''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 17 de noviembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Encuentro de Puigdemont con los flamencos de Bruselas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
La era Trump

JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos

ALAIN DE BENOIST
¡Sí a la autonomía, no al independentismo!

JESÚS LAÍNZ
¿Está Carles? Que se ponga

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¿Cultura? ¿Eso qué es?
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Intervenida la sedición catalana

En España empieza a amanecer

El Palacio de la Generalidad, donde los sediciosos pueden atrincherarse.

¿Cómo entender la inusitada firmeza que, por primera vez en cuarenta años, despliega hoy el Gobierno de la nación? Sólo, en últimas, la reacción multitudinaria del pueblo español, sólo su milagroso renacimiento de estos días, permite explicarlo.
Javier R. Portella

21 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JAVIER R. PORTELLA

Seis meses para enmendar cuarenta años de opresión y adoctrinamiento… Seis meses: éste es el plazo durante el cual, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, el Gobierno intervendrá la autonomía rebelde. Es poco, es insuficiente, por supuesto. Pero es mucho en comparación con los dos o tres mesecitos que uno podía temerse. Y es mucho, es infinito, en comparación con la intervención “a la carta” (sólo algunas muy precisas competencias) que también —con las presiones del PSOE por en medio— habían dejado entrever.

Lo intervienen todo, todito, todo. Desde la Presidencia de la Generalidad hasta la totalidad de sus Consejerías. Sin olvidar el Parlamento catalán, que no es disuelto formalmente: sólo de facto. Será a partir de los ministerios del Interior y de Educación y Cultura desde donde se tomarán las medidas necesarias —esperemos que no les tiemble el pulso— tanto para impedir la insurrección de los Mozos de Escuadra como para limitar (en sólo seis meses eso no hay quien lo invierta) el adoctrinamiento en las aulas y en las teles.

¿Cómo reaccionará el enemigo? Cocomocho y sus secuaces, ¿van a atrincherarse (lo anunciaba hoy mismo El Confidencial) en el, por lo demás, tan precioso palacio gótico de la Generalidad, así como en el conjunto de sus edificios? ¿Van a colocar a las hordas como defensa de tales atrincheramientos a fin de que nuestras fuerzas tengan que intervenir y se puedan generar sanguinolentas imágenes con las que hacer gemir a las lloronas de Europa y del mundo? Lo pueden hacer, desde luego: uno, dos, tres días… Pero ¿más? Son muchos los edificios a proteger y serían muchos miles quienes deberían integrar unas hordas instaladas en pie de guerra las 24 horas del día.

¿Se atreverán a dar el siguiente y gravísimo paso: hacer que los Mozos que les sean afines defiendan con las armas tales atrincheramientos? No lo creo: la cobardía, como se demostró en octubre del 34, es lo que suele anidar debajo de las bravatas de los matones del independentismo. Todo es posible, sin embargo. Ahora bien, si sobre sus espaldas cayeran los primeros muertos, la causa y la propaganda —no ya independentista: catalanista— quedaría definitivamente muerta y enterrada. Se supone que entonces sí los partidos golpistas serían legalmente disueltos.

¿Y qué pasará con el boicot o el sabotaje que pueden tan fácilmente ejercer los jerarcas y funcionarios de la Generalidad? ¿Tratarán de este modo de impedir o, como mínimo, de obstaculizar la gestión de lo que van a denominar “el gobierno de ocupación”? Tratarlo, claro que lo tratarán. Pero pronto se acabarán sus ínfulas: tan pronto como empiecen a caer —esperemos de nuevo que siga sin temblarles el hasta hoy gelatinoso pulso— los primeros despidos, los primeros sueldos no percibidos, las primeras detenciones también si los boicots y sabotajes así lo requirieran.

¿Cómo entender la inusitada firmeza que, por primera vez en cuarenta años, despliega hoy el Gobierno de la nación? Dos razones permiten entenderlo. La primera es que los sediciosos han llegado demasiado lejos: o era esto, o ponerse a “dialogar”, es decir, a pastelear cualquier apaño con ellos. No cabe duda: eran las componendas lo que les pedía el cuerpo tanto a peperos como a sociatas. ¿Por qué no lo han hecho? ¿Por qué Rajoy ha acabado haciendo “lo que no quiero —así decía— tener que hacer”? Sólo la reacción multitudinaria del pueblo español, sólo su milagroso renacimiento de estos días, permite explicarlo. La casta gobernante sabe o intuye que cualquier otra reacción por parte de ellos podría acabar poniéndoles en la picota.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 24 de octubre de 2017

Siglo de Oro

Han sido el Rey y el pueblo llano los que lo han hecho, sáltándose a ls elites y a los estamentos intermedios. Como en una obra de teatro del Siglo de Oro.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
100 años: 100 millones de muertos. Y una paradoja de por medio
¿Qué demonios estuvieron (o están) trapicheando?
Dos sediciosos al trullo
¿Nos vamos a tragar el sapo?
El timo del tocomocho
Resurrexit
¡Gracias sean dadas a los separatistas!
El felón promete pastelear con los golpistas
Mariano Kerensky no se entera
Cuando salta, incandescente, la Historia
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda
Ya que tanto les gustan las leyes…
La paradoja de la Cataluña identitaria y… nihilista
La Cataluña sometida a la dhimmitud
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Ada Colau sigue combatiendo al monstruo turístico
El fascismo y la libertad
La papilla electoral
José Antonio Primo de Rivera: el político que amaba la poesía
La mayor de las Casualidades
¿Alcaldes rojos?
Asciende Podemos. ¿Peligra el Sistema?
El mayor delito de Rodrigo Rato no es el que se cree
Semana Santa: cuando se entremezcla lo pagano y lo cristiano
Nuestras «élites» alientan la infamia del «arte» oficial
«Dios ha muerto», pero los dioses renacen
El que dice "Patria" con orgullo también dice lo que dicen los pro etarras que con él están
"Podemos" no puede con lo sagrado
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Los hackers
2 MARÍA ELVIRA ROCA BAREA
Lo de Cataluña: una versión renovada de la Leyenda Negra
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
4 SERTORIO
Gary Snyder: "La mente salvaje"
5 SERTORIO
La era Trump



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |