''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Sábado, 18 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
Del azul nacen los caballos

elmanifiesto.com

16 de abril de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

Lo sencillo tiene la virtud de convertirse en novedad cada vez que se repite, como una especie de revelación intuida desde siempre, expresada en muchas ocasiones, descubierta en cada una de ellas como certeza sin la cual sería imposible vivir; y por eso la sencillez de algunos versos de Pedro López Ávila en Del azul nacen los caballos es abrumadora, precisa e implacable, bella por cierta, verdadera porque la belleza desnuda es siempre una verdad desnuda.

Claramente, propone el poeta: "... ya no soy joven,/ aunque la vida siempre me exija/ que es necesario comenzar de nuevo". No hay compendio más exacto sobre el arte de "Estar en este mundo". Sencillo. Difícil como vivir. Yo creo que Pedro López es uno de los pocos poetas -entre los que conozco, desde luego -, capaz de abordar la escritura de cada una de sus obras como una impugnación a la totalidad, una rebelión contra el conformismo de la poesía entendida como adorno, o como "causa ideológica", o "compromiso", o "ficción sentimental". No, no... Aquí no hay contemplaciones: o se habla de lo que a usted, a mí y a todos nos quita la vida, o nos vamos de fiesta. Y para eso está la poesía, para hablar de lo que nos quita la vida. Lo demás, como decía Séneca, son adornos.

El amanecer de la conciencia -cuando del azul nacen los caballos -, la edad de las ilusiones, el tiempo del amor, el tiempo de la melancolía... El paso del tiempo. Hay dos temas: el amor y la muerte. Como mucho, tres -según Monterroso hay que añadir las moscas a los universales amor y muerte -. El resto es divagar en torno a un imposible. La poesía requiere ambición, temeridad a veces; y coraje, tanto para enfrentar las preguntas como para saber formularlas. Del azul nacen los caballos es una demostración más -una verdad sencilla más -, de que reflexionar sobre el amor y la muerte no es decisivo, porque lo decisivo es saber reflexionar sobre el amor y la muerte. Y esa disciplina no parece sencilla. Para empezar, se requiere un voluntarioso aprendizaje lector, y otro casi idéntico como escritor; después la cosa se complica: hay que vivir, morder el polvo, saborear la experiencia, convertirla en materia de conocimiento y en sustancia de lo poético. Y hay que aprender la humildad, el esmero, el trabajo, la dedicación sin condiciones ni tapujos al gran arte de hablar a otros sobre lo que a otros -a nosotros -, nos quita la vida: la vida. La muerte y el amor.

Eso es Del azul nacen los caballos: lo que queda tras negar tres veces al falso dios del artificio, a los dioses banales de la sentimentalidad dominguera. Es todo lo que queda después de rendirnos ante la verdad que todos conocen y nadie explica: poesía.

Yo... Es que hace mucho que no estoy ni para adornos ni para que nadie me cuente lo maravillosa o muy triste que es su existencia. A la garibaldina: Roma o muerte. Es un decir. Es decir: amor y muerte o nada


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Lejos de Itaca
Nosotros, que fuimos tan felices
Un país raro
La Corona de los Tres Reinos
¿Madre no hay más que una?
Heterodoxia
Control mental - El arma oculta de las élites
Cervantes, inventor del doctor Watson
Cicatriz
La dependencia de Cataluña
Un país imaginario
Muerte o muerte
Capitalismo, mentira, mito y realidad
"Rebeldes", la seducción de la aventura
La fantasía de la razón en el universo holmesiano
Los bárbaros
Autores indie
El vuelo del águila
El PP se suicida
Este artículo, hace cuatro días, se titulaba "El PP salva los muebles"
Podemos, un partido para los días de fiesta (II)
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Los hackers
2 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"
5 SERTORIO
La era Trump



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |