''Que sus amigos también flipen y disfruten! Páselo pulsando aquí.'' Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 22 de julio de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

SERTORIO
Eterno Franco

JAVIER R. PORTELLA
La neomojigatería
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
Una historia de amor, deseo y pasión

El tango, voluptuoso y envolvente. Algo más que un baile


El tango porteño, nacido en los arrabales de Buenos Aires como baile prostibulario entre los inmigrantes europeos recién llegados: el tango, una de las pocas grandes música del siglo XX, lleva el sello indiscutible de una Europa mediterránea y apasionada, de una Europa hoy desaparecida para ser más moderna y aséptica, más gris y uniforme.
elmanifiesto.com

29 de septiembre de 2008
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  


Pulse Aquí. (Tamano: 5,9 Mb.).


El tango porteño, nacido en los arrabales de Buenos Aires como baile prostibulario entre los inmigrantes europeos recién llegados: el tango, una de las pocas grandes música del siglo XX, lleva el sello indiscutible de una Europa mediterránea y apasionada, de una Europa hoy desaparecida para ser más moderna y aséptica, más gris y uniforme. Con el tiempo, el tango argentino llegó a alcanzar los salones de la alta burguesía de principios del siglo XX, en ambas orillas del Atlántico. En sus sensuales movimientos, hombres y mujeres recrean, sienten y dominan, a través de sus cuerpos entrelazados, la transgresión del adusto orden del mundo.

Todo ello queda aquí plasmado, entre la música de Piazzola, la de un tango clásico, “Por una cabeza”, de Gardel y Le Pera, y las pinturas de Jack Vettriano y otros grandes autores. Sensuales curvas de mujer, firmes piernas de hombre: buscándose y entrecruzándose en medio de la fuerza, la belleza y la pasión: tal es el mejor resumen de la unión de un mismo mundo en ambas orillas del charco. No hay que olvidar que los inmigrantes europeos supieron, allende los mares, fundar una ciudad y recrear una cultura a imagen y semejanza de la suya; una cultura quizás más abierta y voluptuosa, más nueva y vibrante, pero hija de las mismas quimeras y esperanzas. Hoy ambas orillas languidecen asfixiadas por distintos males, pero que tienen un común denominador: la muerte del espíritu que destroza al hombre occidental.

Aquí están estas imágenes para recordar que el tango es la última danza de fuego y verdad de un Occidente, hoy, aséptico y pudibundo.

 


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


Otros artículos de ver y flipar
"El aeropuerto de Barajas é mu grande"
Hace un siglo aún se construía
con belleza
Rascando los cielos
Qué es y qué hacer con el arte contemporáneo
El chiste del niño y los deditos
Los tesoros del Hermitage
Calderón de la Barca, a su alcance
Nuestras catedrales
Las diez casas más raras del mundo
Quien tiene un león, tiene un tesoro
La Expo de Zaragoza, en imágenes
El largo camino del Danubio, columna dorsal de Europa
El Rin en Suiza: agua a un palmo del cielo
Así murmuran los funcionarios andaluces sobre Chaves
Y Dios creó el color
Las únicas leyes que hacen sonreír
Humor francés sobre las rubias
Cádiz, donde la historia no pesa
Islandia, el país del hielo y la hierba
¿Sabe usted qué es el "sol de medianoche"?
Los mágicos acantilados blancos de Pamukkale
Herramientas para un mundo feliz: los decapitadores Braun. Recomendados por las OMS (pdf)
"Salvando la vida de las mujeres" o aborto contra los problemas, de Unicef (pdf)
"Aborto sin riesgos" la solución final contra los pobres de la OMS (pdf)
Ojo a los riesgos de la cirugía estética
Cosas increíbles, pero ciertas
La publicidad, el mejor retrato de nuestro mundo
Así ha fracasado la revolución cubana
Y del asesinato de Calvo Sotelo, ¿quién se acuerda?
Fotografías para mirar despacio
Más misterios sorprendentes de nuestro cerebro
17 de julio, la familia imperial rusa es asesinada
Importante actualización de la Ley de Murphy
Un fastuoso tesoro escondido en Madrid
Descubrimos los cambios que ZP se propone hacer en la lengua española
La versión británica de nuestra "patrulla águila"
Un paseo por Vietnam
¿De qué color son las cosas en el fondo del mar?
Atención, peligro: vigile las latas de conserva
Ponga a prueba su cerebro: ¡perderá!
Ese mundo picantón...
En dos palabras, im-presionante
Fotos de Afganistán, visto por los soldados españoles
Alucina: un restaurante colgado del vacío
Las increíbles virtudes del agua oxigenada
Una de animalitos
Humor popular sobre los políticos y sus cosas
Lansquenetes: los españoles no saben quiénes eran y es una injusticia
Cincuenta momentos únicos
Arquitectura rural en Cantabria: ¡qué gozada!
Conquistadores: cuando los dioses nacían en España
Prodigioso pps sobre la segunda guerra mundial
Un vídeo sobre Pound: alma europea
Ese loco mundo de la publicidad (loco, pero no tonto)
Las cosas más grandes del mundo
Un paseo extraordinario, al lado de casa
Rock identitario español: alucina, vecina
Los últimos de Filipinas
Todo lo que puede hacerse con una hoja de papel
Ojo, araña asesina anda suelta
Un paseo por el bosque. Hay que desconectar.
Las estampas más bellas de los cinco continentes
Cuando ruge el Cantábrico
Esto no lo verá usted en el hombre del tiempo
Los agujeros más impresionantes del mundo
Asturias, todo belleza
Para reírse un poco de (y con) España
Nunca debieron preguntar a la abuela
Ojo, automovilistas: estos son los nuevos radares de la policía
Baleares: demasiado hermosa para estar en las manos que está
Hacer esculturas con papel de celo
Escocia la brava: para soñar
Cuando un títere gigante aterrizó en Bretaña
Madame Butterfly como nunca la había visto
El Buda gigante de Leshan
Las más hermosas fachadas de Suiza
Naturaleza en estado puro: belleza, música y a disfrutar
Cuando las matemáticas fallan... hay un hombre y una mujer
El chiste de Zapatero y la reina de Inglaterra
Esto es una irreverencia, pero había que enseñarlo
Entre la demencia y el placer: un baño en el abismo
Ese segundo mágico que congela el tiempo...
Enmienda Vidal-Quadras, Abascal y otros: unidad nacional
El volcán Etna, en erupción
Cuando un camión tiene un accidente...
La mar embravecida en imágenes impresionantes
Manchas químicas en el cielo: ¿Una nueva leyenda urbana?
Las maravillas del Museo Vaticano
Esos rincones de España para perderse...
Las cataratas más impresionantes del mundo
Consejos para ahorrar gasolina
Delicias cómicas del idioma español
Adónde llega el furor de una mujer despechada
El litoral andaluz, a vista de pájaro
Alarma social por las radiaciones del teléfono móvil
Cómo hay que denunciar un delito en España
Descubrimos por qué hay tanto inútil mandando
Un paseo por las mil islas Ontario
Las mil islas de Ontario II
Así está escupiendo lava el volcán Chaitén
Portada
Un periodico políticamente incorrecto: sin mordazas

Totalmente independiente de partidos, capillas, grupos…, Elmanifiesto.com sólo depende del espíritu inconformista que le marca: un espíritu rebelde pero no nihilista, rompedor pero indagador de nuevos cauces y alternativas; un espíritu que no se identifica con ninguna de las corrientes ideológicas o políticas que hoy, a la derecha o a la izquierda, imperan.

Lo que nadie más le explicará, nosotros se lo contamos

Y así se podrá enterar de lo que de verdad pasa en España y en el mundo. Un mundo que no nos gusta, con el que no nos identificamos: un mundo que, carente de valores identidad y belleza, sólo aspira a nutrirse y entretenerse, mientras lo sume todo en el sinsentido.

La visión más aguda sobre lo que de verdad importa

Lo que de verdad importa no son los tejemanejes de nuestra clase política. Lo que de verdad importa es la "muerte del espíritu": la destrucción del arte y la belleza, la descerebración de nuestros jóvenes a manos de un sistema educativo perverso, los múltiples engaños históricos impregnados en nuestro imaginario colectivo, la estupidez mediática y publicitaria, los ataques que sufre el medio ambiente, la pérdida de identidad tanto a nivel colectivo como a escala familiar…

http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |