''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 17 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Los Estados-empresa

Juan Pablo Vitali

21 de septiembre de 2012
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JUAN PABLO VITALI

 Los  grupos humanos que ya difícilmente podemos denominar pueblos, se movilizan por cuestiones que difícilmente podemos denominar políticas. Asombrado por ver de golpe tanta gente en las calles de Cataluña el otro día, me puse a pensar hasta qué punto en esta edad oscura ha perdido el hombre el rumbo y el sentido de autoconservación colectiva.

En la antigüedad, o para mejor decir en la historia hasta no hace tanto, se sabía cuál era la base real de un poder. Ahora son pocos los que lo saben. La relación entre las amenazas externas y la capacidad interna de hacerles frente fue durante siglos el principio básico de la política. Territorios a veces no muy extensos ni demasiado numerosos en población han tenido sin embargo gran poder. Ciudades-estado, reinos, naciones, pujaban por contar con la mejor flota, con el mejor ejército, con aliados...: en fin, con todos los medios necesarios para subsistir en un mundo que fue siempre peligroso. Esa noción del peligro, parece haberse esfumado para “el último hombre” que entreviera el gran Nietzsche.

Salir a la calle por problemas de “servicios”, de “desbalance impositivo”, por temas “de caja” o “de facturación” es simplemente la cosa más triste que se pueda ver en estos tiempos. Así como a Europa le fue dado el “estado de bienestar”, así le será quitado. Es una cuestión muy simple: cuando uno pierde soberanía o la cambia por un dinero solventado por el poder de otro, llega siempre el momento de cancelar la deuda, del cambio de humor y de necesidad del amo. El mismo amo que hizo cerrar la caja con dividendos superhabitarios porque a él le servía, hará lo contrario cuando ya no le sirva más.
Y si esto que ahora vemos hizo el amo con los restos de “la gran Europa”, imaginemos lo que puede hacer con esos pequeños Estados-empresa, remedos barriales de viejos Estados con algún recuerdo de lo que fue un poder real: un ejército poderoso, una cohesión social, una voluntad política continental. Si Estados que realmente podían ser llamados como tales han caído con todo su poder, unos Estadillos concebidos como empresas bastante pequeñas por cierto ni siquiera caerán llegado el caso, porque serán desde el principio pintorescos ghettos temporarios para cobijar una felicidad prestada, esa alegría de vivir temporariamente en un barrio un poco más caro que el de al lado. ¿O acaso levantará Cataluña sus ejércitos y sus dioses, para unirlos a una gran epopeya de liberación europea?... Las módicas clases medias que viven y sueñan para el consumo, ya no saben nada de ejércitos ni de dioses (lo cual sería bastante razonable en estas épocas) pero tampoco saben diferenciar el poder real del consumo personal, y eso ya es grave.
Las que algunos llaman “patrias carnales” son algo muy bello en un contexto adecuado: un contexto identitario y cultural, pero el poder real en la posmodernidad es una cosa muy distinta a eso: es un poder inmenso y global que envía sus soldados a casi cualquier punto del orbe y maneja la energía y el consumo (incluyendo lo que comemos claro) a una escala años luz de esas pequeñas patrias que amamos y reconocemos. Ellos siempre integran unidades de poder mayores, cualquier alumno de primer año de estrategia, sabría las consecuencias de desagregar poder por parte de dominados.
Para ir de lo pequeño a lo grande, se necesita un gran espíritu y una comprensión igualmente grande. Una confederación de empresas con dinero prestado no hace ni siquiera un estado. Todo poder ontológicamente grande, termina por ocupar grandes espacios. Así fue con la pequeña Grecia hasta Alejandro, o la pequeña Roma hasta Augusto. El poder real siempre tiende a agregar poder, el podercillo de los barrios ricos en dineros acuñados por una m'quina ajena, dura lo que dura la voluntad que acciona esa máquina, porque detrás de ella hay otras máquinas que se llaman portaviones, misiles, y un largo etcétera.
Suerte Cataluña con la empresa privada. Nosotros en Ultramar heredamos de Castilla espacios tales que no tenemos más alternativa que defenderlos o perecer, pero en términos reales, ya que no fuimos favorecidos por ninguna empresa. Nos tocó la parte dura del pastel.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 02 de octubre de 2012

juego politico

Es difícil saber si una separación es adecuada y para quién cuando ha existido una larga historia de convivencia y entendimiento. Ninguna ruptura es fácil pero tampoco se puede coexistir sin simbiosis durante mucho tiempo... En mi humilde opinión el nacionalismo en estos momentos es desconsiderado e insolidario...
Idealmente la libre asociación de las gentes e independencia del estado podría calar bien y de hecho funcionó en muchas regiones de España en algún momento, pero formamos parte de algo mucho más grande y globalizado a lo que enfrentarnos; no creo que estemos adecuadamente educados, preparados ni concienciados para dar un paso tan grande tras largos siglos jugando al sàlvese quien pueda!!!
Además, creo que la idea separatista no parte de este principio de asociacionismo sino de otros menos memorables... Dudo mucho que la casta política catalana y sus convicciones difieran del cuerpo político restante español.
Si dejamos que nuestros dirigentes desvíen nuestra atención en momentos en los que la unidad es un requisito fundamental para combatir la decadencia del neoliberalismo saldremos perdiendo todos.
Aun así, por mi parte, el que quiera irse que se vaya. No iré a verle en el futuro, y probable y lógicamente me interese entonces comerciar con otros antes que con él; no será mi enemigo pero tampoco su repudio y ombliguismo serà un reclamo a mi amistad...
De todas formas quizás todo esto nos ayude a encontrar viejos amigos como Portugal, tan cerca y tan lejos!

# Publicado por: miguel (Mont de Marsan)
lunes, 24 de septiembre de 2012

Milicias Concejiles

Respondo a la pregunta del señor Vitali: ¿Puede existir un pueblo sin un ejército que provea a su defensa en circunstancias extremas?
Sí, existe el PUEBLO EN ARMAS, como las MILICIAS CONCEJILES de la ALTA EDAD MEDIA HISPANA (única época y lugar de la historia de la humanidad en la que ha existido la DEMOCRACIA, verdadera, sin adjetivos, es decir ASAMBLEARIA); y fueron estas milicias las que derrotaron al invasor musulmán, y no la CORONA. ¿Cuál fue el error del PUEBLO? Pues efectivamente, y por desgracia, se ALIÓ con la CORONA (y el clero) para expulsar a los musulmanes, creyendo que éstos eran su único enemigo, cuando lo cierto es que la corona y el clero católicos tenían la misma intención DE DOMINACIÓN que aquéllos. A partir de la derrota del invasor, el pueblo -los diferentes pueblos- se durmió pensando que había mantenido su LIBERTAD... pero lo que realmente sucedió es que ese aliado que debió ser conyuntural, fue poco a poco creciendo en poder, camuflado en un catolicismo que era, en realidad, ANTAGÓNICO con la mezcla que surgió de la cosmovisión de los pueblos del norte de la península Ibérica con el cristianismo original. Es decir el catolicismo sirvió para destruir a los pueblos y al cristianismo original.

# Publicado por: Beato de Liebana (Madrid)
sábado, 22 de septiembre de 2012

Dinámica contra esclerosis

1- Maurras escribió hace casi cien años. Una parte de su pensamiento estará vigente y otra no.
2- Las regiones y los continentes deben complementarse no oponerse. Una región puede ser una realidad cultural y aún política, pero no es nada en la relación de fuerzas frente al poder mundial
3- ¿Cuál sería el objetivo político trascendente de la región, más allá de los balances?
4- La hispanidad criolla es un continente mucho más grande que España y aún que Europa, ergo: el destino de la hispanidad continúa aún sin España.
5- El único pensamiento útil es el pensamiento dinámico, o sea vivo, capaz de alguna creatividad.

# Publicado por: Juan Pablo Vitali (La Plata)
sábado, 22 de septiembre de 2012

La Hispanidad en crisis

Estimado Sr. Vitali:
Cuando España recupere su ´´Hispanidad´´ recien alli podremos empezar a hablar de las conveniencias o no de los espacios continentales - Perón, - mientras España sea el furgon de cola del Atlantismo Americano los pueblos a mi entender deberian volver la mirada a sus regiones, a sus patrias carnales como decia un gran poeta. A si que me parece que entre una Cataluña con mas independencia y una España insertada en el globalismo no hay mucho que pensar.
En estos temas conviene retornar al pensamiento regionalista de Maurras.
Un abrazo.

# Publicado por: F. Jose Gonzalez (Buenos Aires - Argentina)
viernes, 21 de septiembre de 2012

Unirse para sobrevivir, no para dominar

Los espacios mayores a los que me refiero son los espacios continentales según los definió el general Perón, no los antiguos imperialismos ni los ejércitos al servicio de interéses plutocráticos. Creo que el señor Beato de Liebana está condicionado por un poder europeo que llevó a Europa a la decadencia imperial capitalista. Mi experiencia desde la periferia es unirse para resistir, no unirse para dominar. Por otro lado ¿Puede existir un pueblo sin un ejército que provea a su defensa en circunstancias extremas?

# Publicado por: Juan Pablo Vitali (La Plata)
viernes, 21 de septiembre de 2012

ACLARACIÓN

Debemos conceder a Beato de Liebana la veracidad de que las minorías con ganas de poder que han dirigido las empresas de los estados de la vieja Europa, son los antepasados ideológicos de los actuales lobbys. Aún así, pienso que el señor Vitali se refiere a momentos en que el interés de poderosos y débiles estuvo unificado en aras de un reconocimiento y unas empresas extranacionales; claro que éstas ´´alianzas´´ solo se dieron en escasos momentos históricos y también por desgracia estuvieron condicionadas por conveniencias momentaneas. Que los intereses de la corona española en el siglo XVI coincidieran con el ansia de oro de los pequeños hidalgos y pueblo llano, los llevó a una alianza temporal, promulgándose leyes favorecedoras; entramos con intereses materiales y acabamos instaurando la universalidad hispánica ¿quién lo hubiera pensado? A veces las consecuencias de las acciones emprendidas en pro de intereses materiales se escapan de las manos, para bien.

# Publicado por: M Luisa Ottomano Queraltó (Alcalá de Guadaíra)
viernes, 21 de septiembre de 2012

Artículo fallido y/o engañoso

Dice que los ESTADOS antiguos fueron producto de la UNIDAD del pueblo, eran patrias carnales y que por ello su imperialismo y expansionismo eran ¿legítimos? No se puede estar más desacertado en tan poco espacio. Mire señor Vitali: esa UNIDAD jamás se dio en la antigedad por razones obvias: no existían los medios de comunicación, transporte y adoctrinamiento que existen hoy. Antes el ámbito del común de los mortales era su pueblo y como mucho su comarca. Es hoy cuando realmente todos los pueblos, y pueblillos, están unidos en la pobreza espiritual y el hedonismo. Y han sido los ESTADOS, y los ESTADILLOS, los que se han encargado de ello. Y antes y ahora han usado los ejércitos contra el pueblo. Jamás se creó un ejército mirando por los intereses del PUEBLO, sino que siempre han defendido los intereses de unas minorías poderhabientes. Señor Vitali, por favor, no siga falseando la historia, y no siga inventando una UNIDAD de intereses que jamás existió entre los PUEBLOS y las minorías poderhabientes o con ganas de poder. Es precisamente su cosmovisión legitimante de las jerarquías y los ESTADOS, compartida por la mayoría de la intelectualidad -al servicio del poder-, la que nos ha llevado hasta la situación actual. Es precisamente esa unanimidad en la necesaria DELEGACIÓN del poder en unas minorías sabelotodo, la que está destruyendo a los pueblos.

# Publicado por: Beato de Liebana (Madrid)
viernes, 21 de septiembre de 2012

.

Excelente, impecable.

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
El pancriollismo
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
Cultura y militancia
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Ruina
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo
El Papa y nuestros amigos argentinos
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
¿América Latina = América romana?
Los griegos no necesitaban la ecología
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Los hackers
2 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"
5 SERTORIO
La era Trump



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |