''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 22 de febrero de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Renace Roma
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

Dadas las actuales circunstancias, ¿cuál se debería proponer como himno nacional?
El de Marta Sánchez. Tal vez tenga cosas mejorables, pero no nos hagamos los finolis: es lo mejor que en las circunstancias actuales se puede tener.
El de Pemán. Es poéticamente el mejor. Nadie hoy lo va a cantar y ni siquiera entender, ya lo sé. Pero me da igual. Yo sólo soy un esteta.
El de Manolo Escobar. Es un poco vulgar y chunda, chunda, pero es el que todo el mundo canta hoy.
El actual himno mudo. Aunque... ¿no sería mejor dejarnos de himnos y mandangas como lo piden los compañeros y compañeras Iglesias, Echenique y Calvo?

SERTORIO
El himno de Marta

ALAIN DE BENOIST
Objetivo: decrecimiento

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Un gallo para Asclepio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
El patíbulo de Tyburn

ANNA GRAU
Viaje al pasado, a la tribu y a TV3
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
El riesgo


La aniquilación de las estructuras básicas de la nuestra civilización es uno de los fines de Bruselas, que pretende sustituir con el mero nihilismo del mercado toda una cultura milenaria.
Sertorio

2 de febrero de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO


De nuevo unas elecciones en
Uropa y de nuevo Bruselas metiéndose donde no le llaman. En este caso, lo que ha provocado las amenazas de los eurócratas es la declaración de un dirigente de la Liga Norte italiana de que hay que defender a nuestra civilización y a la raza blanca de la invasión en curso, esa que el señor Juncker considera insuficiente porque se cuentan los recién llegados sólo por cientos de miles y no por decenas de millones. En esta ocasión no ha sido el inefable Juncker el que ha puesto el grito en el cielo, sino Pierre Moscovici, comisario de Economía, quien ha alertado del "riesgo" que supone para Uropa el que los italianos voten. Como siempre, esta advertencia proviene de un tecnócrata al que nadie ha votado y que de nada responde ante nadie (excepto Lehmann Brothers). Por eso, para él, es un "riesgo" que los italianos voten lo que no deben.

Más le vale a los oligarcas mundialistas y a sus burócratas bruselenses irse acostumbrando a que la gente no piense como ellos. Llevan años de sobresaltos y disgustos cada vez que se convocan elecciones en algún Estado miembro y su arrogante Unión "Europea" parece sorda y ciega ante la angustia de los nativos del Continente, que ven con toda claridad la amenaza cultural y social que toma cuerpo con cada contingente de nuevos europeos que es acogida y privilegiada por los negreros de la Comisión. Ellos no quieren que lo veamos, pero resulta tan claro para quien no está idiotizado por los omnipresentes medios de adoctrinamiento del Sistema, que ya es imposible tapar los fenómenos que suceden todos los días en nuestras ciudades, en nuestros barrios, en nuestros centros de trabajo.

El más significativo, el que sólo pueden obviar los que están interesados en ocultarlo, es la islamizacion de Europa, que puede ser comparado con las grandes migraciones de los siglos finales de Roma, una Völkerwanderung a la que no se ha opuesto la menor resistencia, sino que se fomenta abiertamente. ¿Por qué? Porque una sociedad de clases medias no es rentable para la oligarquía financiera que dirige la Unión "Europea": les resulta demasiado cara y exigente. Por eso hay que permitir que su nivel de vida se hunda y que se proletarice al estilo chino o indio, que sí son países competitivos. La única forma de convertir Europa en un paraíso de las ventajas comparativas es ahorrar en el precio de la fuerza de trabajo. Hacerlo de forma rápida y contundente produciría la quiebra política del Sistema y el fin del dominio de la oligarquía mundialista. De ahí que se deje entrar sin restricciones a la población del Magreb, de Oriente Medio y del África islámica. La importación de mano de obra barata y sumisa permite rebajar gradualmente los costes laborales y crea un ejército de reserva que poco a poco precariza y abarata el empleo. Cuantos más vengan, mejor. Resultado: Europa está repleta de mezquitas y los poderes públicos colaboran alegremente en la expansión del islam. Mientras, los ulamas wahabíes animan a las mujeres para que aumenten su prole. Europa será Dar al Islam en menos de cien años y sin necesidad de pegar un tiro. Y los tecnócratas de Bruselas dándoselas de listos: cualquier mulá de mezquita de barrio tiene más sentido de la historia que esos contables de la Comisión, tan arrogantes como estúpidos.

Pero no se trata sólo de dinero, aunque ése es el fin supremo de los valores democráticos. La Unión llamada "Europea" se ha consagrado desde su inicio a combatir la conciencia nacional de los pueblos que la componen, a perseguir sus señas de identidad, a pisotear sus particularidades y a fomentar una cultura de izquierda postmarxista combinada con una economía liberal extrema. Esta oligarquía de Bruselas está comprometida en un etnocidio light de los pueblos nativos de Europa; su propósito coincide con el maltusianismo de la ONU, ideología obligatoria para todo el orbe, y sus señales definitorias son tanto el antinatalismo y la ideología de género como el libre mercado. Decir UE es decir aborto obligatorio y proscripción de la virilidad, persecución de la familia nativa y destrucción de los valores que durante miles de años han conformado el esqueleto de la sociedad europea, tanto en el derecho romano como en el germánico: las relaciones familiares y comunales. La aniquilación de las estructuras básicas de la nuestra civilización es uno de los fines de Bruselas, que pretende sustituir con el mero nihilismo del mercado toda una cultura milenaria. Tampoco es de extrañar este entusiasmo destructor de las autoridades de Bruselas cuando la supuesta máxima autoridad espiritual de Occidente, el Papa, es el primer dinamitero de la identidad europea, con su apoyo sin restricciones a la emigración islámica incontrolada. No creo que nadie lo dude: Bergoglio es el Papa de los Estados Unidos y del globalismo; de ahí sus loas permanentes en una prensa del Sistema caracterizada por su hostilidad de principio contra la Iglesia.

Como en otra Unión felizmente fenecida (la soviética), este poder totalitario y transnacional se siente amenazado por los nacionalismos, por la conciencia que tiene una comunidad popular de su ser, de su existencia como unidad de destino. Esperemos que en breve las instituciones "europeas" acaben, igual que el PCUS y el Soviet Supremo estalinianos, arrojadas al muladar de la historia y olvidadas para siempre. Bruselas es la enemiga de la soberanía popular: todas sus instituciones se caracterizan por su hermetismo, su espíritu despótico típico de las tecnocracias y su neroniana indiferencia ante la suerte de los pueblos. Fíjese el lector en el poder del Banco Central Europeo, institución libre de un control político eficaz y que manipula a su antojo la moneda común. O en los comisarios a los que nadie elige. O en la patética ineficacia de ese cementerio de elefantes políticos que es el inútil Parlamento de Estrasburgo, dorado retiro de los trastos viejos de nuestras partitocracias. Todo en la Unión "Europea" está concebido para poner sordina al sentir de los pueblos.  

Europa ha pasado de sueño a pesadilla; de proyecto común a cárcel de los pueblos; de esperanza de prosperidad compartida a coto privado de usureros y especuladores. Las naciones lo notan y protestan. De ahí que la UE sea cada vez más totalitaria, más intolerante, más radical y agresiva, tanto hacia dentro como en sus relaciones externas (véase su proceder en Ucrania, por ejemplo). El endurecimiento del régimen oligárquico de Bruselas se delata en sus intromisiones mafiosas en las elecciones nacionales, de las que el caso de las presidenciales francesas del año pasado fue un ejemplo bochornoso. Hostil por sistema a todo gobierno que se preocupe por sus intereses nacionales, Bruselas amenaza a Viena, Budapest y Varsovia y sanciona a Moscú. Eso sí, todo son reverencias y zalamerías con Arabia Saudí y los despotados del Golfo Pérsico, por no hablar del amo yanqui.

Desde luego, el reino de Ibn Saud es un ejemplo para Juncker y Moscovici: allí no existe el "riesgo" de que la gente no vote lo que está mandado. Que no se preocupen nuestros gauleiters: todo llegará. En menos de cien años Uropa se convertirá en Eurabia Saudí y no tendrá que votarse nada. Entonces ya no habrá "riesgos".


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 05 de febrero de 2018

IRONIA

¿Pues si ud. lo dice así será.
Por otra parte. Todo de lo que Ud. se queja, oh Sertorio, y muchas cosas más, como la nueva Ley de la Memoria escrita, entre otras cosas, son obra del NOM.
El NOM está cada día más fortalecido, el 100 de la industria de la información y el 85 de la del espectáculo, la escuela nueva, están en sus manos. Observe las múltiples reuniones que mantienen sistemáticamente sus diversas oficinas para establecer criterios y adoctrinar a sus pupilos.
Por otra parte el fundamental objetivo del NOM es la implantación del capitalismo salvaje, autorregulado, tal como lo describió Adam Smith, es decir sin intervención de las autoridades políticas. Así que no dan cuenta de nada a nadie.
Por último el NOM es una organización de la que ya se conocen sus métodos y sus objetivos estratégicos finales e intermedios.


# Publicado por: Afrikaner (El Toboso)
domingo, 04 de febrero de 2018

lehman bros.

Se trata de una ironía, creo que traída por los pelos. Mea culpa.
En 2008, la quiebra de Lehman Brothers originó la crisis que ha devastado la economía mundial y no digamos la española.
Cuando Dick Fuld, el boss de Lehman, declaró ante el Congreso, quedaron en evidencia los organismos de control financiero de la plutocracia (la famosa Reserva Federal entre otros), que conocían la situación del banco en tiempo real y nada hicieron por evitar el desastre ni por advertir al público. La gente les daba igual, como pasa ahora en Bruselas.
Por supuesto, nadie emprendió acciones penales contra Fuld, Gregory, Callan, McGee y compañia, pese a haber arruinado a millones de americanos y europeos con sus malabares financieros.
La UE prometió por boca del bocazas Durao Barroso una reforma de los organismos de control en la UE que todavía estamos esperando. Nuestros bancos siguen jugando a la ruleta sin control alguno.
Nadie responde de nada dentro de la oligarquía mundialista.
Esa era la ironía.


# Publicado por: sertorio (cáceres)
viernes, 02 de febrero de 2018

LEHMAN BROTHERS

No capto bien su referencia al lehaman Brothers porque según mis noticias quebró en el 2008 o sus proximidades.

Por lo demás su artículo muestra como el NOM domina nuestras instituciones comunitarias y nacionales


# Publicado por: Afrikaner (El Toboso)
viernes, 02 de febrero de 2018

Nos vamos enterando...

Del lío en que nos metieron nuestros politiquillos de transiciones y ´´democrassias´´ varias. Salir de ese tinglado siniestro de Bruselas nos va a costar un riñon, si es que no los dos. Mi esperanza es que cuando Trump haya terminado de limpiar la basura en su país, le dedique a esos tecnócratas ´´uropeos´´ la atención que merecen y les apalee en los lomos.

# Publicado por: miguel (madrid)
viernes, 02 de febrero de 2018

Congratulations Sertorio

Exelente articulo Sertorio. No hay q´ olvidar q´ algunos periodistas y medios de comunicación q´ presumen de independientes y tal son la avanzadilla de Bruselas y sus secuaces.
Mal lo tenemos.

# Publicado por: Juan Andaur (Suecia)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
El himno de Marta
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Imperialismo pagano
El Ministerio de la Verdad
Las brujas salen de caza
Imperialismo pagano
Tributo al genio
Intromisiones
Desestabilizando
Eurocidio:Guadalete, Kosovo, Mohacs..., Bruselas
In memoriam August Ames
La isla de los caníbales
¿«Cultura» de masas?
Víctor Laínez, ¡Presente!
La nueva desigualdad
ARA San Juan
Farsa en La Haya
Arte y poder
¿Ciberpiratas rusos?
La era Trump
Los hackers
Gary Snyder: "La mente salvaje"
El corazón de las tinieblas
De bobos, traidores y cobardes
El Hereu
Elogio de la Casa de Austria
Con esteladas y a lo loco
La balconada
Hooters
Un siglo de Spengler
El dedo y la llaga
Sacar los tanques
Cabalgar el tigre: Dragó
Unir no es sujetar
A tal Señor, tal honor
En el limbo
Barcelona
¿Y si se van?
Sin perdón
Beneméritos
El himno mudo
La muerte del régimen
Stalinlandia
De marimantecas y lloronas
A degüello
Palabras
Odiar en igualdad
El Che
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Un gallo para Asclepio
2 SERTORIO
El himno de Marta
3 ALAIN DE BENOIST
Objetivo: decrecimiento
4 Reino Unido y Alemania censuran la obra de Egon Schiele



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |