''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 17 de agosto de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
La Gran Sustitución

ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Neoantifranquistas

ALBERTO BUELA
Contradicciones de la sociedad opulenta
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Shakespeare, más allá de la tragedia


Poesía y psicología caminan unidas en el certero y tremendo retrato de cada uno de los héroes trágicos, que llevan la tragedia dentro de sí por ser grandes y vulnerables a un tiempo.
Beatriz Villacañas

30 de mayo de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

BEATRIZ VILLACAÑAS


Bien es sabido que, en su prolífica andadura, dentro del género dramático, William Shakespeare escribió comedias, tragedias y dramas históricos. Es la tragedia shakespeariana, no obstante, la que nos revela de forma más poderosa las luces y las sombras del corazón humano. Poesía y psicología caminan unidas en el certero y tremendo retrato de cada uno de los héroes trágicos, que llevan la tragedia dentro de sí por ser grandes y vulnerables a un tiempo. Al periodo en que Shakespeare concentra sus tragedias, la gran mayoría exceptuando Romeo y Julieta, que pertenece a los primeros años de su producción, se le ha llamado «período oscuro», pues el mal, que anida incluso en caracteres nobles, está siempre al acecho y, una vez encuentra salida, se apodera de todo y de todos, ocasionando víctimas inocentes y ocasionando también víctimas que son a un tiempo verdugos, ya que, pese a su nobleza, o precisamente por ella, cometen terribles errores de consecuencias aún más terribles: víctimas de otros y de su propio carácter, se hacen víctimas a sí mismos y a los inocentes anteriormente aludidos.

En su producción dramática Shakespeare no es sólo un dramaturgo y un psicólogo excepcional, es también un poeta, tan poeta como en sus poemas Venus y Adonis, La violación de Lucrecia y sus 154 Sonetos. Sublime es la poesía que articula la palabra de Hamlet, la de El Rey Lear, la de los protagonistas de El sueño de una noche de verano, la de Macbeth, la de La Tempestad y, podemos decir, la de todos sus dramas. Shakespeare, poeta en cada una de sus obras. Cómo vibra, poderosa e implacable, poesía de las tragedias y de los sonetos de Shakespeare. Pero hay una diferencia: en la tragedia, Shakespeare ahonda en el mal, en el dolor, en el error humano, todo ello irreparable. Sombrío, perturbador el panorama. En los Sonetos, y esto es muy digno de resaltar, Shakespeare muestra una fe absoluta en el amor, en el poder del amor sobre el tiempo,especialmente sobre el tiempo y sus estragos, el tiempo que arruga mejillas y debilita los cuerpos, «No es el amor el juguete del tiempo», nos dice en el soneto 126, «aunque al compás de su guadaña caiga la frescura de labios y mejillas; / no se altera el amor con sus fugaces horas y semanas:/ sobrevive hasta el mismo fin del mundo». Más allá del rostro sombrío, aunque extraordinariamente hermoso, de la tragedia, Shakespeare nos muestra la luminosa faz de quien cree, como Dante que «El Amor mueve el sol y las demás estrellas».

© ABC


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Beatriz Villacañas
Contra miedo y marea. Pensamientos para hacer frente
La ruta del soneto
Irlanda: una historia y dos lenguas
La denostada Edad Media
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Una larga enfermedad
José Vicente Pascual
1 ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio
2 COSME DE LAS HERAS
Francofeminismo
3 SERTORIO
La Gran Sustitución
4 JOSÉ VICENTE PASCUAL
Una larga enfermedad



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |