''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 19 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
"¡Que el gran Nietzsche me perdone!", exclama J. P. Vitali

El Papa y nuestros amigos argentinos

Juan Pablo Vitali

22 de marzo de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JUAN PABLO VITALI

Son muchas las cuestiones personales que implica para mí un Papa como el que ha sido elegido. Demasiadas cuestiones personales como para ser objetivo, y aunque sabemos que la objetividad no existe, tampoco es conveniente escribir sobre un tema y no poder tomar cierta distancia en el análisis.
Los ataques a Bergoglio (todavía me cuesta decirle Francisco) que he visto en las últimas horas han sido de lo más variados y de lo más curiosos. Los “estúpidos imberbes” que Perón echó de la plaza de Mayo lo siguen tildando de genocida y de nazifascista, aunque ahora ya no son tan estúpidos, a juzgar por su patrimonio,  ni tampoco tan imberbes, porque ya están pisando la franja de los setenta años. Otros desde una derecha rígida e inflexible lo señalan con recelo por su buena relación con los judíos y demás confesiones no católicas, diciendo que su elección es en realidad el colmo de una apertura progresista en la línea del Vaticano II.
Yo prefiero acompañar hoy la inocente alegría del pueblo, no como católico que todos saben que no lo soy, sino como argentino y peronista, como sudamericano y disidente del sentido del mundo. Sé que el nuevo Papa no cambiará el sentido del mundo, pero como la estupidez me subleva, prefiero esperar para señalar lo que considere negativo cuando se den los hechos y no antes. No para defender al Papa, sino para alejarme de tanta estupidez.
En un mundo donde es poco lo que pasa de interesante y donde a menudo mucha gente cree que Buenos Aires es la capital de Brasil, no puede molestarme que se elija como Papa a un hombre con el que al menos hemos compartido patria e ideas políticas, aunque luego el sentido del mundo y la curia vaticana se lleven muy lejos esa primera impresión. Tener un Papa que alguna vez fue peronista puede hacer entender a mucha gente que el peronismo no es algo tan sencillo y superficial como muchos piensan.
América del Sur es ya una realidad geopolítica ineludible, el apellido del Papa dice a las claras que nosotros los hijos y nietos de italianos no estuvimos acá perdiendo el tiempo y que en el futuro será imposible ignorarnos. Estamos orgullosos y esperanzados ¿Para qué negarlo? Creo que en ocasiones los intelectuales deben dejar de ser sólo eso y obedecer a los instintos, volverse parte de su pueblo y aprovechar la ocasión no para los análisis frígidamente especulativos, sino para volver a la acción concreta. Quizá ese día sea hoy. Quizá no sea un día para la excesiva especulación. Hace mucho que no veo dos millones de personas reunidas en mi país con la intención de hermanarse y de volver a mejores caminos. Lo vi a los doce años cuando volvió el general Perón. Lo veré seguramente cuando venga el papa a la Argentina. Me dirán oportunista. Sí, es cierto, yo espero la primera oportunidad para que Sudamérica y la Argentina sean una parte sustancial del mundo en que vivimos y puedan ocupar un sitio principal en él. Todos sabemos que difícilmente se puede rechazar sin funestas consecuencias nuestro origen. Y yo nací argentino y peronista. Quiero que la inmensa energía espiritual que Sudamérica produce se torne también una fuerza política mundial. Si nuestro compatriota Francisco sirve a esos objetivos será mi papa. Si esto sirve para que los pueblos latinos se unifiquen y asuman su lugar en la historia Francisco I será mi papa. Así piensa un peronista. Luego veremos cómo se dan los hechos del pontificado.
No estoy hablando aquí de cuestiones teológicas que no me competen, sino de las cuestiones políticas y geopolíticas que implica la elección de un papa. Y ésta no es una elección más, al menos para nosotros.
La política es el arte de lo posible, pero lo posible se torna real sólo por la acción. Y en Sudamérica hoy es hora de actuar, quizá dos mil años de política exterior católica nos indiquen eso con esta decisión.

Encima de todo lo escucho diciendo por la televisión:-“No hay que olvidar a quienes dieron la vida por la patria, las Malvinas son nuestras” Sí ya sé, ahora es el Papa, pero aún los paganos necesitamos tener una ilusión ¡Que el gran Nietzsche sepa perdonarme! 


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 26 de marzo de 2013

Qué fácil es usar palabras ´´claves´´.

Sr. Balonga. No voy a defender las tesis del amigo Vitali. Con algunas concuerdo y con otras no. Pero realmente le contesto su mensaje porque es el claro ejemplo de cómo se puede escribir 30 líneas sin decir nada, simplemente usando palabras talismán como: ´´misógino´´, ´´homófobo´´, y la infaltable ´´fascismo´´. Si los Papas ´´sostuvieron´´, que no fue así, pues el Duce se sostenía solo, a Mussolini, fue porque éste les devolvió autonomía política que le había sido negada por el liberalismo del S. XIX. Esa comparación entre fascismo y populismo déjela para los iletrados. Quienes conocemos de ideologías sabemos que el fascismo y sus variantes nacional revolucionarias no son populistas. Ni tampoco bolivarianistas o kirchneristas. Son otra cosa, y muy seria. En cuanto a la ´´homofobia´´, a qué viene cartelito en una artículo que nada tiene que ver con el tema. Preferiría que el Papa fuera ´´filosodomita´´? Y bueno, de la misoginia ni hablemos. Una Iglesia que cada día eleva más la imagen de la Madre de Jesús, no puede ser catalogada de ´´misógina´´. En si, como le decía: 30 líneas para no decir nada.

# Publicado por: Adolfo Gutiérrez (Reykjavik)
viernes, 22 de marzo de 2013

.

Cuanto mas la Iglesia se ´´adapte´´ a los tiempos que corren, mas seguidores perderá.

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
viernes, 22 de marzo de 2013

Nada nuevo en el Papa

Un Papa peronista no es una novedad realmente. Nada diferente a los Papas alineados con Mussolini y los sostenedores de Franco.
Con mayor o menor violencia segun los tiempos, el peronismo es un populismo más, un fascismo tardío.
Para la Argentina la consagración de Francisco significa la potenciación de una Iglesia retardataria misógina y homófoba con un
fundamentalismo campeante siempre empeñada en convertir la Republica hoy laica en una ´´República´´ Catolica (en el sentido de las
´´Republicas´´ Islamicas). En ese sentido se abre un riesgo latente de negociación de la Reforma Constitucional con el Kristinismo
(la heterogenea fuerza de la presidente Fernandez) donde se acepte la ReReeleccion a cambio poner en el texto constitucional
declaraciones religiosas mucho más duras que los actuales eufemismos en materia de aborto y demás puntos ´´sensibles´´ (ver
http://laensaladabypablo.blogspot.com.ar/2013/03/bergoglio-y-la-opcion-por.html) . La posición de Bergoglio sobre Malvinas atrasa
50 años que es el tiempo en que el planeta se pronuncio contra el colonialismo: las islas deben ser un pais independiente por las
mismas razones que Gibraltar debe reintegrase a España (ver documentos en
http://falklandislandsrepublic.blogspot.com.ar/?viewsidebar ) .


# Publicado por: Pablo Balonga (Buenos Aires)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
El pancriollismo
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
Cultura y militancia
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Ruina
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
Los Estados-empresa
¿América Latina = América romana?
Los griegos no necesitaban la ecología
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
2 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
3 SERTORIO
La era Trump
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |