''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 17 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
IDENTIDAD
El catalán, dialecto del valenciano


¿Se habla en Valencia el catalán o se habla el valenciano en Cataluña? El dilema se resuelve científicamente a favor de que "en Cataluña se habla el valenciano. La historia se podrá tergiversar, pero no cambiar.
Torcuato Luca de Tena

18 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

TORCUATO LUCA DE TENA

“No quisiera ofender a nadie, pero ¿se habla en Valencia el catalán o se habla el valenciano en Cataluña? Pues bien, a pesar de los textos –cosa política– y del Diccionario de la Real Academia –manipulado en 1970–, el dilema se resuelve científicamente a favor de que “en Cataluña se habla el valenciano. La historia se podrá tergiversar, pero no cambiar”.

No es casual que las tres áreas lingüísticas españolas, excepto el vasco, coincidan con los asentamientos de los tres primitivos pobladores: celtas, celtíberos e íberos. A los celtas les corresponde el área de la lengua gallego-portuguesa, con el Condado de Oporto en medio. A los celtíberos la andaluza-castellana–leonesa, y a los íberos la valenciano-occitana, con Cataluña en medio. Por el Este, el Condado de Barcelona llama a esta lengua “catalana”, aunque por el Oeste, al Condado de Oporto no se le haya ocurrido bautizar a la gallego-portuguesa como “oportunista”.

Existe pues una lengua valenciano-occitana, y el catalán es un dialecto de ella.

Las tres lenguas con substratos propios se producen en la rotura del latín tras el martillazo árabe a los visigodos, y su ímpetu los arrincona respectivamente en Galia, Cantábrica y Occitania (Glacis Francés entre Pirineos y Loira).

Con la Reconquista bajarían vigorizadas al reencuentro mozárabe que las conservaba arcaizadas. No olvidemos que la “Covadonga” valenciana está en Poitiers y Tours, donde Carlos Martel inició la Reconquista del Levante Español.

La lengua se obtuvo y tiene cinco variantes: lemosín, alvernés, gascón, provenzal y languedocciano. Fue el provenzal el que entró en Cataluña (Gerona y Barcelona) o Marca Hispánica. El lemosín, tras la batalla de Murel (1213), es traído a Valencia y Mallorca por los miles de intelectuales occitanos perseguidos por Francia (política) y la Iglesia (religión) durante y después de la Cruzada Albigense.

Pedro II de Aragón, padre de Jaime I, murió frente a Toulouse (Muret) defendiéndolos. A don Jaime le cupo armonizar el deber moral y legal (Pacto de Millau) de proteger a estos exiliados, con la necesidad de culterizar el nuevo Reino de Valencia. Así lo asentó en él, creándoles las Universidades o Estudios Generales (Barcelona la obtendría 200 años más tarde, servida por intelectuales valencianos). Valencia abría su espacio paralelamente al cierre del occitano. No en balde el Misterio de Elche está en “Lemosín” y Ausias significa Agustín en esta lengua.

Los soldados catalanes, mercenarios, una vez pagados, se volvieron a su despoblada Cataluña. Del total repoblado, un 5 por ciento, sólo el 2 por ciento fue catalán. ¿Qué podían aportar a Valencia tan exiguo continente y de tan baja cualidad? Nada.

Esta mezcla de lemosín con el “romanz” valenciano produjo inmediatamente verdaderas legiones de gramáticos, filólogos, poetas, literatos, filósofos, etc. enteramente en la lengua valenciana, creando el Siglo de Oro de la misma.

La potente Valencia introdujo su lengua en la Curia Romana en desleal competencia con el latín. Dante quiso escribir su Divina Comedia en la “Valenciana lengua”, que se introduce también en Cataluña, desprovencializando esta área y valencianizándola.

No obstante, en el siglo XIX la burguesía catalana afrancesa su lengua distanciándola de la valenciana, y Prat de la Riba en 1906 encarga al ingeniero industrial Pompeyo Fabra la fabricación de la lengua catalana. En 1912 se publica la primera gramática catalana independiente de la valenciana, mezcla de arcaísmos, valencianismos, galicismos y palabras inventadas por Fabra. La pretensión de imponer esta jerga o esperanto catalán a valencianos y mallorquines para amalgamarlos en el aberrante ente de “Países Catalanes”, responde a un chauvinista y práctico deseo catalán de dominar estas dos regiones que acaparan el setenta y cinco por cien de la riqueza española. A tal fin, una nueva historia, una nueva literatura, han sido creadas para dar carta de naturaleza cultural al País Catalán, el Reino de Valencia y las Islas Baleares, es decir, la nueva nacionalidad catalana, que carece de ella. Por supuesto que valencianos y mallorquines se han opuesto rotundamente a este invento de absorción imperialista pancatalanista.

© ABC, 1978


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 14 de noviembre de 2017

Se equivocan

´´La Compañía de Almogávares´´ es el título de un libro, entre otros muchos, en el que se expone con cierto rigor el origen de los dialectos de oeste del Mediterráneo.
En resumen. Desde el Loira hasta Murcia se instaló el pueblo ibero. Posteriormente los romanos impusieron su lengua el latín. La evolución del latín con sustrato ibero posterior a la caída de Roma produjo una pluralidad de dialectos entre los que se incluyen tanto las variantes del occitano: limosín, provenzal, aranés, etc. etc. como las desarrolladas en suelo hispano, entre otras el barceloní, el valenciá , el eivissen etc.etc.
Jaime I dice en su Crónica, escrita en limosin, que cuando con su ejército llegó a Valencia se encontró con un moro que hablaba su idioma, el de Jaime I
Hoy en día (2017) los habitantes de Limoges, que hablan el limosin, no tienen dificultad en comprender el valencia, prueba de que hablan dialectos locales de una misma lengua.
De modo que desde Limoges hasta Murcia existe un puzzle de dialectos del mismo idioma, todos ellos autóctonos y con el mismo origen histórico entre los que se encuentran, repito, los occitanos, los catalanes (son varios) los valencianos, el chapurriau (entre Aragón y Cataluña), el panocho, en Murcia, etc. etc.
Así que más que de padres e hijos se trata de hermanos y primos.
La afirmación de D. Torcuato de que Valencia y Baleares acaparan el 75 de la riqueza de España, me parece una salida de tono.


# Publicado por: Angel R Boya Balet (Tormos)
miércoles, 18 de octubre de 2017

Puntilla

Esto ya es la puntilla.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
miércoles, 18 de octubre de 2017

Lengua

Realmente los padres de la lengua de que se habal el artículo son dos Aussias ( Aussies) March; valenciano, y Ramón LLull ( o Lull) mallorquín , aunque parece que él se confesaba ´´ català de Mallorques. y es fácil conseguir por Internet una ´´Gramatica de la lengua mallorquina´´ scrita por el doctor en derecho D. Juan José Amengual. Está editado en Palma e impreso en 1835, muchos años antes de que Pompeu Fabra reconstruyera el catalán, en la Imprenta Real de don Juan Guasp y Pascual. Esta imprenta y librería existió hasta no hace muchos años, ubicada, si la memoria no me es infiel en la calle Morey. De todos modos en las islas existe una influencia muy marcada por parte de la izquierda, sobre tdo de imponer el llamado català estandar, que desde luego no es el que hablábamos la mayoría de mallorquines de mi generación,

# Publicado por: J. A. Martinez (MADRID)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Identidad
Hispanidad con futuro
Europa: no a la invasión
El charnego Puigdemont: abuela andaluza y abuelo franquista
A favor de la inmigración
Eran musulmanes, eran musulmanes, eran musulmanes…
Aquel niño sirio y este niño europeo
Un curioso "racismo blanco"
Un general italiano dice "¡Basta!" a la invasión migratoria
Las clases laboriosas y la izquierda
"¿Seguirá siendo Europa la tierra de los europeos?"
Los otros refugiados
Imprudentia victrix
Europa estará muerta en 20 años
El chollo de ser inmigrante en España
Si es usted progre, debería hacerse de la derecha populista
Bastiones musulmanes de Francia que ya no son franceses
Quieren prohibir las procesiones de Semana Santa: "esa ofensa al islam"
Maestras con hiyab y otros disparates
La Gran Sustitución
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Los hackers
2 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"
5 SERTORIO
La era Trump



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |