''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 17 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Unir no es sujetar


JAVIER R. PORTELLA
Dos sediciosos al trullo

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
COMUNIDAD
Llorar por llorar


Ven, vamos a llorar, que es tiempo, y además qué otra cosa podríamos hacer sino lo que mejor sabemos. Sin darnos cuenta nos hemos convertido en expertos del luto virtual, que viene a ser en la cultura posmoderna una evolución sentimental de la ética de la solidaridad.
Ignacio Camacho

7 de abril de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

IGNACIO CAMACHO


Ven, vamos a llorar, que es tiempo, y además qué otra cosa podríamos hacer sino lo que mejor sabemos. Sin darnos cuenta nos hemos convertido en expertos del luto virtual, que viene a ser en la cultura posmoderna una evolución sentimental de la ética de la solidaridad. Qué hermosas lágrimas derramamos en las redes sociales, con qué dolorida emoción, con qué plasticidad simbólica, con cuanta elegancia moral. Si fuese verdad eso que dicen los pauloscoelhos acerca de que la energía positiva del mundo conspira a favor de nuestros buenos deseos, con la intensidad emotiva que desplegamos después de cada tragedia o de cada atentado podríamos encender una central eléctrica. Otra cosa no pondremos pero sensibilidad, toda. Ésta es la sociedad que mejor llora por las víctimas que no defiende.
Porque convendrás en que hacer no hacemos mucho. Ya me dirás qué ha avanzado desde Bataclán, y mira que nos conmovimos. ¿Te acuerdas de aquella coalición que iba a ir a combatir al ISIS? Ni en Francia tienen ya mucha noticia, me temo. Aquellos pactos firmes, aquella vocación de firmeza, aquel estallido de ira cívica... verduras de las eras, que decía don Jorge Manrique. Hemos perdido la cuenta de los ataques desde entonces. Sólo que eran en Damasco, en Ankara, en el Cairo... y ya se habían llenado de nuevo las terrazas del viejo Marais, qué bonita es París cuando se acerca la primavera. Eso sí, ahora estamos más vigilados, y encima hay algunos que protestan. El otro día, fíjate, leí en una novela de un escritor inglés de moda que en París hay más policía que en la Alemania nazi. Lo habría escrito antes de noviembre pero qué buena ocasión de callarse. Porque ¿sabes? toda esta barbarie tiene un coste en vidas y otro en libertad, y otro en miedo. Y aunque digamos para confortar el ánimo que no van a poder doblegarnos, no hay más que analizar cómo era nuestra vida cotidiana antes, y cómo es ahora, para saber que sí pueden, vaya si pueden. Y más que podrán si persistimos en el encogimiento y en la tibieza. Si no acabamos de identificar a un enemigo que bien nos tiene identificados a nosotros... y calados en nuestra pusilanimidad congénita.
Pero verás cómo ahora tampoco ocurre nada por muchos lacitos negros que hayan puesto hasta en los varales de los pasos de Semana Santa. Verás cómo cuando haya que hablar en serio se agrieta toda esta hermosa fraternidad jesuítica –de jesuis– que acabamos de sentir con Bruselas y los belgas. Cómo esos conmovedores dibujos de Tintín no acaban con el héroe luchando en el desierto. Cómo a la hora de plantar cara vuelve a triunfar la moral indolora y el pensamiento débil. Cómo cunde el eufemismo relativista, la corrección política, el abrazo multicultural, el candoroso buenismo de nuestra mano armada de nobles y dulces sentimientos. Se van a rilar los malos cuando lean lo unidos y cabreados que estamos en Facebook.
© ABC

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 11 de abril de 2016

Crybullies

Hay algo por que un matón: un matón-llorón. Lo que en USA se conoce como ´´crybully´´. A saber: feministas, mujeres empoderadas, sionistas, progres recalcitrantes, padres de familia que se quejan de que el mundo es una mierda (¿por qué tienen hijos entonces?), curas que vociferan contra los ´´clubs de hombres nocturnos´´...

# Publicado por: Progre descarriado (Navalcarnero con esteroides)
jueves, 07 de abril de 2016

AMASIJO EUROPEO

¡Claro, hombre, claro! Qué podemos esperar de una Europa desvencijada, desnutrida de principios básicos y demolida patrióticamente por el multiculturismo. Qué se puede esperar de una Europa sin identidad, sin personalidad, sin criterio propio por la machacona idea de la unidad socioeconómicopolítica.
No es posible aunar esfuerzos, porque sí sería posible la defensa individual de los proyectos de cada país. Sin embargo, el amasijo en el que estamos propicia un paseo triunfal para las organizadas huestes del islamismo radical.
No nos quejemos, ni lloremos (como dice el articulista). Tenemos lo que nos hemos ganado a pulso. Y mala solución auguro para un futuro muy próximo.


# Publicado por: ROBOLMO (Alceda)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Comunidad
Una Europa en la que podemos creer
Las revoluciones las ganan hoy quienes se ponen a llorar
La oligarquía, el separatismo… y el mundialismo globalista
A favor del aborto entre inmigrantes
Casamos parejas heterosexuales
El pueblo moral
Puño de hierro
Viejas instituciones europeas
Del feminismo de ayer al hembrismo de hoy
"La seguridad personal de los migrantes pasa por encima de la seguridad nacional"
¿Eres musulmán en España?
Locas, encoñadas y desarraigadas
Desventuras sufridas por un progre solidario
¡Viva usted como James Bond, oiga!
También en Moscú celebran el Día del Orgullo
Patente de corso
Fornique usted con robots
De hippy a facha
Del matrimonio conservador al progre
Nenes mimados, adultos blandengues
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 La gran mentira del genocidio español en América
2 Un gaditano contesta en "andalú" a una carta en catalán
3 22.000 soldados en alerta permanente. Entre ellos, la Legión
4 Miles de mossos asaltarán cuarteles y comisarías si detienen a Puigdemont
5 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |