''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 17 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Unir no es sujetar


JAVIER R. PORTELLA
Dos sediciosos al trullo

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
COMUNIDAD
Una puya antipopulista

El pueblo moral


Una Barcelona que por pijería o por dejadez pudo simpatizar con el secesionismo regresó con estupor al orden cuando el lunes 11 de septiembre vio de qué estaba hecho. Un ejército amarillo de riñonera y bocadillo nos recordó el peligro de la turba cuando se junta.
Salvador Sostres

16 de septiembre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SALVADOR SOSTRES


Estrenamos ayer temporada en Via Veneto, que desde que atiende en agosto en Cap Roig retrasa su rentrée hasta pasada la Diada. Los ricos horrorizados por la invasión comarcal que sufrió el lunes 11 de septiembre Barcelona. En la ciudad los conceptos son más etéreos, tal como en la alta cocina los platos no suelen tener la forma del animal del que proceden. La morfología es obscena, brutal, rural, precivilizada. La desobediencia puede ser romántica cuando se celebra en las sobremesas de los grandes restaurantes. La gesta de los pueblos que quieren ser libres. «Es la hora de los coraceros», gritaba el emperador, tal vez en Borodino.

Pero luego llega el pueblo, la desobediencia con su forma, con su autocar. La épica pisoteándonos los parterres de la Diagonal. La libertad en camiseta. Una Barcelona que por pijería o por dejadez pudo simpatizar con el secesionismo regresó con estupor al orden cuando el lunes [gran manifestación de la Diada. N. d. R.] vio de qué estaba hecho. Un ejército amarillo de riñonera y bocadillo nos recordó el peligro de la turba cuando se junta. No hay ética sin estética y no al revés. En la ciudad los conceptos son la gimnasia del cerebro y es culto jugar con ellos como si fueran pompas de jabón. Hasta que desembarcan las hordas con su piel durísima del interior, con su tormenta que hace días que no ha visto el sol.

La Barcelona que importa tuvo el lunes 11 de septiembre su contacto con la rugosidad precosmética que está a punto de abrazar. Dieta rica en legumbres, generosa porosidad. Lo que fue coquetería se volvió cavidad y las exaltaciones se tradujeron en pliegues y humedad. Las oscuras miradas de los que todavía temen al lobo anunciaban un nuevo paradigma, una nueva tonalidad. Bermuda, mochila y sandalia son una unidad de destino en lo universal. Forma de todo, espíritu de nada. Democracia asilvestrada. Los ricos de pueblo pagan siempre en efectivo: ni Hacienda —y en eso son admirables— les ha podido domesticar. Es la fiesta de los instintos, de una sensualidad sin metáfora y a los esfínteres relajados les llaman naturalidad. La independencia de Cataluña tiene textura de algarroba y sabe a hiel de jabalí. El lunes bajó a Barcelona con sus botas y su fertilizante. Todavía huele a oveja en mi ciudad.

El independentismo tiene en el pueblo su forma de concretarse, y en el pueblo toma cuerpo y por lo tanto moralidad. Por este orden y con esta irreversibilidad. El lunes lo vimos desfilar por las calles de la ciudad, nosotros que tan preocupados estábamos por los tanques que España nos pudiera mandar.

© ABC


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 18 de septiembre de 2017

¿Quien se comerá a quien? Y¿En qué orden?

Dicen que llegaron dos mil antisistemas de distintas ciudaddes europeas. Como otras veces. Un buen soviet organizador. Que hace mal cocktail con los señores idependentistas, sean de izquierda caviar, gauche divine, bocaccianos, pijos del ensanche, o funcionarios normalizados... Con un añadido más: Islamicos hablando en payés. Claro que se preguntan que sabor se apoderará del cocktal...cual dominará al resto, que elemento imperará...

# Publicado por: Puig (Valencia)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Comunidad
Una Europa en la que podemos creer
Las revoluciones las ganan hoy quienes se ponen a llorar
La oligarquía, el separatismo… y el mundialismo globalista
A favor del aborto entre inmigrantes
Casamos parejas heterosexuales
Puño de hierro
Viejas instituciones europeas
Del feminismo de ayer al hembrismo de hoy
"La seguridad personal de los migrantes pasa por encima de la seguridad nacional"
¿Eres musulmán en España?
Locas, encoñadas y desarraigadas
Desventuras sufridas por un progre solidario
¡Viva usted como James Bond, oiga!
También en Moscú celebran el Día del Orgullo
Patente de corso
Fornique usted con robots
De hippy a facha
Del matrimonio conservador al progre
Nenes mimados, adultos blandengues
Google, Facebook, tu portátil, tu televisor... te ven, te escuchan, te siguen
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 La gran mentira del genocidio español en América
2 Un gaditano contesta en "andalú" a una carta en catalán
3 22.000 soldados en alerta permanente. Entre ellos, la Legión
4 Miles de mossos asaltarán cuarteles y comisarías si detienen a Puigdemont
5 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |