''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 17 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Unir no es sujetar


JAVIER R. PORTELLA
Dos sediciosos al trullo

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
CULTURA
Los griegos y nosotros

Zeus, Museo Arqueológico de Atenas

¿Cómo vivir? Vivir de forma que la vida, en su brevedad, alcance la más alta excelencia. Aquiles percibe la felicidad como una tentación. Escoge por ello algo más alto que la felicidad.
Marcel Conche

16 de junio de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

MARCEL CONCHE


Extractos de una entrevista al eminente helenista Marcel Conche, realizada por el escritor belga Christopher Gérard y publicada en la revista
Antaios.
La mortalidad hoy y ayer
Sucede que vivimos en una época en la que se sabe que la vida humana es una vida mortal. Montaigne nos cuenta que san Hilario, obispo de Poitiers (315-367), temiendo que Abra, su hija única, sucumbiera ante los engaños del mundo, pidió su muerte a Dios, cosa que obtuvo y “por la cual expresó una extraordinaria alegría”. En el año 1000, al igual que en el siglo IV, la vida eterna constituía una total certeza. En el año 2000 sucede lo contrario. Los filósofos analizan la “finitud” (Endlichkeit) como algo que nos es consustancial, y nuestra “temporalidad” (Zeitlichkeit) como una temporalidad que es, por esencia, finita.
¿Cómo vivir? Vivir de forma que la vida, en su brevedad, alcance la más alta excelencia. Aquiles percibe la felicidad como una tentación. Escoge por ello algo más alto que la felicidad. Así es como se comportan los héroes de la Iliada.
En El racionalismo de Homero usted escribe: “los dioses de Homero no están ni fuera de la naturaleza ni siquiera fuera del mundo: están, como nosotros, en el mundo: en el mismo mundo”. ¿Puede precisarnos su visión de lo divino en Homero?
La frase que cita me hace pensar en el fragmento 30 de Heráclito: “Este mundo, el mismo para todos, ni dios ni hombre lo ha hecho, sino que siempre ha sido, es y será, fuego siempre vivo, que se enciende con medida y se apaga con medida”. Este mundo, tanto para Homero como para Heráclito, es el mismo para todos: hombres y dioses. La diferencia entre el día y la noche vale tanto para los dioses como para los hombres. Los dioses están “en el mundo” al igual que nosotros. El mundo no es su obra, sino la obra de la naturaleza.
Lo divino antecede a los dioses: es la donación inicial que se hace, tanto a los dioses como a nosotros, de la vida, de la luz. El Donador de esa donación inicial no es otro que la Naturaleza, pero no hay que personalizarla. La Naturaleza no es un ser, sino el hecho mismo de ser —palabra que, como dice Nietzsche, no significa otra cosa que “vivir”.
Homero habla de la muerte que “acaba con todo”, de modo que, si la muerte no deja ninguna esperanza después de ella, es difícil hablar de “optimismo” en la Ilíada. Es cierto, sin embargo, que las más altas virtudes humanas están encarnadas por los héroes y representadas por su actitud y su comportamiento: el respeto de la fe jurada (los aqueos van a la guerra en virtud de una promesa hecha a Menelás), el espíritu de sacrificio, la voluntad de excelencia, la valentía, por supuesto, pero también la fidelidad, el respeto y la estima del otro, aunque sea el enemigo, el espíritu de generosidad y de benevolencia (en Alkinoos, sobre todo), la simpatía y la compasión. Pero las más hermosas cualidades morales se encuentran, precisamente, en los hombres, no en los dioses. Son, sin embargo, los dioses quienes tienen la fuerza y fijan —dentro de los límites establecidos por el Destino— la suerte de los humanos. Lo domina todo una fuerza en la que hay mucho más de arbitrariedad que de bondad esencial. Es lógico y no puede ser de otra forma: los dioses carecen de las virtudes que tienen los hombres. Unas virtudes que proceden, en efecto, de lo que es exclusivamente propio de los hombres: morir. Unas virtudes que definen la reacción del hombre noble frente a la muerte. Y ello, por más que esas virtudes, en todo caso las virtudes de humanidad, son puestas como entre paréntesis en el combate guerrero —razón por la cual Homero condena la guerra, como se lo reprochará Heráclito.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Cultura
¿Un nuevo espíritu religioso?
Retorno sentimental de un catalán a Gerona
Los sofismas del papa Paco
García Lorca, ese franquista
¿Es el animal una persona?
¿Tedio existencial o "Sí a la vida"?
La gran pintura europea culpable de violencia de género
Dead white men
Los nuevos reaccionarios
"El Manifiesto" cumple 10 años
¿Es de extrema derecha la Edad Media?
Diálogo entre Ferrer-Dalmau y Pérez-Reverte
Sexo libre y salvaje en la antigua Roma
El triunfo de lo inmundo (o del «in-mundo»)
Las lecciones de Gramsci
Julien Freund o la imaginación del desastre
Vivimos en la era de la ignorancia
La hora de Bizancio
Morir en Venecia
El soldado, el trabajador, el rebelde, el anarca
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 La gran mentira del genocidio español en América
2 Un gaditano contesta en "andalú" a una carta en catalán
3 22.000 soldados en alerta permanente. Entre ellos, la Legión
4 Miles de mossos asaltarán cuarteles y comisarías si detienen a Puigdemont
5 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |