''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 16 de agosto de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Neoantifranquistas

ALBERTO BUELA
Contradicciones de la sociedad opulenta

SERTORIO
Por la caridad entra la peste

JAVIER R. PORTELLA
La gran sustitución
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Con esteladas y a lo loco


Hay que reconocer que la testosterona de los indepes está en un nivel muy bajo: será por el adoctrinamiento en la ideología de género de la CUP.
Sertorio

31 de octubre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

SERTORIO


¿Intervención? Más bien sainete, bululú y comedia de las equivocaciones, sueño de una noche de otoño y atelana política de ínfimo nivel. Cuando el Gobierno envía como virreina de Cataluña a una de las principales responsables de la crisis, está claro que la supuesta intervención es un tiempo muerto, un respiro para negociar por lo bajinis la capitulación del Estado en guisa de reforma constitucional: un galimatías jurídico que permita encajar a Cataluña dentro de España, a cambio de una semiindependencia privilegiada y un estatuto de ciudadanos de primera dentro (pero más bien fuera) del Estado. ¿Alguien se puede creer que Soraya y su gangarilla de subsecretarios van a hacer algo más que prepararle un magnífico triunfo electoral a los separatistas catalanes? Es muy probable que Puigdemont vuelva en hombros al palacio de la Generalidad el 21 de diciembre. Y si no lo hace, ya se encargarán los Iceta, Méndez de Vigo y demás correveidiles de alzarlo sobre el pavés. El régimen fantasma del 78 no puede tolerar una Cataluña española.

La revolución de los llorones, el alzamiento de los imputados, el motín de Patufet ha acabado en un anticlímax tan decepcionante que uno no puede sino sospechar que toda esta arlequinada del 155 no va de veras, que las lanzas siempre fueron cañas y que la liebre maullaba y bufaba como un siamés. El desaforado patriotismo de las esteladas al viento se desinfló en una tarde. Ningún aguerrido almogávar se atrevió a inmolarse por la patria neonata, nuevamente abortada, y ni siquiera los ujieres de la Generalidad se molestaron en arriar la opresora rojigualda del mástil de palacio. No hay república catalana que aguante más de dos telediarios. A los cien años de la Revolución de Octubre y los ochenta del Dieciocho de Julio, la Revolución de las Sonrisas se disolvió en una tarde por ukase de Madrid; los feroces patriotas se fueron a casa a ver algún programa de cocina y a darle de comer al perro. Hay que reconocer que la testosterona de los indepes está en un nivel muy violón: será por el adoctrinamiento en la ideología de género de la CUP. Deberían ir al médico y que les recete las glándulas que les faltan.

Tenemos que reconocer que no les hacía ninguna falta sacar las masas a la calle cuando desde Madrid llegaban continuos madrigales y billetitos de amor; el despliegue de abuelas xenófobas, de niños catequizados por los funcionarios del ministro Méndez de Vigo, de obispos trabucaires y de periodistas anglos en busca de emociones fuertes para teñir de amarillo chillón sus tabloides (con la sumisa y cipaya colaboración indígena de Podemos), era una escenografía necesaria para esa huida hacia adelante que iniciaron Puigdemont y Junqueras el 6 de septiembre, día del óbito de la Constitución de 1978 y del Estado de las Autonomías. 

Que semejante pandilla de histriones haya quebrado la legalidad constitucional sin ningún impedimento, salvo a ultimísima hora, indica en manos de quien estamos, tanto en Madrid como en Barcelona. Nuestros enemigos demostraron también que no son gran cosa: ni bolívares ni lumumbas, ni siquiera unos simples vaclavs havels de andar por casa. Al revés, han quedado como unos liantes atrapados en sus propios enredos y que salen de una para meterse en otra. Como Tony Curtis y Jack Lemmon en Con faldas y a lo loco, la extraña pareja de Puigdemont y Junqueras, los nuevos Stan Laurel y Oliver Hardy de nuestro circo político, saltaron de lío en lío travestidos de lo que nunca fueron –revolucionarios– tocando el violón y el saxo en la estridente y desafinada orquestina feminista de la CUP. Por lo menos, a Puigdemont le ha salido un novio subsecretario en Bélgica, que le ofrece ponerle un piso de asilado político. Yo que el expresidente me lo pensaba, Mijnheer Francken ya sabe que nadie es perfecto.

Lo que sí tiene pecado es que no se aproveche esta ocasión histórica para erradicar de escuelas, periódicos e instituciones el tósigo del separatismo. Es la Moncloa, como siempre, el mejor refugio de los traidores.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 1 de noviembre de 2017

Rajoy lo ha bordado

Por primera vez un presidente de gobierno ha estado en su sitio respecto a las autonomías, no se ha dejado engañar por las presiones de la Generalitat, ni por las presiones de los catatrofistas encabezados por Aznar Cía, que le exigían un inmediato 155, a logrado que las empresas encabezadas por los bancos, presionados estos por el mercado y para impedir su quiebra salieran de estampida, demostrando la falsedad de los secesionistas que la independencia era un paraíso económico y con la unanimidad de la Comunidad Europea de que fuera de España quedaban fuera de Europa, y que salvo el apoyo del totalitario de Maduro en el mundo nadie les apoye, del resto se ha encargado el patético Puigdemont, además de dar el paso junto al PSOE y C´s, quedando al margen el partido soufle de Podemos, que según nas encuestas ya esta pagando su error, y por primera vez sin necesidad de la selección nacional España se ha llenado de banderas

# Publicado por: Pedro Revenga (Alicante)
martes, 31 de octubre de 2017

Atajar el problema de raíz

Yo creo que Ud. ,Sertorio, tiene razón. No creo que el gobierno está actuando correctamente, pues no aborda el problema de raíz como sería la reforma del título VIII de la constitución y de nuestras sacrosantas autonomías. Hoy por hoy, lo único que hace es participar en una de tantas escenificaciones de la Generalitat arengando al pueblo. Y no me cabe la menor duda de que, bajo cuerda, están las consabidas negociaciones que le darán más privilegios a Cataluñas. Hasta que, al final, consigan de facto la independencia que, hoy por hoy, dicen querer pero que no están todavía preparados a arrostrar. Como el gobierno español no se espabile, se encontrará sin Cataluña dentro de unos años. Quizá sería mejor darles ahora el derecho a decidir independencia TOTAL o no y, en caso de que saliera no (como presumo si se les pone contra las cuerdas) trabajar para recortar transferencias y autonomías

# Publicado por: BlancaRT (Huelva)
martes, 31 de octubre de 2017

Beneficio de la duda

Mariano ha sido astuto dejando que el Procés llegara hasta su eclosión total de ridículo y absurdo. Si hubiera aplicado el 155 hace meses el Estado no hubiera obtenido una victoria tan rotunda y sólo con medidas administrativas. Lo de ´´cesar´´ en lugar de ´´arrestar´´ es genial. Y lo de acusar de ´´usurpación de funciones´´ en caso de no aceptar el cese, es todavía mejor. Cocomocho sigue haciendo el payaso en Europa, y los secesionistas se hacen el canut un lío con la convocatoria de elecciones. Reconozcámoslo: excepto en la mala gestión del 1-O el gobierno ha estado brillante. Esta victoria, si sigue siéndolo sin necesidad de concesiones, puede llevar a Mariano a la victoria en próximas elecciones. Rivera, muy bien, también. Dentro de la Alt Right este episodio debería estudiarse, como bien dice Sertorio, como la guerra de secesión de los matones-llorones y de las mujerucas climatéricas.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
Por la caridad entra la peste
Evil white males
Macroncitos
Eterno Franco
El estilo prusiano
Nicaragua
Cuelgamuros
El crepúsculo de los dioses
Discurso a la nación española
El pelele
Italia
Roja y rota
El cole de las señoras Iglesias
El chalé
La casa en ruinas
Amnesia histórica
La manada, la piara, la horda
La lideresa
Titulitis
Siria
Sweet home Alabama
Pequeñeces
Charity business
La farsa de Waterloo
El mal francés
Sarmat
Breviario de "Uropa"
Monseñoras
El suicidio de un imperio
Lovecraft
El himno de Marta
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Imperialismo pagano
El riesgo
El Ministerio de la Verdad
Las brujas salen de caza
Imperialismo pagano
Tributo al genio
Intromisiones
Desestabilizando
Eurocidio:Guadalete, Kosovo, Mohacs..., Bruselas
In memoriam August Ames
La isla de los caníbales
¿«Cultura» de masas?
Víctor Laínez, ¡Presente!
La nueva desigualdad
ARA San Juan
Farsa en La Haya
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio
2 COSME DE LAS HERAS
Francofeminismo



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |