''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 21 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JAVIER R. PORTELLA
Ya que tanto les gustan las leyes…

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nunca hubo genocidio español en América
 
A degüello

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Elogio de Polonia
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
NACIÓN
¡Arriba Uropa!


A cualquier observador le sorprende que España sea el único estado de Europa en el que aún no existe un movimiento popular contra la oligarquía de Bruselas. ¿Por qué?
Sertorio

27 de abril de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO


A cualquier observador le sorprende que España sea el único estado de Europa en el que aún no existe un movimiento popular contra la oligarquía de Bruselas. Sin embargo, nuestro país es el que sufre las mayores tasas de paro, corrupción, desigualdad y pobreza de las grandes naciones de Occidente y el que soporta estoico a una pretendida élite que destaca por su asentimiento servil frente a los diktats de la Comisión.
¿Por qué?
Basta con ir a un bar y atender a lo que la gente dice: vivimos en el país con menos orgullo nacional de la UE; aquí habitan los únicos europeos que no quieren ser lo que son. Unos, vascos, catalanes, gallegos, crean un nacionalismo ad hoc para esforzarse en dejar de ser españoles. Otros, la mayoría, los que no tienen la excusa de un idioma propio, sueñan con fundirse en “Uropa”, esa rubia utopía de gente en bicicleta, parques limpios y ciudades coquetonas donde la gente habla inglés sin acento. Ya lo dijo Cánovas en 1876: español es aquel que no puede ser otra cosa, y “Uropa” nos da esa oportunidad, aunque sólo nos quiera de palanganeros. Más vale ser cola de león que cabeza de ratón.
Es decir, nuestros esquemas mentales son justo lo contrario de los que tienen alemanes franceses, ingleses o, incluso, griegos y portugueses. Somos el pariente pobre y vergonzante de la UE. Sólo durante un breve período resucitó el orgullo hispano del tiempo de los tercios: cuando Iniesta metió aquel gol que nos transformó en un pueblo unido durante noventa minutos y una prórroga.
Los orígenes de este problema son muy lejanos: se remontan al siglo XIX, que España empieza como potencia mundial y termina como raquítico sparring de los Estados Unidos. Desde Napoleón, ni nos han invadido ni la independencia nacional ha sufrido ninguna amenaza; esto anestesió el sentimiento de pertenencia a una comunidad popular, ya que en más de doscientos años no se ha encendido ninguna alarma. España es demasiado insignificante como para merecer enemigos externos.
Tampoco debemos olvidar la denigración sistemática de todo lo español que se ha cultivado aquí desde el afrancesamiento de nuestras élites en el siglo XVIII. Cualquier cosa extranjera es preferible a lo propio; por lo tanto, todo lo que tenga marchamo inglés, alemán o francés, “uropeo”, es bueno per se. Lo nuestro, por lo mismo, inferior. Corolario: Bruselas sabrá gobernar a España mucho mejor que Madrid. Y no es fácil quitarle la razón a quienes así discurren, dado el pelaje de nuestros políticos.
La incorporación a la UE supuso una lluvia de oro en los años 80 y 90, y la Dánae ibérica aprovechó la ocasión para abrir bien las piernas. De aquella orgía de pobres hartos de pan tenemos ahora que pagar la factura. La culpa fue de nuestros políticos, no de Europa.
¿Qué es Europa? Una salida de emergencia, una realidad superior a nuestro Estado fallido, la puerta de servicio de la casa del amo, lo que nos permite abandonar fácilmente un país en el que no hemos querido nacer. Por eso los movimientos que crecen y prosperan en Europa mueren aquí nonatos.
Somos el chiringuito de la UE. Carpanta ya no pasa hambre. Vivimos de servir paellas y sangrías a los guiris. Mientras el tinglado aguante y tengamos para gambas: ¡Arriba Uropa!

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 27 de abril de 2017

IGNORANCIA SUPINA

¿En Europa hay movimientos contra la oligarquía de Bruselas?, me temo que escribe desde el caribe y hace que no observa el rebaño europeo. Cómo va a existir movimiento en España contra la oligarquía europea si no hay conciencia de qué es la oligarquía ni localmente, dese la oligarquía municipal, pasando por la autonómica hasta la del estado de partidos. Señor Sartorio esto es una partitocracia, es decir, una oligarquía de estado o no sabe quién subenciona los partidos. Sr Sartorio la UE es una oligarquía de partidos, no existe la democracia. De traca.

# Publicado por: el blues (Madriz)
jueves, 27 de abril de 2017

Simulacion

Es cierto que España está de nuevo en la ´´burbuja´´, ajena a lo más interesante que sucede en Europa. Es cierto que ya ocurrió ese fenómeno en otras épocas de nuestra historia. Pero en el caso del tinglado de Bruselas, hay que tener en cuenta que esa gente actúa con una astuta simulación en la cual las decisiones importantes se toman en secreto y sin nunca dar explicaciones. Es por ello que los que se ´´queman´´ son los gobiernos nacionales mientras los de Bruselas aparecen como inmaculados. En fin, es el mecanismo ya descrito por el libro de Brooke y North sobre la historia de la UE y que, una vez leído, se comprende perfectamente por qué los británicos se salieron de esa parafernalia euroglobalista y les hicieron un corte de mangas..

# Publicado por: miguel (madrid)
jueves, 27 de abril de 2017

Todavía hay tiempo

Un lema identitario y patriótico,el de la grandeza, la unidad y la libertad se ajustaba, no hace mucho tiempo, al deseo de la gran mayoría de españoles y, de gran parte de los ciudadanos europeos, especialmente los franceses, por liberarse de las imposiciones mundialistas. Hoy día el foco está en Bruselas, en los efectos disgregadores del marxismo cultural, los secesionismos y la invasión consentida de nuestras naciones por gentes y culturas difícilmente asimilables a la nuestras, pero tan útiles para disolver y enfrentar las autóctonas. Pero las élites mundiales han decidido convertir Europa en un gran mercado y necesitan millones de trabajadores y consumidores para comprar las baratijas que producen sus industrias, los espectáculos de la sociedad del consumo, las viviendas que están creando telarañas, cuerpo del delito de la gran estafa del 2008. Los españoles hoy estamos doblemente tristes; por nuestra impotencia para revertir la situación, por haber abandonado los ideales de los pueblos orgullosos y fuertes que saben que con las ideas claras y el ejercicio de una voluntad firme pueden conseguir la regeneración de un país. Al final responderemos a tanto abuso y provocaciones, pero será como el 2 de Mayo, cuando la ofensa y el daño sean tan evidentes que la ciudadanía explotará y de borregos nos transformemos en lobos, un final muy distinto al pacífico, próspero e ilustrado que hace tan solo unas décadas creíamos poder disfrutar por un largo período de tiempo

# Publicado por: Andrés (Madrid)
jueves, 27 de abril de 2017

La idiosincrasia española

Creo que si algo lastra a Marine es su hostilidad hacia Bruselas, rupturista, en lugar de reformista.
En el sur de España tenemos un fenómeno realmente único: siendo el andaluz un ser profundamente católico (de un catolicismo barroco y pagano, nada que ver con el catolicismo castellano), el andaluz considera parte importante de su ADN cultural al Islám omeya, ¿cómo no?
Por otro lado, la UE es un freno para los separatismos catalán y vasco. Si a esto le unimos que en España hubo una dictablanda de derechas hasta 1975, es normal que la derecha populista anti UE no arraigue mucho aquí.

# Publicado por: Derechón (Ciempozuelos)
jueves, 27 de abril de 2017

Excelente texto

Magnifica fotografía del estado de la españolidad en el siglo XXI

# Publicado por: Carlos (Estocolmo)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Nación
Designado el nuevo Mayor de los Mozos de Escuadra
Otegui pide en la Diada perdón a las víctimas de Hipercor
Rajoy posando bajo una estelada independentista
España es culpable
¡Es la revolución, imbéciles!
Un barquito de papel
¡Lo sabían!... Y nada hicieron
La patraña de las Tres Culturas
No fue una manifestación: fue un anticipo del 1-O
Fue una celada
Pagamos a nuestros asesinos
Vuestro 18 de Julio
La carga de los tres reyes
Don Juan
A moro muerto, gran lanzada
Los entresijos del contubernio entre oligarcas, periodistas y gobernantes
Gibraltar no existe
No confundamos "patria" y "patrioterismo"
La crisis de la derecha política: modernidad y posmodernidad
La Leyenda Negra. Esa inmensa falacia de España genocida de América
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Palabras
2 FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Elogio de Polonia
3 JESÚS J. SEBASTIÁN
Contra "Occidente"
4 El pueblo moral
5 SERTORIO
A degüello



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |