''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 24 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


JAVIER R. PORTELLA
¡Ay de los puros!

SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
El pancriollismo


Recuerden ese término: pancriollismo. En el futuro lo oirán muchas veces.
Juan Pablo Vitali

19 de agosto de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

JUAN PABLO VITALI


Muchos europeos creen que criollo es un europeo que se fue y nada más: ¡Error!! Nadie se va por cinco siglos, o por un siglo o solamente nace bajo otras estrellas y designios sin sufrir profundos cambios, que no lo hacen, sin embargo, dejar de pertenecer
lato sensu a una gran identidad dentro de las identidades globales de origen europeo.
Las repúblicas criollas son a la medida del iluminismo, como el imperio español fue a la medida del imperialismo español. No somos nada de eso. Somos la superación del criollismo, tomado éste como eje o componente en la formación de las susodichas repúblicas. De hecho, la mayoría de los que promovemos el pancriollismo no estábamos aquí cuando aquellos procesos se desarrollaban. No estábamos, digo, porque la mayoría de nuestra gente arribó en forma posterior, para “hacer América”. Y la América se hizo. Lo que hoy es América es en gran parte hechura nuestra. Esto no niega lo demás: a saber, los otros pueblos, donde los hubiera en este gran espacio en gran parte deshabitado.
Escribo hoy para los más jóvenes, para esos que inteligentemente han lanzado este proceso profundo que es a la vez político-cultural, metapolítico, espiritual, etc.
Las cosas serán lentas, pero serán. Etnia es misterio en cuanto lo material, se conjuga con lo espiritual y lo cultural, con la actitud y el sentimiento territorial. Se relaciona también con los grandes espacios criollos, no solamente con el terruño inmediato.
Estoy orgulloso de haber participado desde el principio en esta idea-fuerza: el pancriollismo, que es un ir más allá del criollismo mediante la superación y demarcación nueva del criollismo, ya no un folklórico gaucho, llanero o croto inconsciente de su profundo destino identitario, juguete de las logias, de las iglesias, de los partidos, de las oligarquías, sino simplemente un “hombre nuevo, autoconsciente” de la dimensión identitaria en el marco global, pero sobre todo en el marco sudamericano.
Dejamos atrás viejos lastres antiguos y modernos, para lanzarnos decididamente a ocupar nuestro lugar en la historia con los demás pueblos del continente. Ni las fronteras españolas ni las iluministas nos identifican. Somos como toda fuerza nueva iconoclastas, pero no hay apuro ni necesitamos empujar ídolos que se están cayendo solos. Solamente cumplimos nuestro papel. No será fácil, pero indefectiblemente será.
Recuerden ese término: pancriollismo, pues en el  futuro lo oirán muchas veces.

¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 21 de agosto de 2015

La nación, el pancriollismo y el futuro.

Perón ya decía que los estados nacionales sin el marco del continentalismo habían sido sobrepasados. Ahora bien: ¿Cuál es el continentalismo del que hablamos y sobre qué bases se sustenta? Los criollos estamos perdiendo la partida porque nos sumamos a proyectos ajenos en aras de una unidad que no existe. Sólo un proyecto propio con una identidad clara podrá asegurarnos una supervivencia. La idea de nación, tanto del catolicismo tradicional como del iluminismo, no es la nuestra. Pero las ideas nuevas deben pasar por mucho para ser comprendidas en profundidad y finalmente aplicadas.

# Publicado por: Juan Pablo Vitali (La Plata)
jueves, 20 de agosto de 2015

Re: EL FRAUDE INDIGENISTA , ( o la version negativa del criollismo)

El indigenismo, sea lo que sea, de izquierda, derecha, o del espacio, es una ideología y promoción de objetivos no-blancos, es decir, no criollos, y desde el momento en que son instancias no criollas, para nosotros no tienen mayor interés. Pueden continuar con sus objetivos, pues sus objetivos nos excluyen, tal como nosotros los excluimos a ellos.
El pancriollismo está guiado exclusivamente para la gente blanca, y en un proyecto donde se está definiendo el destino de la gente blanca, ponernos a discutir sobre los pueblos originarios y la gente mestiza es una pérdida de tiempo.
Sí, el indigenismo puede ser separatismo. ¿Y qué? No encuentro el sentido de que la nación criolla lo humano, no un estado-nación vaya tomando forma si se quiere incluir a los mapuches, tehuelches y cuando pueblo originario exista. Si fuera por eso, es decir, más de lo mismo, entonces basta quedarse con Chile y Argentina tal como están.
Si se fragmentan los estados, ¿cuál es el problema? Que se vuelva un estado binacional, o plurinacional y reconozca su realidad, y que cada pueblo decida su destino.
El Pancriollismo es la unión de eurodescendientes. Nadie más está incluido. Si se quiere negar todo a los indígenas, entonces lo único que queda es incluirlos dentro de la nación... y eso sería destruir todas las identidades.

# Publicado por: Francisco Albanese (Chile)
jueves, 20 de agosto de 2015

EL FRAUDE INDIGENISTA , ( o la version negativa del criollismo)


El indigenismo tal como se suele difundir, no es otra cosa que la version reciclada para America de la Internacional Socialista. (soy generoso en la comparacion,¡¡¡).-
Las oligarquias del siglo XIX que hicieron ´´el milagro´´ de crear factorias empobrecidas, en estas tierras de abundancia (emprestitos, y politicas anti-industriales calculadas mediante), han sido superadas por el actual regimen de plutocracia transnacional.
El indigenismo : ES SEPARATISMO.- (esto no es un mensaje anti indio, es un mensaje contra el anticriollismo de ´´los pueblos originarios´´, los criollos SON NATIVOS de esta tierra, de ninguna otra ¡¡¡.-
Paradojicamente el indigenismo es una cuña funcional al poder global, pues fragmenta a los Estados. (pretendiendo hacer reforma agraria ¡¡¡).-
Bolivia reclama su salida al mar, como Estado boliviano.(no como rejunte de tribus)
Y Argentina , que tiene una peligrosa actividad de separatistas mapuches en la Patagonia, sabe, que cuando reclama soberania sobre las Malvinas, lo hace porque esas tierras son argentinas (nunca hubo indios ahi).-
.-Entiendo el pancriollismo como aquella consigna de ´´unidad nacional´´, que en otros tiempos se oponia a las oligarquias locales de turno, con la caterva de cipayos vernaculos de siempre, si vale la analogia .-



# Publicado por: oscar ghiso (buenos aires)
miércoles, 19 de agosto de 2015

FLATUS VOCIS, DIRÁN LOS MÁS

Sin embargo, lo menos afirmamos que sí existen. Que conceptos tales como ´´raza´´ o ´´tradición´´, pese al esfuerzo de la mayoría por despojarlos de su esencia, mantienen para nosotros una vigencia y actualidad indiscutibles.

Si de la América ´´criolla´´ ha de venir el aire fresco que ventile la zahurda en la que se ha convertido Europa, bienvenido sea.

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Juan Pablo Vitali
Una revolución social e identitaria
Posteuropeos
Por una revolución cultural
Nostalgia de Europa
Y el camarada Dugin se metió con Argentina
Los histéricos
Cultura y militancia
"Ellos y nosotros"
Argentina: de país europeo a país sudaca
Europa vista desde el otro lado de la mar
Es hora de definiciones
Ser criollo
¿Una religión única, verdadera y universal?
El mundo nunca fue un lecho de rosas
Separarse, ¿para generar qué?
Del comunismo al capitalismo. O de oca a oca, y tiro porque me toca
El criollismo
La lengua, la fuente de todo
Brasil y Egipto: dos malos alumnos del mundo globalizado
El último hombre blanco
La identidad de los pueblos indígenas
Matar al Otro
Saludo, desde el otro lado del mar, a Dominique Venner
Ruina
Se le apareció el pajarito de Chávez
Inglaterra y Argentina
Escupir sobre los padres. Odiarse a sí mismo
El Papa y nuestros amigos argentinos
En la muerte de Chávez
El racismo antiblanco y anticriollo en América
Argentinos y españoles
Cierto sentido romano de la vida y del poder…
Tampoco la Guerra Civil de EE. UU. fue lo que nos han dicho
El gran destino de una lengua
España y América. América y España
¿Cree usted en el Progreso?
El arraigo
20-N: Gran huelga general (en Argentina)
Argentina se echa a la calle
Si alguien quiere hacer algo... ya seremos dos
Crear un mundo
12 de Octubre de 1492
12 de Octubre de 2012
Los Estados-empresa
¿América Latina = América romana?
Los griegos no necesitaban la ecología
Muere Gore Vidal. "Crece el desierto"...
La homosexualidad
El sectarismo político
De dioses y religiones
Los "top manta"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 SERTORIO
Los retos de VOX
4 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |