''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 20 de agosto de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El suicidio de los medios

SERTORIO
La Gran Sustitución

ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Neoantifranquistas

ALBERTO BUELA
Contradicciones de la sociedad opulenta
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Cultura y militancia


Ya no se produce nada de lo que alguna vez se produjo en Occidente: no hay gran literatura, ni gran música, ni grandes filósofos, arquitectos, escultores
Juan Pablo Vitali

18 de septiembre de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

JUAN PABLO VITALI


Un pensador puede generar cambios en la realidad, ya que el pensamiento precede a la acción. Un pensador puede renovar ciertos puntos de vista, si es que algo puede renovarse en el eterno ciclo del pensamiento; o bien puede traer a la escena algo que, parafraseando a Borges: “Es siempre un sistema de citas”, aunque él se refería a la literatura, no a la llamada ”metapolítica”.
Evidentemente, pensadores como Alain de Benoist o Alexander Dugin –por citar a dos de los más conocidos, olvidando injustamente a otros– hacen un aporte inmenso a la gente que actúa o quiere actuar en un mundo en constante cambio y en una lucha en constante desarrollo.
Sin embargo, existe un riesgo, que no puede imputarse a ellos, y es que algunos confundan el aporte de esos pensadores con la cultura en su totalidad. Me explico mejor: el llamado “militante” suele ser, sobre todo en Occidente, una persona que se aferra a una estructura ideológica, a ciertos aspectos de la realidad que le interesan, y los confunde con el hecho de tener y pertenecer a una cultura. Es un “seguidor” de ideas determinadas, algo que termina pareciéndose mucho a un ideólogo; es decir: alguien que se aferra a ciertas ideas estructuradas, porque necesita una estructura precisa. De allí que se necesiten también etiquetas, como las de “Nueva Derecha” (aunque no sea tal) o “Nacional-bolchevismo” (aunque no sea tal), en los casos de los pensadores precedentemente nombrados.
Para decirlo en forma clara y directa: alguna gente se aferra a un esquema y quiere hacerlo pasar por toda una cultura. Sin embargo la cultura es algo más amplio y profundo. Por eso, por más que se repitan ciertos tópicos una y otra vez, la cultura en su conjunto no aparece. Ya no se produce nada de lo que alguna vez se produjo en Occidente: no hay gran literatura, ni gran música, ni grandes filósofos, arquitectos, escultores, en fin…nada de eso que forma el entramado complejo de una gran cultura. Por ejemplo: Alain de Benoist puede escribir un gran libro llamado: ¿Cómo se pude ser pagano?”, pero no puede producir (ni se lo propone) el fenómeno del paganismo. Y cuando el seguidor, el discípulo, el militante, cree ser pagano sólo porque ha leído el libro, habría que hacer como hacen desde hace siglos los maestros zen: simplemente te dan un bastonazo. El porqué es sencillo: por generar una respuesta desde una estructura mental preconcebida, sin vida, sin auténtico ser.
No está mal, sino al contrario, que se tomen y se asuman los aportes de pensadores políticos y metapolíticos, pero eso es sólo una parte del todo, y no da vida ni reemplaza a una cultura, como algunos pretenden hacer. Algunas personas pretenden, a través del estudio de una determinada corriente de pensamiento, ejercer una influencia social, política y cultural que les queda grande. Como interpretadores de un determinado pensamiento, lo siguen al pie de la letra, generando polémicas a veces delirantes, que pueden seguirse en la red. Las teorías se convierten así para algunos discípulos en dogma, sin advertir que esa actitud es justamente lo contrario de una actitud culturalmente profunda. No conocen a los grandes escritores, no escuchan a los grandes músicos, no reconocen a los grandes artistas, filósofos, políticos, pero señalan el camino sin dudar, porque creen que a través de una posición “ideológica” se genera el poder y la cultura, cuando la verdad es exactamente al revés: el poder y la cultura son fenómenos que se producen misteriosamente, al margen de una ideología, en el centro mismo de una vivencia colectiva denominada cultura.
Cuando he leído a Alain de Benoist, lo he hecho desde su aporte, pero nunca lo he interpretado como una ideología, pues creo, además, que es eso lo que De Benoist ha querido promover. Quienes pretenden hacer lo contrario lo perjudican.
En el caso de Dugin es más triste aún ver cómo algunos occidentales se aferran a un esquema de “cuarta teoría”, que podrá tener un sentido de lucha política precisa para Dugin, quien hunde sus raíces en la vitalidad y el poder de Rusia, pero no lo tiene tanto para quienes pertenecen a una cultura casi muerta como la occidental.

¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 10 de octubre de 2014

¿Ideólogo o pensador?

Recuerdo bien que unos meses atrás usted había subido a Facebook un artículo de su autoría donde contraponía a Benoist como pensador ante Dugin como ideólogo. No es que quiera mantenerme en la tozudez de mi visión sobre el filósofo ruso, pero quisiera saber qué lo hizo cambiar de parecer respecto a este último. Admito que la forma en la que Jack Donovan analiza a Dugin es, cuando menos, interesante, práctica y bastante más digerible que el bodrio de la cuarta teoría política. Será que tal vez yo vislumbro otras cosas detrás de la líneas de ese otro alfabeto y la contaminada idiosincracia otrora tradicional que acarrea. Pero disto bastante de ser un erudito y mucho menos me creo un visionario. En verdad siento curiosidad de saber porque ahora coloca a ambas figuras en el mismo nivel. Muchas gracias y un abrazo.

# Publicado por: IvanJ (Buenos Aires)
jueves, 18 de septiembre de 2014

Gran verdad

´´El poder y la cultura son fenómenos que se producen misteriosamente, al margen de una ideología, en el centro mismo de una vivencia colectiva denominada cultura.´´ Es verdad. Por ahí hay que buscar.
No va a salir de los libros, pero sin libros no la encontraremos. Y parte del problema es elegirlos.

# Publicado por: Vivarium (León)
jueves, 18 de septiembre de 2014

SÍ, SEÑOR VITALI

´´Frente a las diversas CULTURAS hay dos actitudes
simétricamente erróneas: no admitir sino un solo patrón
cultural; conceder a todos los patrones idéntico rango´´.

Oportuno escolio del reaccionario - premoderno diría yo- Nicolás Gómez Dávila.


# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
jueves, 18 de septiembre de 2014

MILITANCIA : ¿hay propuestas creibles?

Para los que militamos desde adolescentes la militancia esta en nuestra sangre, pues nos mueven certezas que ayer hicieron historia, en triunfos o derrotas.
Cuando se combatio a la guerrilla comunista o cuando nos enfrentamos a los ingleses en Malvinas, estaban claros los campos, se estaba de un lado o del otro.
Estas son situaciones extremas.
Hoy se pueden citar muchos grupos o partidos. Pero no se pueden citar referentes intelectuales en dicha proporcion.
Esos grupos que pueden citar a viejos personajes como Jose Antonio (Falange) o al mismo Perón, ¿con que criterio traen al presente figuras que cumplieron un rol en un contexto dado e irrepetible.?. No niego la importancia de los referentes fundacionales, veo sin embargo una seria dificultad en la lectura de la realidad actual.
El abanico de esos grupos en el mejor de los casos arman un rompecabezas.
He hablado con ´´algunos´´ sobre Rusia y Dugin, y me encontre con ´´dificultades´´.
Como sea, hay objetivos de maxima y de minima.
Los imponderables siempre estan presentes.
Y el futuro dira si otra situación extrema pasara por aquí.
Lo basico: formarse e informarse. (y comunicarlo).-

(Hay una Argentina de derecha y otra de izquierda que caminan en paralelas interminables. Hasta que se crucen).-


# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
El pancriollismo
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Ruina
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo
El Papa y nuestros amigos argentinos
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
Los Estados-empresa
¿América Latina = América romana?
Los griegos no necesitaban la ecología
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Una larga enfermedad
José Vicente Pascual
1 SERTORIO
La Gran Sustitución
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El suicidio de los medios
3 JOSÉ VICENTE PASCUAL
Una larga enfermedad



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |