''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 19 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Dos sediciosos al trullo

Aunque éste es el primero que debería estar entre rejas, no es el Jordi que ha sido encarcelado. Quienes lo han sido son Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, los dirigentes de Omnium Cultural y de ANC.

Han sido por fin detenidos los dos principales dirigentes de la trama civil de la rebelión conocidos como "los Jordi".
Javier R. Portella

17 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JAVIER R. PORTELLA

Al final se han decidido. Si preferís, digo aquello de “el imperio democrático de la ley ha finalmente prevalecido”, etcétera. Pero no, ni es éste nuestro lenguaje ni es ésta la cuestión. Dejemos tal palabrería a los turiferarios del Régimen, a los que sólo saben repetir su huera cantinela mil ochocientas veces al día.

Digamos pues: han sido por fin detenidos los dos principales dirigentes de la trama civil de la rebelión conocidos como “los Jordi”. Lamentablemente aún no ha sucedido lo mismo con el otro que comparecía hoy también ante la Audiencia Nacional: con ese conocido trapero y trapisondista que se halla al frente de 17.000 hombres armados. Pero a éste se le puede destituir con la simple aplicación del artículo 155, mientras que, a los otros, destituirlos, no había quien los destituyera.

El problema, por supuesto, es que por importante que sea la responsabilidad y la culpabilidad penal de estos dos sujetos, no dejan de ser figuras de segundo plano al lado de los auténticos jefes de la sedición: los Puigdemont, Junqueras, Forcadell, etcétera, sin olvidar a los padres de la patria: al tercer Jordi (apellidado Pujol) y a Arturo Mas (como se llamó toda la vida hasta que, no hace demasiado, pasó por la catalanizador, no de apellidos, sino de nombres). Constituiría una flagrante injusticia que los segundones de la sedición dieran con sus huesos en Soto del Real mientras que sus jefes mantuvieran los suyos en sus mansiones de Pedralbes.

Todo el mundo pensaba —yo también— que las hordas se lanzarían a la calle tan pronto como se produjeran las primeras detenciones. No ha sido, sin embargo, así: en lugar de motines y asaltos a cuarteles, sólo una cacerolada tuvo anoche lugar en Barcelona. La cosa puede cambiar hoy, es cierto. Pero también pudiera ser que, al borde del precipicio, hubieran empezado a descubrir las vertiginosas profundidades del abismo al que ellos mismos se han lanzado de cabeza.

No hay que olvidar (algo conozco personalmente del paño…) las dos típicas y tópicas características del carácter catalán. Por un lado, la rauxa: ese empuje temerario e incontenible, capaz tanto de lo mejor como de lo peor. Lo mejor: la fabulosa locura, por ejemplo, de construir el único templo —la Sagrada Familia— que, desde hace más de dos siglos, se ha levantado en toda la antigua cristiandad. Lo peor: liarse, por ejemplo, la manta a la cabeza y emprender una secesión que, además de cosas mucho más graves, les lleva de cabeza a una catástrofe económica. Por otro lado, el seny, el comedimiento timorato y apocado que sólo les hace gustar de cosas seguras, pequeñas, pusilánimes, en últimas.

Tal vez —es sólo una hipótesis, y los hechos me pueden desmentir— la gente catalana —su mitad secesionista, quiero decir— esté empezando a pasar de una actitud a la otra: de lo temerario a lo temeroso. Si ello es así, a una sola cosa se deberá. No tanto, desde luego, a las tan tardías detenciones de anoche, ni a la aplicación (igual de tardía y ya veremos con qué profundas limitaciones y cortapisas) del artículo 155. Si semejante cambio de talante se produce, se deberá, ante todo, al extraordinario despertar estas últimas semanas del hasta ahora adormecido, aletargado y pusilánime pueblo español.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
100 años: 100 millones de muertos. Y una paradoja de por medio
¿Qué demonios estuvieron (o están) trapicheando?
En España empieza a amanecer
¿Nos vamos a tragar el sapo?
El timo del tocomocho
Resurrexit
¡Gracias sean dadas a los separatistas!
El felón promete pastelear con los golpistas
Mariano Kerensky no se entera
Cuando salta, incandescente, la Historia
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda
Ya que tanto les gustan las leyes…
La paradoja de la Cataluña identitaria y… nihilista
La Cataluña sometida a la dhimmitud
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Ada Colau sigue combatiendo al monstruo turístico
El fascismo y la libertad
La papilla electoral
José Antonio Primo de Rivera: el político que amaba la poesía
La mayor de las Casualidades
¿Alcaldes rojos?
Asciende Podemos. ¿Peligra el Sistema?
El mayor delito de Rodrigo Rato no es el que se cree
Semana Santa: cuando se entremezcla lo pagano y lo cristiano
Nuestras «élites» alientan la infamia del «arte» oficial
«Dios ha muerto», pero los dioses renacen
El que dice "Patria" con orgullo también dice lo que dicen los pro etarras que con él están
"Podemos" no puede con lo sagrado
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
2 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
3 SERTORIO
La era Trump
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |