''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 24 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


JAVIER R. PORTELLA
¡Ay de los puros!

SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
¿Cómo que no ha cambiado nada en Cataluña?


Hay futuro.
José Vicente Pascual

22 de diciembre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

JOSÉ VICENTE PASCUAL


Si en la primavera de 2006, cuando nació Ciutadans, alguien hubiese vaticinado a los jerarcas de CiU, PSC, IU-LV y ERC que una década más tarde, en circunstancias históricas determinadas por el debate frontal entre independentismo/constitucionalismo, este minúsculo partido antinacionalista iba a ser el ganador de las elecciones en Cataluña, el más votado con diferencia, dichos prebostes habrían mirado al augur con la misma suficiencia y desprecio con que entonces observaban a Cs. “Usted sueña o usted está trastornado como Boadella”, le habrían dicho.

Si hace dos años, en plena eclosión separatista, cuando las manifestaciones patrióticas en favor de una Cataluña independiente reunían a furibundas multitudes (aquel “un solo pueblo” que arrasaba en las calles), se hubiese pronosticado a los gurús de ANC y Omniun que las elecciones de 2017 serían convocadas por Mariano Rajoy, con algunos intocables del independentismo encarcelados, otros procesados y  el “President” y varios de sus consejeros fugados de la justicia española, y que en dichas elecciones (con masiva participación) el voto no-separatista los superaría en 170.000 electores, y que encima las iba a ganar Ciudadanos… Se habrían reído con la misma irresponsable arrogancia que han demostrado a lo largo de todo el siniestro “procés”.

Si después de las oleadas sentimentales de odio a España, avivadas por la propaganda masiva de TV3, Catalunya Ràdio y el innúmero de medios separatistas subvencionados… Tras la reiteración hasta la náusea del discurso histérico sobre la “represión” del 1-O, los “presos políticos”, el “President” en el “exilio”, la actuación de “las fuerzas de ocupación”, la “venganza de la justicia española” contra los sediciosos, los pastelosos mensajes de Junqueras y sus socios desde Estremera… Si a pesar de tantas toneladas de basura emocional, el resultado de las elecciones (“plebiscito” para los separatistas), ha otorgado mayoría de votos a las fuerzas no-independentistas, ese fenómeno sólo tiene una lectura razonable: el independentismo ha dado de sí todo lo que puede, ha ido hasta el final, con todas las consecuencias, y aparte de no haber conseguido NADA ha colocado a su más odiada némesis, Ciudadanos, como el partido mayoritario; absolutamente mayoritario en la Cataluña urbana, moderna y europeísta.

Otra cosa, lógicamente, son los pactos poselectorales que permitirán una coalición mayoritaria de partidarios de la secesión en el Parlamento de Cataluña. Pero también es verdad (una verdad hiriente para el separatismo), que una cosa son los números y otra la facilidad para sumarlos. El bando “indepe” es ahora mismo un circo en precario, cada día con menos público, los leones famélicos y el director de pista fugado con las llaves de la caja fuerte. A ver cómo se ponen de acuerdo para NO repetir las mismas piruetas que condujeron a la aplicación del art. 155 de la Constitución Española, a las recientes elecciones y al éxito (histórico) de Inés Arrimadas.

El próximo espectáculo: observarlos mientras se ellos se miran con desconfianza, ese rencor profundo que sólo se destila con terrible pureza en las buenas familias mal avenidas.

¿Cómo que nada ha cambiado en Cataluña? Cataluña, en muy poco tiempo, ha cambiado muchísimo. Todo ha empezado a cambiar porque el independentismo se ha quedado sin futuro.

 Hay futuro.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 27 de diciembre de 2017

No ha cambiado nada, para que todo cambie, incluso estalle

Se le ha dado la vuelta a la frase de ´´El gatopardo´´ Todo es distinto, sin que nada haya cambiado.
Asi de sencillo, asi de paradójico, asi de tonto

# Publicado por: Puig (Valencia)
lunes, 25 de diciembre de 2017

Si hay cambios

Comparto plenamente las ideas del autor. Y si las cosas han cambiado es porque MUCHOS CATALANES se han movilizado. Si en toda España nos hubieramos lanzados a las calles en vez de ´´rajar´´ con los amigos, esos malditos separatistas andarian con mucho mas cuidado

# Publicado por: Carlos Caballero Jurado (ALICANTE)
domingo, 24 de diciembre de 2017

que todo cambie para que todo siga igual

No ha cambiado nada... Los medios (todos los relevantes) subvencionados destilando odio a España, la policía autonómica traidora a España, la educación en todas las escuelas lavando el cerebro a los pequeños con una historia falsa y enseñando a odiar a España, lo que vemos con ciudadanos son los coletazos de la generación que a más o menos contrarrestar ese odio en casa, pero cada vez serán los menos, y esto seguirá igual hasta que se tomen medidas radicales.

# Publicado por: Requiario (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
¿Voluntad para qué?
Pederastia en la Iglesia, ¿y dónde más?...
Igualdad, ¿para qué?
Tenga usted nietos, pero no hijos
"¡Es él! ¡Ha vuelto!"
Orwell y el socialismo democrático
¿Cultura? ¿Eso qué es?
¡Ja soc aquí!
Los separatistas no han entendido nada
A buenas horas...
La aventura de lavarse el culo en Cuba
De putas y de idiotas
La hegemonía cultural de los progres en España
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
Adiós a Facebook y todo eso
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 SERTORIO
Los retos de VOX
4 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |