''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 22 de febrero de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Renace Roma
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

Dadas las actuales circunstancias, ¿cuál se debería proponer como himno nacional?
El de Marta Sánchez. Tal vez tenga cosas mejorables, pero no nos hagamos los finolis: es lo mejor que en las circunstancias actuales se puede tener.
El de Pemán. Es poéticamente el mejor. Nadie hoy lo va a cantar y ni siquiera entender, ya lo sé. Pero me da igual. Yo sólo soy un esteta.
El de Manolo Escobar. Es un poco vulgar y chunda, chunda, pero es el que todo el mundo canta hoy.
El actual himno mudo. Aunque... ¿no sería mejor dejarnos de himnos y mandangas como lo piden los compañeros y compañeras Iglesias, Echenique y Calvo?

SERTORIO
El himno de Marta

ALAIN DE BENOIST
Objetivo: decrecimiento

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Un gallo para Asclepio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
El patíbulo de Tyburn

ANNA GRAU
Viaje al pasado, a la tribu y a TV3
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
COMUNIDAD
La última de las feministas

Masturbarse es violar por telepatía


Hoy, entre nosotros, aparece un imaginativo concepto: la masturbación es una violación telepática.
Carlos Kaiser

21 de enero de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

CARLOS KAISER


Este asunto ya dio mucho que hablar hace algunos años cuando se supo que, en Zimbawe, era un suceso frecuente y nominado: el “mubobobo”. Las mujeres se sentían manoseadas y hasta penetradas a distancia por unos “entes etéreos pero semicorpóreos”. No todas, claro. Sólo las más exuberantes y esquivas. Las investigaciones concluyeron que el ansia y la tentación se comunican en muchas dimensiones inextricables. Todo fálico pero virginal. Es decir, nada definitivo.

Hoy, entre nosotros, esto vuelve a actualizarse con la irrupción de un imaginativo concepto: la masturbación es una violación telepática. Esta reflexión, digna de surgir de lo más profundo del psicoanálisis lacaniano argentino, delata de por sí la inanidad rampante. Unos atribuyen la autoría de la afirmación a las organizaciones feministas. Otros, por el contrario, se la imputan a sus críticos satíricos. Yo no lo sé, aunque tampoco parece que importe mucho. Su mera enunciación responde a una frustración muy extendida. ¿Por qué no puedo acceder al gozo? ¿Por qué nadie se masturba pensando en mí? ¿No quedará nunca a salvo lo que oculto de íntimo?

La reciente campaña de la ínclita folk Susana Díaz calificando el “piropo” como violencia ejercida por pulpos y por cerdos, se sustenta en este tipo de delirios, aunque la muy ignorante no lo sepa. Ya desde la antigüedad clásica, los auto–castrados puritanos insultaban la búsqueda y disfrute del “placer sereno”: “Ahí van en rebaño los cerdos de Epicuro”. No parece que hayamos aprendido mucho desde entonces.

Para tranquilizar a los medrosos y a las madres ursulinas quiero hacer una afirmación rotunda: la violación telepática es imposible. La telepatía solo puede producirse entre dos sujetos capacitados y consentidores. Ambos disfrutarían así de una comunicación privilegiada por lo escasa. Añorar que esto pueda también llevarnos al éxtasis orgiástico, es la aspiración de muchas tradiciones y prácticas místicas. ¡Y no es nada fácil! No se sientan, pues, en peligro y no presuman sin motivo de ser oscuros objetos del deseo.

Rebelión Feminista ‏ @RebFeminista

SeguirSeguir a @RebFeminista
Que te toquen sin tu permiso es violación, que se toquen a SÍ mismes usandote como excitación, sin tu permiso, es violación.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 23 de enero de 2018

Pa cortarse las venas

Para cortarselas pero en rodajitas menudas, que tajo de majaras esta medrando a cuenta del feminismo integrista, algunasa de estas hasta vive de esto, vivir para ver, perdon, beber para sobrevivir.- Abrazos.-

# Publicado por: Jose Antonio Iñigo Encinas (Alhaurin de la Torre)
domingo, 21 de enero de 2018

Ginger

Ginger Lynn me podría denunciar por violaciones múltiples. Hasta tengo una muñeca hinchable con su cara. La compré en los años 80.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
domingo, 21 de enero de 2018

vírgenes locas

¿Y cuando ellas lo hacen? ¿También es violación telepática?
¿Y son este tipo de taradas las que asesoran a nuestros políticos en los asuntos de ´´género´´?
Por cierto, la telepatía no existe.
Esto es un aquelarre de vírgenes locas.
O ponemos coto al puritanismo imbécil de la ideología de género o Europa acaba como un corral de histéricas.
Schopenhauer y Weininger, deberíamos releerlos.

# Publicado por: sertorio (cáceres)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Comunidad
Reino Unido y Alemania censuran la obra de Egon Schiele
Lo que va de 1965 a 2017
La profesora de Osaka
Tórtolos...
Las golfas-monjas
¿Violencia machista?
Acoso sensual
Una Europa en la que podemos creer
Las revoluciones las ganan hoy quienes se ponen a llorar
La oligarquía, el separatismo… y el mundialismo globalista
A favor del aborto entre inmigrantes
Casamos parejas heterosexuales
El pueblo moral
Puño de hierro
Viejas instituciones europeas
Del feminismo de ayer al hembrismo de hoy
"La seguridad personal de los migrantes pasa por encima de la seguridad nacional"
¿Eres musulmán en España?
Locas, encoñadas y desarraigadas
Desventuras sufridas por un progre solidario
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Un gallo para Asclepio
2 SERTORIO
El himno de Marta
3 ALAIN DE BENOIST
Objetivo: decrecimiento
4 Reino Unido y Alemania censuran la obra de Egon Schiele



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |