''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 17 de julio de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

JAVIER R. PORTELLA
La neomojigatería

SERTORIO
El estilo prusiano

JESÚS LAÍNZ
El opio del pueblo
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Sacarlos... del Báltico

Sacar los tanques


Estonia, Letonia y Lituania, a los que nuestro ejército protege con un carísimo despliegue de tanques Leopard son los países que apoyan con mayor decisión a los separatistas catalanes.
Sertorio

22 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

SERTORIO

Acaba de aparecer un artículo de Fernando Paz en La Gaceta que no tiene desperdicio; se titula: “De Rusia a Letonia pasando por Suiza, los apoyos internacionales del procès” y recomiendo vivamente al lector que lo lea y se asombre. Yo todavía estoy con los ojos como platos, el alma en suspenso y el pasmo dibujado en el rostro. Los apoyos principales a los traidores de la Generalidad vienen de Bélgica, Dinamarca, Eslovenia y demás socios de la UE y de la OTAN. ¡Vivir para ver! ¿Para qué tenemos un Cuerpo Diplomático? ¿Para ir a las fiestas? ¿Para beber cócteles? Una administración regional ha sido mucho más eficaz en su campaña internacional que los carísimos funcionarios de Exteriores.

En los últimos tiempos se ha acusado a Rusia de estar detrás del procès, al igual que de influir en las elecciones americanas y francesas y, suponemos, de provocar los últimos huracanes y terremotos que han asolado nuestro planeta. La maldad de Putin sólo es comparable con la de Fumanchú, Lex Luthor y Yoko Ono. Un vocero del régimen, Esteban González Pons, acusó al omnipresente demonio del Kremlin de inspirar el procès, pero sin aducir pruebas; por supuesto, no hacen falta, todo el mundo sabe que Moscú anda tras todas las calamidades que nos azotan (por cierto, ¿y los incendios de Galicia?, ¿no estará la larga mano de la oprichnina moscovita detrás del genocidio del pino galaico?, ¿a qué espera González Pons para denunciar al ruso eucalipticida?). Con todo, la cosa tiene su lógica: España es el eslabón débil de la Alianza Atlántica y balcanizarla –porque, después de Cataluña, el País Vasco, Navarra y Baleares se lanzarían a la aventura del estadito propio– pondría en grave riesgo la estabilidad euromediterránea, ahora bajo la hegemonía de Washington. Sin embargo, no es así: al contrario, Moscú se ha mostrado muy respetuoso y considera esta farsa del procès como un asunto interno español del que espera una pronta y feliz solución. Su mejor aliada, la pequeña y valiente Serbia, víctima de Javier Solana y de nuestra diplomacia, es uno de los pocos países que se ha puesto decididamente del lado de Madrid, pese a todo el mal que les hemos hecho. ¿Cuándo responderá Solana de sus crímenes contra el pueblo serbio? ¿Ubi sunt los de la memoria histórica?

No, esta vez Rusia no es culpable, pese a lo que piensen los jerarcas del régimen. Nuestros enemigos son otros y, encima, se hallan bajo protección española. Sí, amigo lector, Estonia, Letonia y Lituania, a los que nuestro ejército protege con un carísimo despliegue de tanques Leopard que tú y yo, sufridos contribuyentes, pagamos, son los países que apoyan con mayor decisión a los separatistas catalanes y han otorgado apoyo oficial al procès. Tras esto, lo menos que podíamos hacer los españoles es retirar a nuestras tropas de esos países enemigos y recomendar a los rusos que intervengan a la chechena en las repúblicas bálticas. ¿Qué gobierno padecemos en España que defiende a semejante gentuza? ¿Qué aliados son estos que nos apuñalan por defenderlos? ¿Podemos aún ser más estúpidos? ¿De qué sirven nuestras embajadas en Tallin, Riga y Vilna?

Para colmo de males, el parlamento de Finlandia ha condenado la violencia policial española y se ha puesto del lado de los sediciosos. Los daneses, que son todos cinturón negro de progresismo, también simpatizan con las piaras de estelados. Y no hablemos de Bélgica, esa hija bastarda de España, cuyos flamencos se apuntan por poderes a la kermesse heroica catalana.

Mientras, nosotros amenazamos las fronteras de una Rusia que no nos ha hecho nada y que tiene sobrados motivos para darnos una dura retribución. De nuevo me pregunto: ¿qué coño hacemos en el Báltico sirviendo de cipayos a los señoritos escandinavos? Retiremos los tanques y que cada palo aguante su vela. Que los defienda Puigdemont.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 23 de octubre de 2017

Estonia

Los estonianos viven en una contradicción: por un lado son totalmente pro-UE debido al miedo que le tienen a Rusia. Por otro, tienen poco que ver con la corrección política europea en materia de ´´antirracismo´´ y ´´anti-islamofobia´´. El estoniano es abiertamente racista e islamófobo. Entiéndase: son racistas defensivos, no quieren negratas ni moros en su país, lo cual no significa que quieran ir a invadir y colonizar tierras de negratas o moros. Nunca lo hicieron.
Son un pueblo majo y naíf. Ni ellos ni su gobierno tienen mucha idea del tema catalán. Son un país nórdico, pero también de Europa Oriental.
Lo de Suiza parece algo más peligroso y malévolo.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
domingo, 22 de octubre de 2017

Totalmente de acuerdo...

...salvo en lo de que Putin intervenga ´´a la chechena´´ en las republiquitas bálticas; tampoco hay que pasarse.

Mi agradecimiento a Sertorio y a Paz por atreverse a desentonar del coro casi unánime de corifeos otánicos de la opinión publicada española.

# Publicado por: Osvaldo (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
El estilo prusiano
Nicaragua
Cuelgamuros
El crepúsculo de los dioses
Discurso a la nación española
El pelele
Italia
Roja y rota
El cole de las señoras Iglesias
El chalé
La casa en ruinas
Amnesia histórica
La manada, la piara, la horda
La lideresa
Titulitis
Siria
Sweet home Alabama
Pequeñeces
Charity business
La farsa de Waterloo
El mal francés
Sarmat
Breviario de "Uropa"
Monseñoras
El suicidio de un imperio
Lovecraft
El himno de Marta
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Imperialismo pagano
El riesgo
El Ministerio de la Verdad
Las brujas salen de caza
Imperialismo pagano
Tributo al genio
Intromisiones
Desestabilizando
Eurocidio:Guadalete, Kosovo, Mohacs..., Bruselas
In memoriam August Ames
La isla de los caníbales
¿«Cultura» de masas?
Víctor Laínez, ¡Presente!
La nueva desigualdad
ARA San Juan
Farsa en La Haya
Arte y poder
¿Ciberpiratas rusos?
La era Trump
Los hackers
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Atrocidades racistas: el gran ajuste de cuentas a Occidente
2 JAVIER R. PORTELLA
La neomojigatería
3 «No» no es «no»
4 CATHERINE VINCENT
Los robots van a modificar la psicología humana



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |