''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Sábado, 23 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Juan y Medio

JAVIER R. PORTELLA
Ya que tanto les gustan las leyes…

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nunca hubo genocidio español en América

SERTORIO
A degüello
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Los de Euskal Telebista tienen razón

Aspecto de Josebe Iturrioz, "Activista Feminista" [sic]: uno de los insultantes

De «paletos, palurdos, mongólicos, ignorantes, ridículos» tildan a los españoles en la televisión pública vasca.
Jesús Laínz

13 de marzo de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JESÚS LAÍNZ


Han provocado cierto revuelo las 
manifestaciones despectivas hacia los españoles recogidas en un programa de Euskal Telebista. Paletos, palurdos, mongólicos, ignorantes, ridículos, ésos son los epítetos que podrían resumir la visión que la cadena del PNV ha querido transmitir a través de las declaraciones de los entrevistados. En el resto de España no se lo han tomado demasiado bien, lo que nos parece injusto, pues convendría tener en cuenta algunos datos para poder juzgar el asunto con ecuanimidad.
El primero de ellos es que, como enunció a principios del siglo XX Engracio de Aranzadi, discípulo dilecto de Sabino e introductor del nacionalismo en Guipúzcoa, los vascos constituyen "la aristocracia del mundo, la nobleza de la Tierra".
Como es lógico, esta condición aristocrática provoca una notable diferencia de capacidad intelectual entre vascos y españoles, como explicó, también por aquellos días, su correligionario José Antonio Arriandiaga:
Meditemos como vascos que somos, porque precisamente por pertenecer a la raza de mejor y mayor meditación que hay en el mundo podemos meditar con acierto, y no como esos productos ibero-celto-fenicio-griego-godo-árabes que aún están por saber lo que es meditación.
Treinta años después, al lendakari Aguirre –muy querido por sus aliados socialistas y con estatua en el centro de Bilbao– no le quedó más remedio que constatar que el español es un "pueblo inferior" y que "la ruindad y la esterilidad espiritual" son "producto del contagio español".
Javier Arzalluz, ya en nuestros días, abundó en la cuestión al recordar: "Nunca encontraréis vascos míseros en la literatura de aquí, ni granujas como hay tantos en la literatura castellana, pícaros que están a ver cómo engañan al de al lado". Tómese nota: la novela picaresca como emanación de la inferioridad moral de los españoles.
Ya lo dejó claro el maestro Sabino, así que poco más hay que añadir: España es la "nación más degradada y abyecta" y la "raza más vil y despreciable" de Europa. En cuanto a las diferencias morales, para resumir, frente al vasco inteligente y hábil, el español es corto de inteligencia y torpe; frente al vasco laborioso, el español no vale para nada; frente al vasco nacido para ser señor, el español lo ha hecho para ser siervo; frente al vasco caritativo, religioso y fiel, el español es avaro, impío y adúltero; frente al vasco casto, el español es de natural fornicador; y frente al vasco proverbialmente aseado, el español es poco dado a cambiarse el calzoncillo.
Por lo que se refiere a las características físicas,
gran número de los maketos parece testimonio irrecusable de la teoría de Darwin, pues más que hombres semejan simios poco menos bestias que el gorila: no busquéis en sus rostros la expresión de la inteligencia humana ni de virtud alguna; su mirada sólo revela idiotismo y brutalidad.
Pero no se deben malinterpretar las palabras del bueno de Sabino, pues, como explica el PNV en su página web,
con mucha frecuencia se ha presentado a Sabino Arana como un persona polémica, intransigente, dotado de una especial aversión hacia lo español, incluso se le ha llegado a tachar de racista. Nada más lejos de la realidad.
Además, hay que tener en cuenta que Sabino no estaba solo en la constatación de estos evidentes hechos biológicos. El antropólogo Telesforo de Aranzadi, por poner un ejemplo autorizado, escribió acerca de la posición de la cabeza sobre la cerviz, que
en el tipo vasco es entre todas las razas humanas la más diferente de los cuadrúpedos. Es decir, la postura de la cabeza y la forma general de la quijada es en el vasco la menos animal de las existentes.
Con el paso del tiempo la ciencia iría confirmando la especialidad vasca, como recordó Javier Arzalluz en una entrevista concedida a El País el 30 de enero de 1993:
Primero anduvieron los antropólogos con su craneometría; luego vinieron los hematólogos con el Rh de la sangre; siempre encontraban alguna especificidad entre los vascos. Ahora vienen los biólogos con el monogenismo y neomonogenismo. Esto es, que esta sociedad de la que formamos parte viene de una única pareja. Los biólogos andan con eso de que la sangre de los primeros que vinieron a Europa hace 15.000 años sólo se encuentra en los vascos.
Un par de años antes, en 1991, el jesuita Txomin Iakakortexarena publicó un libro, El Rh negativo de los vascos, en el que explicó esta sangrienta peculiaridad:
(...) un tesoro que el Creador nos ha ofrecido a los vascos y que nos distingue de todas las demás razas del mundo, una sangre limpia sin el Rh positivo sanguíneo del mono, sangre pura que nos diferencia de todas las demás razas y que por herencia desde hace 50.000 años antes de Cristo lo vamos recibiendo (...) No es pues pequeño honor y privilegio para los vascos esta sangre limpia y pura del Rh negativo, sin mezcla del Rh positivo del mono, porque podemos creer que ello nos cataloga como los primeros habitantes de Europa.
Para preservar la personalidad de pueblo de tan límpida prosapia, el nacionalismo no ha escatimado esfuerzos. Por ejemplo, Arana ya consideraba en 1895 que la "síntesis y personificación de las aspiraciones" del "viril pueblo" euskeriano no era otra que la boina, prenda que, lamentablemente, también habían empezado a usar los maketos. Pero hasta en esto hay diferencias:
¡No cubre lo mismo la cabeza de un maketo como la cabeza de un euskeldún! En la cabeza de un maketo, oprime su nuca y sus sienes como para contener las pérfidas concepciones de su cerebro cuando es oportuno ocultarlas; y se aboveda sobre su frente para encubrir la hipócrita expresión de su frente y su mirada; y se prolonga en forma de pico de ave de rapiña, como signo de la rapacidad y voracidad de su villano temperamento. En la cabeza de un maketo, y encima de aquellos traicioneros ojos y aquella nariz tacaña, se ciñe y ajusta como el maketo oprime y estruja al pueblo que cae en sus garras.
Algunos malos vascos han lamentado esta afición del nacionalismo por las esencias rurales en todas sus vertientes, incluso las más caricaturescas. Este fue el caso de Unamuno, quien denunció que los nacionalistas
están intentando ruralizar Bilbao, es decir, descivilizarlo. Entre muchos de sus hijos jóvenes está hoy en boga hacerse los aldeanos; beben, cantan, y aborrecen, en el fondo, la cultura.
Si hace un siglo, como propuso el artículo recién mencionado, se consideró a la boina una "prenda del uniforme nacional", hoy es más bien lo que va debajo el elemento uniformizador, como demuestran tantos militantes –y militantas– nacionalistas con sus clónicos peinados. Pero el objetivo es el mismo: mostrar desde el primer vistazo la pertenencia a la aristocracia del mundo.
Pero, una vez más, tuvo que venir Unamuno a incordiar con su incomprensión del alma vasca:
Agradecen mucho ciertos individuos el que les declaren de una raza superior, pues esto les exime del esfuerzo por superiorizarse individualmente.
Olvidemos, sin embargo, las palabras del ignorante rector de Salamanca y quedémonos con los ejemplares testimonios ofrecidos por televisión. Poco caritativos, probablemente, pero la verdad es la verdad por ingrata que nos parezca a los mongólicos españoles.
Por todo esto, y dado que Euskal Telebista (Euskal Telebestia para los amigos) es una cadena pública pagada con los impuestos de todos, animamos desde aquí al gobierno de la nación a que siga permitiendo y financiando la cadena para que continúe con su benéfica labor de fomento de la alta cultura.
© Libertad Digital


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 20 de marzo de 2017

RH desfasado

Los vascos no son diferentes genéticamente de cualquier otro español. Así lo confirma el estudio de genética de poblaciones más completo que se ha realizado en España. Según los resultados, el genoma de los participantes no muestra diferencias geográficas en la Península, hasta el punto de que el genoma de un vasco se parece más al de un valenciano o un extremeño que al de un vasco-francés


´´Los vascos no pueden considerarse un grupo genético aislado y las interpretaciones sobre su origen deben ser revisadas´´, señala el estudio.

Otro estudio de este investigador ya mostraba, cuatro años más tarde, que el ADN que se hereda de la madre, el mitocondrial, era muy parecido o igual entre vascos y el resto de españoles, lo que apuntaba una mayor cercanía en sus linajes.

El genoma de los españoles analizados es casi idéntico

Bertranpetit y su equipo reniegan ahora del Rh y los otros marcadores clásicos. ´´No son marcadores ideales para trazar la historia de una población´´, sentencian.
´´Los resultados del análisis por regiones muestran una falta de estructura geográfica de la variación genética en España y, en particular, que los vascos no se diferencian especialmente´´

´´No reveló una separación detectable entre vascos y el resto de españoles´´, destaca el trabajo.

Estos últimos, son más parecidos a un español de cualquier región estudiada que a los franceses de origen vasco que viven al otro lado de los Pirineos.



# Publicado por: Genoma (Madrid)
martes, 14 de marzo de 2017

de aquellos polvos...

Todo empezó con la derrota de Carlos VII, el último Rey legítimo que ejerció su soberanía en las Españas. Cuando Cánovas y sus milicos se cargaron definitivamente el Trono, el Altar y los Fueros, nacieron los nacionalismos. Una vez roto el cemento de Dios, los Fueros y el Rey,¿qué queda de España sino un conglomerado de egoísmos de clase, territorio o negocio? El triunfo del liberalismo y del capitalismo significa el de los intereses puramente materiales; si otros grupos no están contentos, tienen todo el derecho del mundo a largarse si suman más del 51 de los votos del rebaño. ´´Desde 1762 la Verdad dejó de ser una entidad de razón permanente´´.

# Publicado por: sertorio (cáceres)
martes, 14 de marzo de 2017

No hay gran diferencia

No se encuentra gran diferencia entre los castellanos del norte y los vascos. Ni en costumbres ni en carácter ni en apariencia física.

# Publicado por: Derechón (Ciempo)
lunes, 13 de marzo de 2017

Por supuesto que tienen razón

Somos una vil caterva
los españoles, marrana,
retrógada, chabacana,
bárbara, inculta y proterva,

mas nuestro Estado conserva
una patria noble y sana
que allá en el norte se ufana,
con justicia, de que observa,

admirado, sus costumbres,
su civismo y su cultura
el orbe, del que son cumbres:

por ejemplo, allí perdura
-en contraste con la tosca
España- la boina a rosca.

# Publicado por: Osvaldo (Madrid)
lunes, 13 de marzo de 2017

visage de lapin

La última teoría sobre los orígenes de los cara de conejo es que fueron desertores que se escondieron en los montes vasco-cántabros durante la expedición de Aníbal en su paso por los pirineos para combatir a Roma. Traidores, desertores y cagados, una genética cojonuda.

# Publicado por: el blues (Madriz)
lunes, 13 de marzo de 2017

NO OLVIDEMOS LO IMPORTANTE

El odio a lo español, dejando a un lado lo que el artículo describe aunque estrechamente relacionado, provocó el asesinato y la mutilación de centenares y centenares de españoles. Y no por eso que oíamos en boca de politicatros y gacetilleros. A saber: por demócratas y demás zarandajas.
El único y exclusivo motivo es este: fueron asesinados y mutilados por el mero hecho de ser españoles.
Por no hablar de los miles de exiliados...

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
lunes, 13 de marzo de 2017

Los vascos son españolados

Los vascos son lo más españolazo que hay: encierros taurinos, corridas de toros, chateo, tapeo, comilonas, fiestas populares, balompie, son meapilas, calzonazos, se fueron a hacer las Américas, nos dieron a Loyola, a Unamuno, a Baroja Pero, vamos, en lo que más se parece un vasco a un maketo es, sin duda, en lo de calzonazos. Probablemente no existen dos pueblos más calzonazos sobre la Tierra que el vasco y el maketo.

# Publicado por: Derechón (Ciempo)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Jesús Laínz
La guerra que Occidente no podrá ganar
"El engeniosu jidalgu don Quijoti la Mancha"
Ríos de sangre
El mito de la España de las Tres Culturas
Homo calambrensis
Violación por tradición
Los vascos en el 98: lo que nunca se recuerda
El Gran Macho Blanco
La palabra que empieza por ene y otras inquisiciones
Jalogüín
El hombre que fue Chesterton
Los bárbaros somos nosotros
La Virgen María es lesbiana y separatista
El potito demagógico
300 años
Dejen a los niños en paz
¡Fora Don Quixot!
Yo te bautizo Terminator
Demasiado amor
La peste española
Nuestro caballo de Troya
Cataluña era la región más patriótica de España en el siglo XIX
Contra la tontería
Catalonia is not Scotland
¿Por qué puede caer España?
Allons, enfants de la Catalogne!
¿España contra Cataluña?
Francia y Cataluña, historia y disparate
De la Cruzada a la Estelada
El chantaje independentista
Un libro fuera de lo común: esclavos, abstenerse
La "libertad de costumbres", esa lacra de la modernidad
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Palabras
2 SERTORIO
A degüello
3 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nunca hubo genocidio español en América
4 FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Elogio de Polonia
5 ¿Un nuevo espíritu religioso?



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |