''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 22 de enero de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Renace Roma
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


JESÚS LAÍNZ
Ideas para una reforma de la Constitución

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Jack London: la entraña más primaria de la vida

SERTORIO
Imperialismo pagano

ANNA GRAU
Carta a l´Avi Josep (Pla)

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
[email protected] [email protected]
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Y quien dice Italia, dice...

¿Quién Gobierna a Italia?

Audrey d´Aguanno

2 de octubre de 2012
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

AUDREY D´AGUANNO

El ciudadano corriente tiene conciencia de ser gobernado por una clase política corrupta e indigna de representarlo, una clase que no considera la política como el Arte de gobernar la sociedad para mejorarla, sino como una lucrativa profesión repleta de privilegios. Estos gobernantes, ya totalmente apartados de un pueblo al que no conocen y cuya suerte les importa un bledo, se emten en política con el solo fin de hacer carrera. Flanqueados por los medios de comunicación, han reducido la política a un  sucio espectáculo compuesto de escándalos sexuales, show business y sobornos.

Es una empresa de desmovilización que ha tenido éxito, hay que reconocerlo: el pueblo, al sentirse impotente, ha acabado desinteresándose por completo del «bien común», del futuro, de la marcha del país. Lo cual no deja de tener una cierta lógica: en este régimen para hacer oír la voz de uno, se vota… ¿pero a quién? ¡Sólo se vota a los candidatos seleccionados por los partidos de esta democracia representativa que, de este modo, se convierte en una pura ficción!
 
La más arrogante demostración de todo ello es sin duda el ascenso de Mario Monti, un personaje totalmente desconocido por la mayoría de la gente y que ha llega al poder sin haber sido elegido por nadie… Se ha hablado de golpe de Estado, de golpe financiero, de paso hacia un nuevo orden mundial… Palabras todas que pasan por encima de la cabeza de un pueblo que, cuando no se resigna, se siente casi aliviado de haber sido despojado de su soberanía. Pero, ¿qué peso podemos dar a estas palabras? ¿Son sólo una «paranoia» por parte de quienes creen en una «teoría del complot»? ¿O expresan, por el contrario, una realidad fácilmente demostrable con sólo echar un rápido vistazo a la vida de Mario Monti?
 
Formato y formateado en América, el hombre trabajó en nuestro continente, cuando era Comisario europeo, en pro de la abolición de los aranceles, es decir, en pro de entregar nuestro mercado interno al liberalismo planetario más salvaje. Basta recordar que, hasta el año pasado, Monti era consejero internacional del infame banco Goldman Sachs cuya excelencia en las estafas se hizo de notoriedad pública con ocasión de los escándalos que protagonizó hace poco: su responsabilidad en la crisis griega (cuando, además de ayudar a ocultar el endeudamiento público de Grecia, apostó por la bancarrota del país), en la crisis de las subprimes, punto de partida de la actual crisis internacional (vendía préstamos basura y apostaba al mismo tiempo por el derrumbamiento del mercado inmobiliario), sin olvidar sus maquinaciones para crear artificialmente situaciones de penuria de materias primas hoy por hoy abundantes (aluminio, cinc).
 
Éste es el verdadero rostro de Goldman Sachs, la institución de la que Mario Monti ha salido para dirigir a Italia (pero de la que también han surgido  Papademos en Grecia y Draghi en el Banco Central Europeo). Monti es uno de los pocos europeos que es miembro tanto de la Comisión Trilateral (organización mundialista que aspira a planificar la economía y la política internacionales sobre la base del modelo capitalista americano) como del Grupo Bilderberg (un súper Club secreto que agrupa a la crema de la oligarquía internacional, cuyo objetivo final es llegar «a una revolución sin sangre, inspirada por las actuales clases dirigentes, que conduzca a un gobierno de tecnócratas para los cuales la política esté plenamente subordinada a la economía internacional», como lo escribió ya en 2007 Daniel Estulin, autor de una investigación sobre dicho grupo).
 
Estas instituciones supranacionales aspiran a imponer sus decisiones a los gobiernos de todas las naciones, favoreciendo sus propios intereses particulares en detrimento de los de la comunidad. O dicho con otras palabras, favoreciendo los intereses de los bancos y las multinacionales en detrimento de los de los pueblos. Todo ello, por supuesto, sin pasar por los estorbos democráticos… ¿Hay aún alguien que se pregunte para quién trabaja el senador Monti? Está haciendo el juego de las altas finanzas en contra de la economía italiana, y el de América en contra de Europa. Su política de austeridad no consiste sino en transferir las riquezas de Italia[1] hacia los dominios de las altas finanzas internacionales. No hay en ello ninguna conspiración, ningún complot: se trata tan sólo de la lógica del sistema liberal globalizado. Y es completamente oficial. La oligarquía mundial ya no se oculta para nada, pues tiene la certeza de que los pueblos no se darán cuenta de sus maniobras, y si acaso se dieran cuenta, tampoco reaccionarían, porque se han vuelto apáticos.
 
Lo único que sucede es que se olvidan de una cosa: el despertar popular siempre ha sorprendido por lo imprevisible que resulta…


[1] Además de la riqueza de sus pequeñas empresas independientes, Italia es también la tercera reserva mundial de oro. Reserva que Mario Monti está ahora liquidando al extranjero…

¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 02 de octubre de 2012

Felicidades!!

Desde Italia, desde donde les sigo, tanto por interés como para mejorare el mio español, me ha sorprendido encontrar este articolo sobre mi país. Magnífico, splendido, perfecto. Es exactamente así como son las cosas. ¿Van a tener más articolos sobre Italia? Adelante siempre. Valentia y fuerza.

# Publicado por: Fabio Reniero (Firenze)
martes, 02 de octubre de 2012

PUERTA A LA ESPERANZA

Artículo magistral que expone la realidad de nuestra existencia de novela de ciencia-ficción, aunque abre al final una vía de esperanza en cuanto al despertar popular imprevisible. Lo malo es que aún falta mucho para que la gente pase hambre física y mucho me temo que los dueños del redil no van a dejar que las cosas lleguen a ese extremo; de manera que la agonía será larga y es posible que a ella le siga la muerte y no el despertar. Pero por qué no...., puede haber sorpresas.

# Publicado por: M Luisa Ottomano Queraltó (Alcalá de Guadaíra)
martes, 02 de octubre de 2012

Y quien dice Italia dice España

Recordemos que nuestro ministro de economía es también de la Cuadra Goldman, cuadra de manos judías, por cierto.
Y que Zapatero liquidó nuestras reservas de oro ante el silencio de la oposición pepera

# Publicado por: José María (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Audrey d Aguanno
Populismo italiano: sube el termómetro
Italia: cambian la fachada. Llega uno con facha simpática
Algunos años después de la Gran Sustitución
Inestabilidad y victoria de la antipolítica
Para el pillaje... hasta se cargan su democracia
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Escipión era franquista
2 SERTORIO
Imperialismo pagano
3 Masturbarse es violar por telepatía
4 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Jack London: la entraña más primaria de la vida
5 JESÚS LAÍNZ
Ideas para una reforma de la Constitución



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |