''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 17 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
El dedo y la llaga


El muy difundido discurso del diputado Toni Cantó en el Congreso ha provocado unas reacciones de verdadero furor en todo el arco parlamentario.
Sertorio

21 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO

El muy difundido discurso del diputado Toni Cantó en el Congreso ha provocado unas reacciones de verdadero furor en todo el arco parlamentario; salvo en el caso de los dos diputados navarros de UPN y los de su propio grupo, nadie apoyó una medida que era decente, justa, proporcionada y, sobre todo, necesaria: poner coto de una vez a los desmanes educativos de las autonomías.

Los argumentos en contra eran bastante inanes y torpes, lo habitual en el Congreso, pero lo que a este que suscribe le llamó más la atención fue lo unánime del rechazo –desde el PP hasta los etarras de Bildu y sus camaradas de Podemos, pasando por el PSOE– y la visceralidad de esa oposición. Sin duda, Cantó había puesto el dedo en una llaga muy dolorosa, y por ahí salió bastante pus y no poca bilis.

Cantó tiene varios motivos para ser odiado por sus señorías: no es un leguleyo, habla bien y con brillantez, su carrera profesional al margen de la política es notoria y reconocida... en fin: estamos ante un intruso en un mundo de picapleitos mediocres, burócratas grises y quidams de diverso pelaje, donde se prefiere recibir a excrecencias suburbiales y paletas, como el tal Rufián, o a semicultas delegadas de curso de bachillerato, como Irene Montero, antes que a profesionales de trayectoria acreditada y prestigio consolidado en la sociedad civil, ya sea en la economía, las ciencias o las artes. Si algo caracteriza al régimen del 78, desde su fundación hasta el día de hoy, es una persistente e implacable selección de los peores. Por eso, alguien como Toni Cantó está predestinado a dar el cante, a ejercer de anomalía, de huésped indeseado y aguafiestas. Y si encima tiene la ocurrencia de decir las verdades del barquero, pues apaga y vámonos.

Lo que este atípico diputado demostró con abundancia de ejemplos y sonrojantes muestras no existe oficialmente; desde hace tres decenios nadie quiere reconocer que los nacionalistas manipulan la historia y siembran el odio a España en las aulas. El emperador está en cueros, con el culo al aire, y viene Cantó a decir y probar en la sede de la representación nacional lo que todos los españoles, menos sus señorías, saben. Y, por supuesto, semejante descubrimiento escoció a muchos.

Que la piara de patanes nacionalistas se liara a insultar y a lanzar cortes de manga entra dentro de la lógica y el protocolo antiespañol. Ellos, que tan sensibles son ante los agravios reales o fingidos, no se privan de demostrar una grosería y una mala educación que sonrojaría a una choni poligonera. Si así son los representantes, ¡cómo serán los representados! Pero era previsible que la fauna rufianesca, con la adición del zoo de Podemos, reaccionara como lo hizo; como todos los pasivo-agresivos, esta gentuza guarda un fondo extremadamente violento que, por desgracia, no tardaremos en ver en las calles de Cataluña. ¡Que Dios nos guarde de las eternas víctimas!

 ¿Pero por qué la inquina de los partidos del régimen? En el caso del PP es más que claro: pese a la tan cacareada defensa de la legalidad, sus gobiernos han permitido que los nacionalistas pisotearan durante sus mandatos las normas más esenciales de defensa de los derechos de los alumnos a una educación en los valores constitucionales, que esa “derecha” pretende defender, y a recibir una formación lingüística en español (lo de castellano es una cursilería cateta de los nacionalistas). En el del PSOE, hay que destacar su absoluta complicidad de décadas con los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos a la hora de envenenar los currículos educativos, por lo que no es de extrañar que saltaran chispas en los bancos de la moribunda socialdemocracia española.

En 1977, las derechas españolas, siempre tan listas, se reservaron el poder económico y cedieron la cultura y la educación a las izquierdas, cosa que no era nueva, su origen se remonta a mediados de los años sesenta. A partir de la reforma educativa de los 90 y sus interminables y efímeras versiones, la educación en valores y los parámetros pedagógicos han caído en poder de la extrema izquierda con la anuencia de las autoridades, tanto del PP y del PSOE como de los nacionalismos conservadores. El resultado ha sido el hundimiento de la calidad de la enseñanza, que ha obligado a las universidades a convertirse en una extensión del bachillerato, y a un adoctrinamiento masivo de las masas estudiantiles en el activismo de la izquierda más enragée. El ascenso de Podemos, de Bildu y de la CUP es la consecuencia lógica de esta dejación de funciones a la hora de supervisar qué valores y qué ideas se meten a nuestros hijos en la cabeza. De ahí la ferocidad de los ataques de estas formaciones contra Toni Cantó, ya que la educación catalana no sólo tiene una naturaleza nacionalista y antiespañola; es, sobre todo, el gran laboratorio de la decadencia cultural mundialista y la fábrica de militantes de extrema izquierda de la que han salido, salen y saldrán los millones de rufianes que están acabando con la civilización europea. Al revés que las analfabetas y sórdidas derechas, los rojos sí saben lo que está en juego con la denuncia de Cantó. De ahí su rabia.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
domingo, 22 de octubre de 2017

Una necesaria reforma constitucional.

Toni Cantó ha puesto el dedo en la llaga pero hace falta una mayoría de politicastros dispuestos a afrontar una necesaria y obligada Segunda Transición para enderezar este entuerno y me temo que la casta está en el reparto del pastel junto con las oligarquías de siempre. No les interesamos los españolitos de a pie, les interesa convencernos de que les necesitamos, la coartada perfecta para seguir con el saqueo de las autonosuyas.

# Publicado por: españolito (Granada)
sábado, 21 de octubre de 2017

La gente intuye la verdad

Este discurso, lo mejor que hemos oído en años en el Parlamento español, no se ha difundido por las televisiones ni por la prensa convencional (léase comprada por los anunciantes), sino por las redes sociales y por WhatsApp. Lo mismo que el audio con la intervención de Roberto Centeno en el programa de César Vidal.
Esto significa que la gente sabe olfatear dónde está la verdad y quién acierta con la clave del problema. Por algo uno de los aludidos respondió: ¡Que no nos toquen la educación!

# Publicado por: Susana (León)
sábado, 21 de octubre de 2017

EL ESCOZOR.

Si hay un héroe que se merezca un reconocimiento y un lugar en el escaño de la verdad, ese es Toni Cantó. Pero no. El escozor es demasiado intenso para que unos y otros acepten los hechos sin sentír vergenza.
Quizá no haya sido propicio ni adecuado levantar el telón y dejar con el culo al aire a todos los actores que en esta función actúan, porque el rechazo es unánime. Sin embargo, aunque su valentía es admirable, usted, Sr. Cantó, no puede ser político. Porque político es ser el embustero, cacique, aprovechado, corrupto, egoísta y chaquetero. Me temo que por ese camino usted no transitar.

# Publicado por: ROBOLMO (Alceda)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
La era Trump
Los hackers
Gary Snyder: "La mente salvaje"
El corazón de las tinieblas
De bobos, traidores y cobardes
El Hereu
Elogio de la Casa de Austria
Con esteladas y a lo loco
La balconada
Hooters
Un siglo de Spengler
Sacar los tanques
Cabalgar el tigre: Dragó
Unir no es sujetar
A tal Señor, tal honor
En el limbo
Barcelona
¿Y si se van?
Sin perdón
Beneméritos
El himno mudo
La muerte del régimen
Stalinlandia
De marimantecas y lloronas
A degüello
Palabras
Odiar en igualdad
El Che
¿155?
El hijo de la Tomasa
Bajo la nueva estelada
Los bolardos
Inevitable
Dixie
Contra la felicidad
Lecciones de la Revolución de Octubre
Argelia: una lección práctica de decadencia
Muerte de un poeta
Hacia una monarquía sin rey
La Santa Causa
El gulagcito
La fiel infantería
"Imagine"
Los escombros
Neutrales
La pitada
El khmer rosa
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Los hackers
2 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"
5 SERTORIO
La era Trump



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |