''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 26 de abril de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS J. SEBASTIÁN
La(s) Nueva(s) Derecha(s) y el movimiento identitario (y II)

JAVIER R. PORTELLA
¿Y ahora qué?
 
La guerra de las Galias

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
¿A cambio de qué?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
IDENTIDAD
Priority Pass


Lo siento, refugiados. Nada tengo contra vosotros (yihadistas aparte), pero aquí no hay panqueques para todos.
Fernando Sánchez Dragó

30 de diciembre de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ

 
Voy a ver cómo lo digo sin que el Ku Klux Klan de la corrección política me entierre en la arena con la cabeza empapada en hiel para que las termitas del Vade retro, Satana la devoren.
 
Dispongo de un salvoconducto que me permite disfrutar de las ventajas de la sala Vips en un sinfín de aeropuertos. Va aparejado a mi tarjeta de crédito. Su razón social es la misma de esta columna: Priority Pass.
 
Tras la rendición de Alepo se avecina una nueva oleada de refugiados, por no decir nada del incesante chaparrón de gota fría de los inmigrantes a palo seco. Si pocos éramos...
 
Siete de la mañana. Imaginemos que mi hijo Akela, cuyo nombre es el del lobo jefe de la manada que acogió a Mowgli, se despierta con hambre lupina. Sobre la mesa humea un panqueque. Sólo uno. Gajes de la crisis.
 
En eso llaman a la puerta. Es un refugiado. Acaba de llegar a España transportado en business class por los frailes mendicantes de una de ésas gubernamentalísimas organizaciones no gubernamentales que ayudan a todo cristo y más bien a todo alá con la pólvora del rey salida de los bolsillos del contribuyente y del negocio de la solidaridad. El refugiado está hambriento. Me lo indica llevándose una mano a la boca.
 
¿Qué debo hacer? No es una pregunta retórica. Se la dirijo, no sin angustia, a quienes piden papeles para todos con el argumento de que no hay personas ilegales y cuelgan en la Cibeles cartelones con el eslogan de Welcome refugees.
 
Insisto en que sólo hay un panqueque. Mi sueldo no da para más. Mi hijo, estimulado por el apetito propio de su edad, se relame con el tenedor y el cuchillo enarbolados. El inmigrante, al que he permitido pasar, lo mira con ojos golositos.
 
Reitero la pregunta. ¿Qué debo hacer? ¿A quién doy el panqueque? ¿A mi hijo o al forastero? ¿En cuál de las dos empieza la caridad?
Sólo cabe una respuesta: la que dan, en casos similares, los Verdaderos Finlandeses, los de Amanecer Dorado, los de Alternativa por Alemania, los okupas del Nuevo Hogar Social de la madrileña calle de Velázquez y tantos otros en otros tantos países. Los acusan de ser nazis. No sé si lo son, pero sí sé que yo no lo soy pese a terminar haciendo lo mismo que ellos hacen: conceder prioridad a lo propio sobre lo ajeno.
 
Pido al inmigrante que se marche. Sirvo a mi hijo el desayuno.
 
Lo siento, refugiados. Nada tengo contra vosotros (yihadistas aparte), pero aquí no hay panqueques para todos.
 

© El Mundo


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 06 de enero de 2017

No es para tanto

Donde comen dos comentarios tres.

# Publicado por: RODRIGO ALVARGONZÁLEZ PICÓN (Las Palmas de Gran Canaria)
jueves, 05 de enero de 2017

les da igual si hay panqueques bastantes

Lo malo es que ya que que le abriste la puerta y ha visto el panqueque, la cama suave y la nevera no va a ser fácil hacer que se marche a la calle. Lo fácil será que quiera abrirle la puerta a sus primos.

# Publicado por: Requiario (Madrid)
viernes, 30 de diciembre de 2016

Control inmigratorio

Dragó con sus amigos neoliberales lleva oponiéndose eones a ningún tipo de control de fronteras por parte del Estado.
Quizá es que ahora ha visto la luz.
El artículo es muy ingenioso, como siempre lo son sus artículos.

# Publicado por: Derechón (Ciempo)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Identidad
Si es usted progre, debería hacerse de la derecha populista
Bastiones musulmanes de Francia que ya no son franceses
Quieren prohibir las procesiones de Semana Santa: "esa ofensa al islam"
Maestras con hiyab y otros disparates
La Gran Sustitución
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
La Comunidad de Madrid felicita la Navidad con multas de 45.000 € por ofensas "xenófobas"
"Soy feminista moderna"
¡Deplorables de todos los países, uníos!
Lo que el latín une, que no lo separe el progre
Materialmente mejor que nunca
Un informe de la ONU llama a sustituir la población europea con inmigrantes
Alemania: epidemia de violaciones por parte de los "refugiados"
Orlando: los agentes de seguridad, ¿un peligro para la seguridad?
Austria: nunca un partido identitario había llegado tan lejos
Autoflagelarnos
"¡Gloria a Alá!", rezan ya los autobuses londinenses
"¡Lárgate, traidor!", le gritan los alemanes a su ministro de Justicia
800.000 inmigrantes podrían llegar a la UE desde Libia esta primavera
Presión en la caldera alemana
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
¿Madre no hay más que una?
José Vicente Pascual
1 Los nuevos reaccionarios
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
La guerra de las Galias
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Y ahora qué?
4 JESÚS J. SEBASTIÁN
La(s) Nueva(s) Derecha(s) y el movimiento identitario (y II)
5 Todo se juega hoy (y 15 días después)



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |