''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 25 de mayo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JAVIER R. PORTELLA
Reflexiones después de la derrota

SERTORIO
El khmer rosa

JESÚS LAÍNZ
Homo calambrensis

JESÚS J. SEBASTIÁN
La agenda oculta de la globalización
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
MUNDO Y PODER
En el marco de la liberación de Alepo

Rusia: ese "pequeño país"… de mayor inteligencia


Los rusos no son los más fuertes en el plano militar. No disponen ni de la décima parte de la proyección exterior con que cuenta EE. UU. Pero si los medios de los rusos son modestos, saben utilizarlos.
Bruno Guigue

19 de diciembre de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

BRUNO GUIGUE


Barack Obama acaba de declarar que Rusia es “un pequeño país que no produce nada, que exporte petróleo, gas y armas (...), un país que no innova”. Es cierto, Rusia no pretende alcanzar la hegemonía en el plano económico. Conoce perfectamente sus límites. Pero no roba el petróleo y el gas de los demás países fomentando en ellos la guerra civil, como los occidentales lo han hecho en Libia. No siembra el caos en el extranjero con el hipócrita pretexto de los derechos humanos. No invade o no desestabiliza ningún Estado soberano, no financia ninguna organización destinada a derrocar poderes. Interviene en Siria por solicitud del gobierno legal del país, y se enfrenta a los terroristas en lugar de suministrarles armas al tiempo que pretende combatirles.
Los rusos no son los más fuertes en el plano militar. No disponen ni de la décima parte de la proyección exterior con que cuenta EE. UU. En plena modernización desde hace una década, su aparato militar sirve para proteger el inmenso territorio de la Federación. Su estrategia es defensiva, no ofensiva. Tienen dos bases militares en el extranjero, mientras que EE. UU. tiene 725. Los rusos no se dejan pisar, pero tienen sentido de la medida. Es la OTAN, y no Rusia, la que ha relanzado la carrera de armamentos al desplegar un escudo antimisiles. Se acusa a Rusia de ser una amenaza para la paz, pero su presupuesto militar (48.000 millones de dólares) es inferior al del Reino Unido (53.000 millones) y representa el 8% del de EE. UU. (622.000 millones).
Pero si los medios de los rusos son modestos, saben utilizarlos. No tienen necesidad de emplear medios colosales para lograr sus objetivos: les basta hacerlo con conocimiento de causa. En un mes, sin un solo disparo, Crimea volvió a la madre patria. Los occidentales deberán acomodarse a ello. Es definitivo. Los rusos también han ganado la partida en el escenario sirio. En un año, la intervención rusa ha detenido la ofensiva de los mercenarios promovidos por las potencias occidentales. Al cabo de una feroz lucha de 30 días, la liberación de Alepo, segunda ciudad siria, da paso a la restauración íntegra de la soberanía siria.
Con 5.000 hombres y 70 aviones, Moscú ha logrado modificar la correlación de fuerzas. Ha desbaratado los planes del “cambio de régimen” diseñados por Washington y lanzados en 2011 con ocasión de ls “primaveras árabes”. Con la derrota de las bandas armadas de orientación wahabita, los aprendices de brujo de Occidente acaban de recibir su merecido. Ello explica, sin duda, la amargura de un presidente norteamericano en el momento de hacer sus maletas para dar paso a un sucesor que quiere retomar el diálogo con Moscú. ¡Qué bofetada! Lo cual demuestra que no basta con llenar los mares de portaaviones para influir en el curso de los acontecimientos. Los occidentales no han comprendido o querido comprender nada de lo que sucedía en Siria. Esos arrogantes predadores han perdido la partida.
Ese “pequeño país que no produce nada” habrá dado una lección de humildad a unos yanquis que se tomaban por genios de la geopolítica. Adosada a una China que es la potencia en auge, Rusia habrá abierto la posibilidad de instaurar un mundo multipolar. Los norteamericanos se creían que llevaban la voz cantante, pero se han quedado afónicos. Les va a tocar admitirlo. Si los rusos ganan la partida a los occidentales, no es porque sean más fuertes. Es sobre todo porque son más inteligentes. Comprenden el mundo que les rodea con mayor fineza. Captan mejor las inflexiones de lo real. Tienen esa acuidad de la mirada que detecta el punto de inflexión, el lugar y el momento en el que hay que actuar para influir mejor sobre los acontecimientos. Resulta costoso subestimar el país de Tolstoi y Dostoievski. Una cultura milenaria le ha enseñado a tener paciencia. Una historia trágica le ha dado el sentido de las realidades.
Es de lo que más adolecen los norteamericanos. ¿Puede al menos Barack Obama comprender lo que ocurre? EE. UU. son los medios de la civilización que se toman por la civilización. Su experiencia histórica demuestra que un PIB colosal no significa siempre una mayor perspicacia. Ninguna ley física permite que la potencia materialse transforme, por arte de birlibirloque, en inteligencia estratégica. Los yanquis se creen superiores, y este sentimiento de superioridad les ciega. Piensan que su creencia en su propia superioridad es compartida por los demás. ¡Qué ilusión! El “momento unipolar” inaugurado por la caída de la URSS no es el “fin de la historia”, sino un paréntesis que ahora se cierra. Un pequeño país que no produce nada se ha encargado de cerrarlo con doble candado.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 27 de diciembre de 2016

Ni tanto ni tan poco

Lo que hagan los EUA me parece generalmente fruto de la estupidez, el analfabetismo y la prepotencia de una nación que se jacta de ser la estrella polar de la democracia y vive, en tal sentido, en el anacronismo de su antigualla de su constitución dieciochesca y, como se ha demostrado este noviembre -como ejemplo último-, y una legislación electoral bastante alejada del espíritu democrático.
Así mismo, afirmar que Rusia es una democracia es repetir el ataque al sentido común y la inteligencia ajena. Que no ha intervenido en ningún país y alardear del regreso de Crimea a la Madre Rusia es una contradicción hipócrita hacia la verdad.-más aún al enumerar las bases en el extranjero-. Y, al hilo, llegamos a Siria, justamente hogar de una de esas bases, lo cual justifica política y estratégicamente su interés en combatir a las fuerzas opositoras sirias. EUA -y los ex-colonialistas del área, Reino Unido y Francia; amén de Arabia Sunní- sigue siendo igual de torpe en la ´´inteligencia´´ sobre esos territorios, regalando dinero para no mancharse de sangre y comadronas del ISIS y grupúsculos afines -aunque alguno fuera democrático-, cuyos poderíos militares son de risa, como bien han demostrado los kurdos, verdaderos héroes de este follón el cual me atrevo a vaticinar regresará todo a 2011. Lástima el número de muertos y refugiados, de la regeneración del yihadismo -bastante debilitado tras el fin de Bin Laden- y el control definitivo chií de Irak.

# Publicado por: RODRIGO ALVARGONZÁLEZ PICÓN (Las Palmas de Gran Canaria)
miércoles, 21 de diciembre de 2016

Rusia es Europa,Merkel no.

Pero McCarthy luchaba contra los comunistas infiltrados en la administración por el entorno de Roosevelt (el que regaló 11 naciones europeas al genocida rojo Stalin) por su mujer Eleonor y contra el looby comunista judio de Hollyvood; ninguna de esas cosas es Putin,que es un presidente europeo elegido con la mayoría de los votos de los rusos con mucho más apoyo popular que los de Francia,Alemania o España y no digamos que el de Italia,que no ha votado nadie, y respaldado por la iglesia cristiana ortodoxa.McCarthy,hombre integró como era,se hubiera aliado con Putin antes que con Hilaria,Obama,Buhs,Merkel,Hollande,rajoy y sus amigos de Al Nursa y EI.

# Publicado por: Barkos corrupta (PAMPLONA)
martes, 20 de diciembre de 2016

Rusia no es culpable

¡Viva Rusia blaca y cristiana!

# Publicado por: Derechón Alternativo (Ciempo)
lunes, 19 de diciembre de 2016

Rusia ese pequeño paìs

Bruno Guigue es filósofo y geopolítico francés de 54 años. Escribe para más de treinta sitios independientes de noticias. Es autor de libros sobre Oriente Medio, economía solidaria y la cuestión palestina. En este caso, ha sido declarado enemigo de Israel por sus actuales gobernantes sionistas. Este artículo sobre Rusia muestra la envergadura de su juicio y análisis crítico.

# Publicado por: alizo rojo (Bangladesh)
lunes, 19 de diciembre de 2016

Si McCarthy levantara la cabeza...

En USA están realmente acongojados ante la posibilidad de que Rusia les haya tomado vía Trump.
La verdad es que resulta parajódico que con un Presidente de extrema derecha se pueda cumplir la peor pesadilla del senador McCarthy

# Publicado por: Derechón Alternativo (Ciempo)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Mundo y poder
Francia: ganan los «Bobos»
Valeriana para Juncker
Macron-Le Pen, o el estruendoso regreso de la lucha de clases
Todo se juega hoy (y 15 días después)
¿Rusia o América? Metapolítica de dos mundos aparte
Tercera Guerra Mundial: ¿el principio?
Homenaje a Pascual Tamburri
Video electoral de Marine Le Pen
Donald Trump cumple sus promesas
Seis meses de cárcel por manifestarse contra una agresión sexual cometida por un migrante
¿En que consiste la Alt-Right?
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (y II)
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (I)
La oligarquía sigue tropezando
Lo que ha pasado en Austria
Compañero Fidel
John Wayne cruza el Rhin
Sólo los kurdos luchan para liberar Mosul
Arabia Saudí invierte 8.000 millones en difundir el islam más sectario
1.700 emails de Hillary Clinton prueban que vendió armas a Daesh
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 El chollo de ser inmigrante en España
2 SERTORIO
El khmer rosa
3 JAVIER R. PORTELLA
Reflexiones después de la derrota



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |