''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 24 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


JAVIER R. PORTELLA
¡Ay de los puros!

SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo

Juan Pablo Vitali

5 de abril de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

La estatua de Colón en Buenos Aires
antes de que Evo Morales la derrumbe
JUAN PABLO VITALI

En Buenos Aires hay monumentos que responden a una historia, como en todas partes. Cambiar los monumentos es por lógica cambiar la Historia. Por eso se reemplazará el monumento a Cristobal Colón y hay también proyectos para reemplazar la estatua ecuestre de uno de los padres de la patria: el general Julio Argentino Roca.
La sensación es la misma que cuando he visto el monumento a Hernán Cortés manchado con una pintura roja que semejaba sangre. ¡En su propio pueblo, en España! ¿O fue en Expaña? No soy fanático de Colón ni de Roca. Disiento en muchas cosas con la actuación de ambas figuras, pero de algo estoy seguro: las estatuas serán bajadas de sus pedestales por aquello en lo que coincido y no por aquello en lo que disiento.
La estatua que se instalará en lugar de la de Colón es financiada según parece por el presidente de Bolivia Evo Morales. Parece que la Argentina ya no puede ni siquiera erigir una estatua sin pasar por los filtros ideológicos del indigenismo y tampoco financiarla. Acaso nuestra historia podría llamarse: “De cómo muchos millones de personas cultas se convirtieron en marginales sin protestar”.
Bajar a Roca y poner en su lugar un monumento a “la mujer originaria” es un viejo anhelo indigenista y de género, ya que la llamada “conquista del desierto” que consagró la soberanía argentina en la Patagonia parece haber sido el mayor pecado original de la patria. La presencia de un ejército nacional fue mala para todo lo que no era la nación, y si todavía queda algo de este pobre país es porque una vez existió un Ejército que dio a Roca y también a Perón.
Cortés, el genocida; Colón, el genocida; Roca, el genocida, España genocida, Argentina genocida, blancos genocidas. Escupir sobre los padres, mirarse al espejo y odiarse a sí mismo. Esconderse, disfrazarse para no ser señalado ni molestado por el racismo antiblanco, antieuropeo, antiamericano también.
¿No es en definitiva Colón de algún modo el padre político de la iglesia americana? ¿No hay ahora un papa argentino? ¿De qué tendrá que disfrazarse el papa Francisco para que no lo acusen de genocida, de cómplice o descendiente de genocidas?
Damos lástima como naciones, como pueblos. ¿No hay un católico que defienda al almirante Colón? ¿Debo hacerlo yo que soy pagano? Detrás de la vejación del símbolo está la destrucción de aquello que simboliza, y no me refiero a una religión sino a milenios de historia y de cultura en bloque. Vale para Colón, para Roca, para Cortés y para todo lo que se viene.

¿Alguien recuerda lo que fue la Argentina? ¿Alguien recuerda la inmensa y orgullosa Buenos Aires de principios del siglo XX, con sus calles empedradas, sus novísimos trenes y sus edificios neoclasicos? Pues bien, ahora Evo Morales paga los monumentos siempre y cuando sean hechos a su medida. Parece que seremos finalmente “Latinoamérica”, pero sería bueno llevarse todo lo que hicimos y dejar lo que había antes: un inmenso territorio vacío con algunos recolectores nómadas, y que después levanten los monumentos a lo que quieran, hechos de barro y paja, como era en un principio, por los siglos de los siglos, amén. 


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
domingo, 7 de abril de 2013

DESMEMORIADOS HISTÉRICOS.

Ciertamente bueno este artículo don Pablo Vitali (como de costumbre). Tenemos un gran problema con este tipo de políticos que quieren más a su ideología y a su partido que a sus propios ciudadanos y lo que fueron (su Historia). Tanto allá como acá.

# Publicado por: españolito (Granada)
sábado, 6 de abril de 2013

Deseuropeizar América

Me había prometido no volver a opinar, para no dar lugar a imputaciones, pero este artículo del amigo J.P.V. ha quebrado prontamente mi promesa. Totalmente de acuerdo contigo Juan Pablo. Lo más triste de todo es que se está destruyendo el proyecto más hermoso que el Occidente había emprendido: la construcción de una Magna Europa, o si quieren ser más modesto Magna Hispania. Todos nosotros, educados por nuestros padres como descendientes en cuarta o quinta generación, por un lado como descendientes de europeos, por otro como de familias ´´patricias´´ - dicho esto en el sentido real de la palabra, o sea familias que fundaron la Patria, lo que nada tiene que ver con ´´oligarquía´´-; todos nosotros, retomo la idea, nos sentimos como extranjeros o como europeos en el exilio. El Indigenismo roussoniano, igualitario y marxista, falsea la historia igual que los pequeño nacionalismos que sufre nuestra Mater Patriae Hispania. Nuevamente felicitaciones a ti, Juan Pablo.

# Publicado por: Adolfo Gutiérrez (Reykjavik)
sábado, 6 de abril de 2013

Colon

Amigos aquí esta donde yo encontré en su momento la noticia que nos ocupa: http://www.lanacion.com.ar/1565495-el-gobierno-nacional-trasladaria-el-monumento-a-cristobal-colon

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
sábado, 6 de abril de 2013

Otrosí digo

Aún hay otra cosa alucinante: el hecho de que, por primera vez en la historia de este periódico un artículo sólo ha recibido (salvo mi intervención) comentarios por parte de los amigos argentinos. Tal parece como si el asunto no fuera ni con los españoles ni con los demás hispanoamericanos.

# Publicado por: Javier Ruiz Portella (Madrid)
viernes, 5 de abril de 2013

hacer algo

Comparto plenamente la preocupación de Vitali por el Monumento y lo que significa como ataque a la cultura . No logro verificar esté confirmado. He consultado a GCBA via twitter para que confirme y diga si va a hacer algo al respecto. Creo q deberiamos movilizarnos en las redes y/o en la calle en defensa del monumento y nuestros valores frente a la prepotencia de los sostenedores del Mito de los Pueblos Originarios. Si algún lector en BA sabe de alguna movida favor avisar @tipstonga gracias

# Publicado por: Pablo Balonga (Buenos Aires)
viernes, 5 de abril de 2013

Lo más alucinante

Lo más alucinante de todo no es (con serlo) la noticia del derrumbamiento por el indio Morales de la estatua de Colón. Lo más alucinante es que sólo nos enteremos de ello gracias al amigo Vitali. Nadie, en ningún sitio, ha dicho (que yo sepa) ni media palabra.

# Publicado por: Javier Ruiz Portella (Madrid)
viernes, 5 de abril de 2013

COPIO Y PEGO

ESTIMADO SR VITALI COPIO Y PEGO SU ARTICULO.claramente todo se trata de fragmentar a las naciones. España y sus ´´focos´´ separatistas son un caso típico, quizás MUY CLARO DE LA OPERACION ORQUESTADA... Pero.. cómo fragmentar una nación como Argentina ? país cuya extensión territorial corre paralela con la falta de población ? Si ´´alguien´´ quisiera quedarse con la Patagonia no podría apelar al sentimiento de localidad de la población de la misma, pues hay muy poca, y la que hay, en gran parte procede de otro lugar....pues bien ....HAGA CORRER LA VOZ QUE ESOS TERRITORIOS ...pertenecen a los MAPUCHES...o a los ARAUCANOS..En relación al monumento de Colón en la ciudad de Buenos Aires, según parece lo ubicarán en la ciudad de Mar del Plata (balneario en la costa, 400 km sur de Bs As), lo cual , de ser realmente asi, suma incoherencia pues habrá que explicarles a los marplatenses si lo de genocida tiene algo que ver con ellos ...¡¡¡ Es más...quien conozca Buenos Aires podría preguntarse que van a hacer con el monumento a Juan de Garay, que esta a la derecha de la Casa de Gobierno (el de Colón esta atrás) .Se trata de una estatua de bronce que nadie puede dejar de ver y se nota claramente que es un conquistador español...en una de esas decretan que como era vasco..no le alcanza la imputación ¡¡¡¡

# Publicado por: oscar ghiso (buenos aires)
viernes, 5 de abril de 2013

.

Yo si soy roquista y bien lo sabe Don Juan Pablo y desde luego admiro al almirante, por sus conocimientos y por sus cojones. Coincido en un todo con lo vertido en el artículo. Solo me gustaría agregar que el indigenismo o aborigenismo o pueblooriginalismo es una fatal regresión histórica, desde el punto de vista marxista incluso sería un atroz descenso de la ´´clase´´ a la ´´raza´´, una visión reaccionaria e intolerable, un giro contrario al sentido de la historia. Desde luego que esa visión indigenista es bienvenida y fogoneada por los imperialismos, toda vez que es profundamente debilitante de las nacionalidades, de hecho Bolivia en su constitución se declara Estado Plurinacional. Bajarán la estatua de Colón, bajarán la estatua de Roca, Perón solamente tiene bustos pero a ellos también les cortarán la cabeza. Intuyo que es el signo de los tiempos. Cayeron las estatuas de los faraones, de los césares, de Stalin, Lenin y Franco, ¿porque no habrían de caer Colón y Roca?. Creo que hemos pasado el punto crítico de un remolino histórico y por lo tanto es muy improbable que cambie de sentido (juro que esto último es lo que mas deseo). Pido disculpas si todo esto aparece como muy fatalista, pero es lo que me queda después de haber leído a Philippe Muray y otros lúcidos pensadores de la misma línea. La mejor prueba de ello es que, como dice el autor del artículo, nadie sale a defender a Colón y por supuesto nadie defenderá a Roca, esos dos genocidas...

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
El pancriollismo
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
Cultura y militancia
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Ruina
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
El Papa y nuestros amigos argentinos
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
Los Estados-empresa
¿América Latina = América romana?
Los griegos no necesitaban la ecología
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 SERTORIO
Los retos de VOX
4 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |