''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 18 de enero de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Renace Roma
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
Imperialismo pagano

ANNA GRAU
Carta a l´Avi Josep (Pla)

JESÚS LAÍNZ
El abandono de la razón

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
[email protected] [email protected]

JOSÉ JAVIER ESPARZA
George Orwell: el que no cerró los ojos
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
CULTURA
Errores comunes sobre la historia de Cataluña

Petronila, reina de Aragón, y su esposo, el conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV.

Son numerosos estos errores y, a menudo, se trata de tergiversaciones. Fuera de los ambientes nacionalistas, es más frecuente que se deban a mero desconocimiento. He aquí algunos.
Guillermo Fatás

23 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

GUILLERMO FATÁS

Son numerosos y, a menudo, se trata de tergiversaciones. Fuera de los ambientes nacionalistas, es más frecuente que se deban a mero desconocimiento. He aquí algunos.

1. No hubo "unión" de Aragón y Cataluña en el siglo XII. En esa fecha no existía el término Cataluña ni los territorios del rey de Aragón (Ramiro II el Monje) y del conde de Barcelona (Ramón Berenguer IV) tenían fronteras en común. Varios condados que luego se considerarían parte de Cataluña no estaban aún bajo el dominio del conde barcelonés (así, Ampurias, Pallars o Urgel). Ramón Berenguer IV y su joven esposa, la reina aragonesa Petronila, casaron a condición de que el conde no sería rey si tenía descendencia. Su hijo Alfonso II fue el primer soberano común al conjunto. La unión nunca se deshizo y el de conde de Barcelona fue un preciado título entre los muchos que llegó a tener el rey de Aragón, monarca conjunto que fue también, entre otras cosas, rey de Valencia, de Mallorca, de Sicilia, de Nápoles y de Cerdeña.

2. No existió una "confederación catalano-aragonesa". El término es anacrónico, nace en 1869 y da una idea equivocada del fenómeno histórico. Una confederación es un pacto político entre estados que democráticamente acuerdan cierto grado de unión entre iguales. El pacto del rey de Aragón y el conde barcelonés va de arriba abajo, no a la inversa. La boda de Petronila y Ramón Berenguer IV en 1150 no tiene nada de confederal: es un pacto entre príncipes que unen dos familias para que resulte una sola que ejercerá la soberanía. En este caso, el conde acepta literalmente al rey como “rey, señor y padre”. Se convierte, pues, en súbdito, vasallo e hijo del rey de Aragón y por eso murió sin titularse rey. 'Corona del Reino de Aragón' es término usado por Jaime I (siglo XIII). La voz "Corona de Aragón", finalmente, será usada por los reyes para denominar el conjunto de sus soberanías, que forman una composite monarchy; en expresión del siglo XVI, una respublica regnorum et terrarum. Cataluña siempre fue parte de la Corona de Aragón, pero no del reino aragonés. Los catalanes no forman un reino, pero tienen un rey, al que llaman así y no conde: el rey de Aragón

3. La "Generalitat", como se llama en Cataluña y en Valencia, existe igualmente en Aragón con el nombre de Diputación General. Los respectivos gobiernos autonómicos han recuperado este nombre histórico. Se origina en los tres territorios al mismo tiempo, en 1362, en una de las reuniones de Cortes Generales de la Corona (aragoneses, valencianos y catalanes más baleares), que se celebraban siempre en suelo aragonés. El rey Pedro IV consigue la aprobación de un impuesto general aduanero, sin exenciones, que originariamente fue del 5% del valor del producto. Y las respectivas cortes designan "diputaciones del general" para que se encarguen de la correcta recaudación. Estos órganos se consolidan, en diversos grados y momentos, como autoridades permanentes y van ganando competencias funcionales: en Cataluña sucede en 1413, cinco años después en Valencia, y en Aragón, en 1436.

4. Los catalanes no forman un reino, pero tienen un rey, al que llaman así ('Senyor rei'), y no conde: el rey de Aragón. La Casa de Aragón es soberana en Cataluña y los súbditos catalanes, como los valencianos, baleares y aragoneses, la aclaman gritando su apellido, “Aragó, Aragó!” o “¡Aragón, Aragón!”, el nombre dinástico, al modo en que en otros lugares se grita “York!”, “Bourbon!” o “Stuart!” (Estuardo). Cataluña perteneció a los Aragón y a su Corona, no al reino de Aragón, aunque este tenía primacía jurídica en razón del origen y del rango: así, el soberano común se coronaba únicamente en Zaragoza y, como dejó escrito Pedro IV, Aragón era al mismo tiempo su 'nombre y título principal'. La comunidad autónoma de Cataluña carece de escudo propio y usa hoy como bandera el 'señal real' de la Casa de Aragón (de donde el nombre de senyera), las ‘barras’, que no se documentan antes de 1150.

© 20 minutos


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Cultura
¿Salvará la belleza al mundo?
Feminismo en la ciencia: ¿hacia una nueva caza de brujas?
La cabaña noruega de Wittgenstein
Dos veces mujer
Pequeño homenaje a Hugh Hefner, creador de Play Boy
¿Un nuevo espíritu religioso?
Retorno sentimental de un catalán a Gerona
Los sofismas del papa Paco
García Lorca, ese franquista
¿Es el animal una persona?
¿Tedio existencial o "Sí a la vida"?
La gran pintura europea culpable de violencia de género
Dead white men
Los nuevos reaccionarios
"El Manifiesto" cumple 10 años
¿Es de extrema derecha la Edad Media?
Diálogo entre Ferrer-Dalmau y Pérez-Reverte
Sexo libre y salvaje en la antigua Roma
El triunfo de lo inmundo (o del «in-mundo»)
Las lecciones de Gramsci
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 La República Islámica de Catalunya
2 SERTORIO
Tributo al genio
3 Escipión era franquista
4 ÁLEX VICENTE
La censura ya no procede de los conservadores, sino de las feministas
5 Renace Roma



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |