''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 22 de febrero de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
Los vascos en el 98: lo que nunca se recuerda

JAVIER R. PORTELLA
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos

JOSÉ VICENTE PASCUAL
De profesión, paridora
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
NACIÓN
El Cid era catalán


Hay en Cataluña un chiringuito subvencionado, Instituto Nova Historia, que, aunque no se adorna con los laureles del rigor, proporciona en cambio un material humorístico de primer orden.
Arturo Pérez-Reverte

24 de junio de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ARTURO PÉREZ-REVERTE


Como algunos de ustedes saben, me gusta mucho la Historia; sobre todo, porque sin ella es imposible considerar el presente. Sin Tácito, sin Pérez del Pulgar, sin Michelet, se haría muy cuesta arriba saber cómo diablos, para bien o para mal, el ser humano ha llegado hasta aquí. Diversión y amenidad aparte –elementos nada desdeñables–, la Historia proporciona claves para comprender y comprendernos. También, lucidez crítica y cierto analgésico consuelo. Una especie de resignación culta ante lo inexorable. Por eso en casi todas mis novelas, de forma explícita o implícita, late la Historia como enigma, como clave. Como elemento de fondo.
Sin duda, desde el principio, la Historia ha sido manipulada por unos y otros. Nada escapa a eso. De ahí que sea importante no tragarse una fuente a palo seco, sino abrir el abanico, leer mucho, comparar y oponer autores diversos. Diferentes puntos de vista. Nada hay menos digno de confianza ni más peligroso que quien lee un solo libro. Leer muchos otorga lucidez crítica, fundamental a la hora de moverse por el impreciso paisaje de la memoria y de la vida. Ayuda a extraer lecciones, digerir contenidos, detectar manipuladores. Y también a detectar imbéciles.
Hay en Cataluña un chiringuito subvencionado, Instituto Nova Historia, que, aunque no se adorna con los laureles del rigor, proporciona en cambio un material humorístico de primer orden. Que sus miembros carezcan de sentido del humor lo hace más divertido todavía. Ese Instituto celebró hace poco un congreso financiado por ERC, con objeto de demostrar científicamente que la nación catalana –de cuya existencia, por otra parte, no dudo– está detrás de cada una de las principales gestas y personajes de la Humanidad. Desde aquel congreso hasta hoy, animados por el éxito de público y crítica, esos historiadores se han crecido, recreándose en la suerte, y con admirable periodicidad nos aportan algún descubrimiento nuevo. Por ejemplo, según los investigadores del INH, el humanista Erasmo de Rotterdam y el navegante Magallanes eran catalanes hasta las cachas, pero los perversos historiadores españoles ocultaron su verdadera patria. En cuanto al Cantar del Cid y El lazarillo de Tormes, son anónimos porque sus autores, por miedo a la Inquisición y al Estado español, decidieron ocultar su identidad claramente catalana. Hasta la bandera norteamericana es de origen catalán, directamente inspirada –ojo al dato– no en la señera, sino en la estelada. Y lo que algunos indocumentados llamamos España no es sino una creación artificial, inexistente, aunque de génesis esencialmente catalaúnica.
Concretando más: un tal Jordi Bilbeny, del INH ese, ha descubierto, él solo y a pulso, que Cristóbal Colón procedía, en realidad, de la familia barcelonesa Colom, y que el supuesto veneciano Marco Polo no era veneciano, sino un conocido explorador catalán que viajaba bajo seudónimo porque era tímido. También, para redondear la cosa, ha probado que los textos de Santa Teresa de Ávila, catalana de toda la vida, nacieron originalmente en lengua de allí, aunque luego fueron víctimas de una mala traducción al castellano. Por su parte, Lluis Batle, otro brillante colega del INH, acaba de demostrar con solvencia absoluta que el autor anónimo de La Celestina, aunque ocultó su nombre por razones de seguridad, era catalán sin lugar a dudas. Se le nota en el prólogo. Por su parte, Manel Capdevila, otro fino rastreador de fuentes históricas, sostiene que Leonardo da Vinci descendía de los monarcas catalanes del reino de Catalunya, falsamente llamado de Aragón en los documentos de la época. Y un figuras llamado Pep Mayolas –primer espada de la neohistoria– afirma sin despeinarse que el filósofo Erasmo de Rotterdam era en realidad hijo del catalán Cristófol Colom, descubridor de América. Zasca.
Dirán ustedes que ya vale, que se hacen idea. Que les duelen los ijares de reírse. Pero la cosa no acaba ahí. Según los artistas del INH, Miguel de Cervantes se llamaba Miquel Servent y su Quijote lo escribió en catalán, perdiendo mucha calidad en la torpe traducción que se hizo al castellano. Por su parte, las cosas claras, el Gran Capitán no se llamaba Gonzalo Fernández de Córdoba, sino Ferrán Folch de Cardona. Y Ponce de León era de Gerona, cuidado. Tampoco la reconquista empezó en Asturias, sino en Cataluña, así que menos lobos. Y la guinda se la pone a todo el neohistorietas Lluís Mandado: la lista de los reyes godos es, en realidad, una lista de reyes catalanes. Y el Cid no era de Vivar, sino de Biure d’Empordà; su título, Cid, pertenecía a un linaje catalán y pasaba de padres a hijos. Con dos cojones. Como el traje del Hombre Enmascarado.
© XL Semanal

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 24 de junio de 2016

¿Y la relacion Luis XIII y Cataluña?... Traducido en ´´Los 3 mosqueteros´´

Cataluña dicen que se pasó a Luis XIII en la época de Felipe IV.
Luis XIII envio un virrey que sí quie actuo como tal virrey.
Felip IV envio al Conde Dique de Olivares y los reincorpó a España ( o Aragon, o Castilll.. ya no sé) Claro, cuando les toc ade Rey al nieto de Luis XIII, se pasaron al otro Bando.
Esto daria àra varias novelas....
Pero es que hay, al menos, una.- Los tres mosqueteros.
Un collar de la esposa de Luis XIII. Hecho por los antecesores de Tous, entregado al pricipe ingles y que van cuatro mosquetros, un vasco, y tres catalanes ( De Valencia, Tarragona y Mallorca) a rescatarlo.

# Publicado por: Puig (Valencia)
viernes, 24 de junio de 2016

Más iniciativa que a Rajoy no se les puede negar

Si es que siempre fueron muy emprendedores y a falta de ejército (¡y sobretodo armada!) pues bien estará comenzar la ´´reconquesta´´ allá donde se pudiere. Y qué mejor de hacerlo manera que saquear y derribar sin piedad del templo de la historia (que no es poca la de España) los símbolos patrios del enemigo. A Rajoy por el momento se le ve inmóvil, patidifuso, transtornado, como afectado en la razón. Aunque quizás esté en el proceso místico de convertirse en santo a base de tanto flagelo sufrido. La prueba la tenemos en sus cada vez más recurrentes frases; parece un sabio chino taoista. Ahora que parece se convierte en auténtico hombre de virtud lo echarán del gobierno por creerlo totalmente idiota e incompetente.

# Publicado por: AndariegoPerdido (Perdición)
viernes, 24 de junio de 2016

Cataluña es lo más españolazo que hay

Genealogía de Cataluña: HISPANIA Tarraconensis, Marca HISPÁNICA, Corona de ARAGÓN. Más: gran tradición taurina (como en el sur de Francia), la derecha catalana apoyó masivamente a Franco. Etc. etc.

# Publicado por: Progre descarriado (Madrid, La Mancha)
viernes, 24 de junio de 2016

Y la gastronomía.

También son origen y propietarios de todas las recetas gastronómicas de España (y a poco de Portugal) como ya sospechábamos todos. Carecen de suerte, por aquello de que los franceses son muy suyos en lo referente a su cocina, de que no puedan o no sea creíble -aunque todo se andará-
Como un día de estos, su necesidad de ´´espacio vital´´ -no sé cómo se escribe en el alemán nacional-socialista, lo reconozco, y ahora me da pereza buscarlo- les va a llevar a reclamar el Imperio Romano, cuya capital de facto era Barcelona. Pero no iban a renombrarlo porque les daba apuro confundir a los pueblos del Este del Mediterráneo; ese fue el motivo principal por el que Teodosio decidió dividirlo y es reconocido por la mayoría de historiadores serios que la parte occidental se llamaría, tras el paso de ciento cincuenta años Imperio Catalán, pensando el citado emperador que la mitad oriental se derrumbaría tempranamente. Y, a la vista que erró en la predicción, la Corona de Catalunya se empeñó en recuperar los territorios originarios del Mare Nostrum, primero, para luego encargarse de Castilla -es justo reconocer que también logró este objetivo, pues los Trastámara eran de cuna barcelonesa, hasta que los Austria se adueñaron del pastel y el Borbón Felipe V concluyó la traición.

# Publicado por: RODRIGO ALVARGONZÁLEZ PICÓN (Las Palmas de Gran Canaria)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Nación
«Trump y Putin lo arreglarían de otra manera»
La derecha política ha desaparecido en España
Falangistas incómodos
Fascismo rojo
El caso Rufián
El 12 de octubre Barcelona se afirma española
¿Es España un país de funcionarios?
Los dueños del harén
Vuelve el Justiciero
Extirparán las "malas hierbas" de Podemos. Pero con mucho amor
Podemos: de Kant a Ikea
Laín Entralgo: España como problema
"Blas de Lezo": iniciativa popular para nombrar un buque de la Armada británica
¿Un tercer partido en discordia para España?
Lo peor fue cómo se defendieron los militares
"Contra Franco vivíamos mejor"
Podemos: el partido revolucionario del precariado
El Estado no da razón
Una historia de España (LVI)
Nostalgias nacionales
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Marine Le Pen
2 JESÚS LAÍNZ
Los vascos en el 98: lo que nunca se recuerda
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |