privado de su pasaporte estadounidense, Boby Fischer. La inmunda Convención de Ginebra de 1951 sobre los refugiados —convención totalmente inadaptada la humanidad de después de la Guerra Fría— no rige, de facto, en tierras islandesas: hay algunos “refugiados” que se encuentran temporalmente ahí, pero son expulsados los más rápidamente posible.
La Iglesia luterana de Islandia no está separada del Estado. Es más: se acepta oficialmente el arraigo espiritual y étnico, como lo muestra la autorización, otorgada hace cuarenta y tres años a los sacerdotes del panteón nórdico, de celebrar ritos de paso iniciático: nacimiento, matrimonio y fallecimiento.
Islandia es, pues, actualmente el perfecto ejemplo de cómo puede prosperar un pueblo nórdico que rechaza el mestizaje: es excepcional entre los islandeses la proporción de poetas, músicos y artistas; contrariamente a lo que sucede en las sociedades multiétnicas, casi no existen ni el paro ni la criminalidad violenta; son casi inauditas en el mundo occidental la belleza física y la resistencia psíquica de los islandeses.
Es precisamente gracias a esta solidez espiritual y a este comportamiento de un pueblo que se considera como una gran familia por lo que los islandeses han sabido resistir al terror financiero de oligarcas alógenos, prefiriendo una disminución significativa del salario medio y rechazando totalmente lo que los tiranos locos de la globalización llaman el “crecimiento”.
© Eurolibertés

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 22 de junio de 2016

Islandia

Islandia es una socialdemocracia identitaria.


# Publicado por: Progre descarriado (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Mundo y poder
Seis meses de cárcel por manifestarse contra una agresión sexual cometida por un migrante
¿En que consiste la Alt-Right?
Rusia: ese "pequeño país"… de mayor inteligencia
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (y II)
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (I)
La oligarquía sigue tropezando
Lo que ha pasado en Austria
Compañero Fidel
John Wayne cruza el Rhin
Sólo los kurdos luchan para liberar Mosul
Arabia Saudí invierte 8.000 millones en difundir el islam más sectario
1.700 emails de Hillary Clinton prueban que vendió armas a Daesh
Impactantes revelaciones sobre EE. UU. y el terrorismo islámico
Aurora política en Europa
La tercera posición está muerta
Terrorismo, refugiados y guerra siria
Irlanda: el Alzamiento de Pascua de 1916
El destino de Hungría y de Europa
Las verdaderas razones de la retirada rusa de Siria
La revisión del gramscismo de derechas
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Julien Freund o la imaginación del desastre
2 Intrusos en casa y otras impotencias
3 ANNA GRAU
Toros, arte y vida
4 Defensa de los populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |