''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 20 de agosto de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El suicidio de los medios

SERTORIO
La Gran Sustitución

ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Neoantifranquistas

ALBERTO BUELA
Contradicciones de la sociedad opulenta
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Ruina

Juan Pablo Vitali

9 de mayo de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

JUAN PABLO VITALI

Las últimas cúpulas Art Decó de Buenos Aires se pierden entre la niebla. Siempre hacia el Sur, donde estuvo el alma de la ciudad hasta la fiebre amarilla, nuestra más antigua arquitectura se convierte en carne de ocupas indocumentados. Pero a nadie importa.
Si Borges pudiera ver la calle Juan de Garay, ya no encontraría la casa de Beatriz Viterbo, en cuyo sótano Julio Argentino Daneri descubrió el Aleph. Fue quizá por ese mismo punto mágico por donde se evaporó nuestro universo.
Detrás del parque Lezama, se esconden las últimas casas señoriales no entregadas aún a la piqueta ni a los ocupas. La loba romana y Juan de Garay resisten silenciosos en sus pedestales. Gozan del desinterés del vulgo, seguramente por eso nadie se ha preocupado en quitarlos todavía, como le está por pasar al pobre Colón. Un templete romano no tiene tanta suerte y está rodeado de trapos y colchones, modernos instrumentos de asedio con los cuales la marginalidad anuncia su presencia y el inminente asalto a un determinado sitio.
El Museo Histórico Nacional permanece herméticamente cerrado. Allí pude ver un día una espada española rescatada de las nieves de la cordillera de los Andes; el sable vencido de Beresford el inglés y el primer boceto de la bandera del Perú hecho del puño del general San Martín. Quién sabe si todo aquello figurará todavía en el inventario. Es que los inventarios públicos son como la democracia, en teoría son de todos pero cuando alguien reclama verlos, por un motivo u otro nunca puede tener acceso a ellos.
Podría nombrar otros sitios de la ciudad pero no quiero perjudicarlos. Lo mejor es que nadie se acuerde de ellos para favorecer su permanencia.
La ciudad es tan inmensa que no puede ser ocupada ni destruida en un solo día. Por eso su destrucción se ha convertido en tarea cotidiana.
Las clases medias se trasladan desde el viejo corazón del Sur de la cuidad más hacia el norte, lugar donde el sistema les tiene preparadas para la venta a cambio de sus vidas unas cárceles apropiadas. En ellas creen estar seguros, encerrados con cierto confort siempre provisorio del que salen solamente a servir a sus amos en el confort de sus autos, aunque no sin cierto miedo por cierto, ya que las máquinas más perfectas pueden fallar y dejarnos en medio de la incipiente oscuridad de Sudamérica

¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 9 de mayo de 2013

EN ANDALUCÍA SE SUBVENCIONAN HASTA LAS RUINAS.

La casa invisible (e intocable) está en Málaga, es una casa que fue expropiada por los ocupas con las bendiciones de la Junta de Andalucía y ahora recibe subvenciones por partida triple, del Ayuntamiento de Málaga, de la Diputación Provincial de Málaga y de la taifa de Andalucía (la Junta). Nada nuevo bajo el sol. Es decir, como se dice en este vídeo estamos muy cerca a la ideología fascista, con nuestro dinero subvencionamos a los okupas.

http://t.co/AvPt67hFKm


# Publicado por: españolito (Granada)
jueves, 9 de mayo de 2013

PATRIMONIO CULTURAL

El caso más conocido de destrucción patrimonial (para los argentinos) es el mismo CABILDO, no desaparecido pero sí MINIATURIZADO, pues se han demolido en su momento ambos costados y cortado por arriba su torre. CONVERTIDO EN MAQUETA.
Si no pudieron perdonar a LA PIEDRA FUNDACIONAL,(en la escuela se enseña que ahí nació Argentina)¡¡¡ que le puede esperar al resto.¡¡¡.
El alma de la ciudad ¿?...La encontraron en Colón. (ya esta empaquetado y listo para enviar por encomienda).
TODO ESTO ME SUENA A TIEMPOS LIQUIDOS (Bauman), al viento que sopla según la época.
ME QUEDO CON LO PERMANENTE,. de líquidos: YO VEO TSUNAMIS y los vientos: SON TORMENTAS.


# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
El pancriollismo
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
Cultura y militancia
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo
El Papa y nuestros amigos argentinos
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
Los Estados-empresa
¿América Latina = América romana?
Los griegos no necesitaban la ecología
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Una larga enfermedad
José Vicente Pascual
1 SERTORIO
La Gran Sustitución
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El suicidio de los medios
3 JOSÉ VICENTE PASCUAL
Una larga enfermedad



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |