''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 15 de diciembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
"Durante los próximos 1.700 años todo Occidente pensará y vivirá según la manera catalana"
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

SERTORIO
La nueva desigualdad

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Tuiteo y tuteo
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Gary Snyder: "La mente salvaje"


Es digno de reseña que los tres más altos espíritus de la Beat Generation –Kerouac, Ginsberg y Snyder– han acabado envueltos en un misticismo de diferente signo, católico, judío y panteísta.
Sertorio

15 de noviembre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO

Ediciones Árdora acaba de publicar una antología bilingüe de Gary Snyder, bellamente editada y bien traducida, cosa muy de agradecer en este país donde semejantes aventuras son de tan alto riesgo.

Snyder es un poeta heredero de la tradición de Pound y de William Carlos Wiliams, e influido en igual o mayor medida por Basshô y Li Bai (Li Po), que rebosa de inmediatez, pasión por la naturaleza y calibrada espontaneidad –valga la paradoja– en una poesía ligada a la tierra, a las montañas, a los bosques y al sentido de comunión del hombre con el cosmos. También, por supuesto, se da en sus poemas una conciencia bien doliente del daño, de la enfermedad del mundo, del destrozo que el hombre realiza en sí mismo al talar sus bosques, ensuciar sus mares, agostar sus praderas.

Experto orientalista, que pasó por varios años de aprendizaje de la tradición japonesa en un monasterio zen, Snyder es mucho más conocido como Japhy Ryder, el personaje de ficción, ya de leyenda, que protagoniza Los vagabundos del Dharma, de Jack Kerouac, la mejor novela de este autor, católico y conservador –pese a lo que algunos puedan creer–, del que ya tendremos ocasión de hablar. A diferencia de Kerouac (en el fondo, un místico cristiano), Snyder conoce el budismo en profundidad y también domina la tradición literaria de Japón y China, siguiendo precedentes ilustres como Fenollosa y el ya citado Pound, lo que vuelve a sus poemas una hermosa síntesis de Oriente y Occidente, emanaciones de un espíritu whitmaniano cuyo torrente verbal se contiene con la reticencia de un Onitsura o de un Buson. Otras veces, el clamor cotidiano de un Williams se mezcla con la soledad iluminada de un Wang Wei. En fin, un lujo para quien disfruta del verso cuidado y natural a la vez.

Es digno de reseña que los tres más altos espíritus de la Beat Generation –Kerouac, Ginsberg y Snyder– han acabado envueltos en un misticismo de diferente signo, católico, judío y panteísta que no renuncia a las enseñanzas de Oriente, pero que, en su conjunto, no sería aventurado reconocer que obedece a las enseñanzas contenidas en la sabiduría perenne de Huxley. Desde Howl, de Ginsberg y On the Road, de Kerouac en adelante, un anhelo de honda espiritualidad seduce al lector de estos poetas, llegados al mundo literario en la América materialista, demócrata y hegemónica del Welfare State rooseveltiano, encarnado mejor que en ninguna época en las eras conformistas y prósperas de las administraciones Truman y Eisenhower. La incapacidad de adaptarse de estos jóvenes brillantes y magníficamente dotados a los valores de la sociedad de consumo, su búsqueda de algo que ellos no saben muy bien lo que es a lo largo de las carreteras de la América profunda, retrata a la perfección el vacío espiritual en el que, hoy más que ayer, nos movemos. De ahí la permanente actualidad de estos escritores y su atractivo para las jóvenes generaciones.

Snyder es también un pensador que predica con el ejemplo, un interesante teórico de la vuelta a la naturaleza, un buen expositor de los valores espirituales del indio americano, en lo que recuerda a Schuon, y un hombre de iniciativa, capaz de enredarse en proyectos comunitarios tan interesantes como desesperadamente utópicos. Varios de sus ensayos se recogen también en este estupendo volumen y, progresismos aparte, nos enseña que en el inconformismo de los sesenta se encuentran actitudes y valores que bien podemos calificar de tradicionales, como muy bien vio el maestro Évola en Cabalgar el tigre. Todo es cuestión de saber leer.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
Víctor Laínez, ¡Presente!
La nueva desigualdad
ARA San Juan
Farsa en La Haya
Arte y poder
¿Ciberpiratas rusos?
La era Trump
Los hackers
El corazón de las tinieblas
De bobos, traidores y cobardes
El Hereu
Elogio de la Casa de Austria
Con esteladas y a lo loco
La balconada
Hooters
Un siglo de Spengler
El dedo y la llaga
Sacar los tanques
Cabalgar el tigre: Dragó
Unir no es sujetar
A tal Señor, tal honor
En el limbo
Barcelona
¿Y si se van?
Sin perdón
Beneméritos
El himno mudo
La muerte del régimen
Stalinlandia
De marimantecas y lloronas
A degüello
Palabras
Odiar en igualdad
El Che
¿155?
El hijo de la Tomasa
Bajo la nueva estelada
Los bolardos
Inevitable
Dixie
Contra la felicidad
Lecciones de la Revolución de Octubre
Argelia: una lección práctica de decadencia
Muerte de un poeta
Hacia una monarquía sin rey
La Santa Causa
El gulagcito
La fiel infantería
"Imagine"
Los escombros
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Víctor Laínez, ¡Presente!
2 SERTORIO
La nueva desigualdad
3 Las golfas-monjas
4 Tórtolos...
5 Autocentrar el desarrollo para poner fin a la mundialización neoliberal



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |