''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 21 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JAVIER R. PORTELLA
Ya que tanto les gustan las leyes…

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Nunca hubo genocidio español en América

SERTORIO
A degüello

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Elogio de Polonia
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
MUNDO Y PODER
Francia: ganan los «Bobos»


Ha ganado el candidato de los bohemios burgueses, los "bobos", tremendamente de izquierdas en lo verbal, encantadoramente liberales en lo económico.
elmanifiesto.com

10 de mayo de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos


Todo ha seguido el guion previsto. Ha ganado Macron con un sobrado 66%, aunque esta cifra tan abultada enmascare muchas debilidades. Ha ganado el candidato de los bohemios burgueses, los “bobos”, los pijos progres, tremendamente de izquierdas en lo verbal, encantadoramente liberales en lo económico, excepto si obtienen sus elevados ingresos en sectores como los culturales, muy vinculados a la regulación y ayudas estatales. Un “bobo” puede ser un asesor financiero o un promotor cultural, y a ambos les une un mismo estilo de vida. Como decía uno de ellos refiriéndose a Macron “al fin hemos podido votar a alguien de derechas en lo económico, y de izquierdas en lo social”. Pero, atención, que aquí el concepto de “social” es equívoco. No se refiere a la justicia, sino a la mentalidad moral. De izquierdas en este caso quiere decir cosmopolitas, consumidores de productos ecológicos, partidarios del transhumanismo que consideran que el matrimonio homosexual, la manipulación genética, los vientres de alquiler y el aborto a la carta, constituyen grandes conquistas de la humanidad. Este es el núcleo duro de Macron, el 25% de la población. Personas de buenos ingresos –París Centro le ha votado en masa- y titulaciones superiores, que ven el mundo como una aldea global, que conocen mejor Londres y New York, que Albi o Perpiñán, y que sienten un notable desapego cuando no desprecio por sus conciudadanos, de las Francias de provincias, la católica o la insumisa.
En realidad, invocando el antifascismo han evitado el diagnóstico del problema: ¿Por qué Le Pen consigue que la voten uno de cada tres franceses y su partido sea el primero de Francia? ¿Desde cuándo la cuna de la República Francesa se ha vuelto tan “fascista”? Mejor todavía: ¿Por qué?
Seamos francos, Macron ha ganado porque previamente los medios de comunicación con la ayuda fiscal se encargaron de liquidarse al realmente favorito, Fillon, por un pecado legal que cometió junto con otros muchos diputados: contratar a un familiar, bajo la presunta acusación de que ese familiar -su mujer- no trabajaba. Y aquí la pregunta de la campaña de publicidad de una conocida aseguradora es obligada “¿por qué a mí?”. Eso y el que su adversario fuera Marie Lepen.
La jugada maestra estaba consumada: Macron era el presidente de Francia a partir de la liquidación de Fillon.
En este nuevo mundo francés nada es lo que era, como tampoco lo es aquí. Los tres grandes grupos sociales, burgueses, menestrales y obreros, cada uno de ellos portadores de una determinada visión del mundo, es decir, poseedores de un marco de referencia colectivo que permitían unos acuerdos fundamentales, han sido sustituidos, primero por una estratificación un tanto simple, sobre todo, referida a los ingresos: clase alta, media -la más abundante- y baja, pero esto a su vez ha evolucionado, se ha atomizado en conjuntos de hiperindividualismo y hoy el mapa social es otro. En la cúspide se encuentra lo que Emmanuel Todd califica como oligarquía de masas, aquel conjunto de población de estudios superiores, buenos ingresos y visión cosmopolitita y progre; la élite. La población low cost, una clase media apañada que simula una vida que se asemeja a la élite, pero que en realidad funciona como una masificación proletaria, y quien haya estado en un aeropuerto grande especializado en vuelos de este tipo, como la Terminal 2 del aeropuerto de Barcelona, tendrá una vivida imagen de a lo que nos referimos, el precariado los marginales.
Macron es presidente.  Para quien gobernará está bastante claro, excepto para los que quieren engañarse. Ahora, lo decisivo será con quién puede hacerlo, porque de entrada se perfila una presidencia débil, todo lo contrario a lo que quería la reforma de la V República realizada por De Gaulle. De ahí a una futura crisis institucional hay un paso, y haría bien la UE, si es que son capaces, de no ver cerrada la crisis, sino simplemente camuflada.  Todo depende ahora de con quién podrá cohabitar el futuro gobierno, y de si viniendo de la elite cosmopolita sabe gobernar para la mayoría.

© Forum Libertas


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 10 de mayo de 2017

Cohabitación

¡Macron acaba de inventar la socialdemocracia!
Eso sí: una socialdemocracia totalmente libre del menor residuo, aunque sólo sea histórico, marxista. Es decir: socialiberalismo. Ya lo intentó Blair pero salió la cosa mal por la guerra de Irak.
No parece que el Presidente vaya hacer grandes privatizaciones en el sector público galo, Fillon sería mucho más peligroso en ese sentido.
El escenario no es tan malo; un Presidente socialiberal que probáblemente tenga que cohabitar con un Primer Ministro identitario. Puede salir bien. En España algo equivalente sería un gobierno Ciudadanos-Vox. ¿Por qué eso parece tan inviable aquí?


# Publicado por: Derechón (Ciempozuelos)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Mundo y poder
La destitución de Bannon o el fin del trumpismo
Varsovia, Hamburgo: Trump reinventa la Mitteleuropa
En 1958 daba risa el islamismo
Valeriana para Juncker
Macron-Le Pen, o el estruendoso regreso de la lucha de clases
Todo se juega hoy (y 15 días después)
¿Rusia o América? Metapolítica de dos mundos aparte
Tercera Guerra Mundial: ¿el principio?
Homenaje a Pascual Tamburri
Video electoral de Marine Le Pen
Donald Trump cumple sus promesas
Seis meses de cárcel por manifestarse contra una agresión sexual cometida por un migrante
¿En que consiste la Alt-Right?
Rusia: ese "pequeño país"… de mayor inteligencia
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (y II)
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (I)
La oligarquía sigue tropezando
Lo que ha pasado en Austria
Compañero Fidel
John Wayne cruza el Rhin
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Palabras
2 FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Elogio de Polonia
3 JESÚS J. SEBASTIÁN
Contra "Occidente"
4 El pueblo moral
5 SERTORIO
A degüello



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |