''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 13 de noviembre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

¿QUIÉN DESEAS QUE GANE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES?
PSOE
VOX
Unidxs Podemos
PP
Ciudadanos


SERTORIO
1918

JAVIER R. PORTELLA
La opción "iliberal" de los países excomunistas

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Patada en los huevos

BEATRIZ VILLACAÑAS
Paseo con Virgilio

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (y VII)

ALAIN DE BENOIST
Halloween, Samain, Fiesta de Todos los Santos
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Nicaragua

Multitudinaria manifestación en las calles de Managua por el asesinato de 285 niños a manos de policías y paramilitares del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Hasta los crímenes de los últimos meses, pocos se atrevían a denunciar a ese narcoestado sandinista, dirigido por un patriarca en pleno y sangriento otoño, el infame Daniel Ortega.
Sertorio

2 de julio de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

SERTORIO


Nicaragua disfrutaba de un raro privilegio: nunca se decía nada de su mafia dirigente; hasta los crímenes de los últimos meses, pocos se atrevían a denunciar a ese narcoestado sandinista, dirigido por un patriarca en pleno y sangriento otoño, el infame Daniel Ortega. Este monstruo neroniano es a su vez gobernado por una tarasca hortera y ajada, Rosario Murillo, víbora promiscua y multípara, a la que sería ridículo comparar, como hacen algunos, con la hermosa y elegante Hope Portocarrero, la esposa de Tachito Somoza. Basta con verlas foto a foto. La cara es el espejo del alma, y la de Rosario es fea, muy fea. De jáncana rabúa, como dicen en mi tierra.

Daniel Ortega es una joyita: no sólo tiranizó y empobreció a una aterrada Nicaragua en los años ochenta, sino que hizo un clamoroso ridículo en las primeras elecciones libres de 1990, que se vio obligado a organizar por presiones de la comunidad internacional, una vez extinto el padrino soviético. Los expertos progres de El País y de Televisión Española nos garantizaban la inapelable victoria de los sandinistas por sus grandes avances sociales. Violeta Chamorro, con el 55% de los votos, dio la sorpresa y derrotó contra pronóstico a los tiranos aupados al poder por Cuba, Carlos Andrés Pérez, Omar Torrijos y la Teología de la Liberación. Tras la ducha de agua fría del sufragio libre, llegó el descubrimiento de asuntos que la prensa progresista había considerado necesario ocultar durante diez años, no fuera a ocurrir que se desprestigiase la buena causa. Entonces supimos de ejecuciones dignas de los escuadrones de la muerte en la Nicaragua "liberada" de 1979, aquella de los curas rojos y las canciones de Carlos Mejía Godoy, o las matanzas de indios miskitos, genuinos indígenas americanos, por los sicarios del ogro rojo Tomás Borge, asesino impune y poeta cursi. Entonces supimos que el gulag se había trasladado a América Central y que el premio Nadezhda Krúpskaya (sí, la barragana del genocida Lenin) de la Unesco –ese foco de radicalismo de izquierdas que infecta la ONU, ¿para cuándo una limpieza?– ocultaba una miseria y una opresión dignas de sus modelos cubanos, soviéticos y maoístas. Eso sí, con fantoches clericales siempre dispuestos a bendecir a hisopazos de crúor los crímenes de los cofrades guevaristas, véase al plúmbeo Ernesto Cardenal o al siniestro Miguel d'Escoto, el mólotov del tirano Ortega, recompensado por la ONU con la sinecura de la presidencia de la Asamblea General.

Adolfo Calero, Enrique Bermúdez Valera y otros veinte mil combatientes de la Contra lucharon contra esta mala imitación de la tiranía de los Castro. Vituperados por la prensa europea, anatematizados por la biempensancia internacional, fueron la fuerza decisiva para obligar a los tiranos marxistas de Managua a ceder y permitir unas elecciones libres en el país. De nada le sirvieron a Ortega y sus cuates once años de terror, hambre y lavado de cerebro: perdieron.

Linda pareja la que gobierna en Managua desde 2007, gracias a la nefasta oleada chavista, y que, sólo en esta semana, ha asesinado a quince estudiantes y herido a otros doscientos. Entre ellos y sus ocho hijos acaparan tantos negocios y propiedades que Ortega bien puede afirmar, y con mejores razones que Anastasio Somoza padre, que él sólo tiene una finca: Nicaragua. Como la Rumanía de los Ceausescu, como los Kim en Corea,[1] los Castro en Cuba o, en escala más pequeña, los Iglesias–Montero en España, los autócratas rojos saben cuidarse. Con los Ortega todo queda en familia, hasta los escándalos. Es curioso que las feminazis y las viragos del Me Too no se hayan rasgado las vestiduras con el caso de Zoilamérica Narváez, la hijastra de Ortega, que en 1998 denunció a su padrastro por abusos sexuales cuando era una niña de once años. La jueza Juana Méndez, hoy magistrada de la Corte Suprema del dictador, no enjuició a Ortega al dictaminar que el caso había prescrito, pero reconocía que delito hubo. A Zoilamérica las progres no le creen.

Singulares aliados que tiene Podemos, ¿verdad? Todo un ejemplo a seguir para las señoras Iglesias.



[1] No se confunda con otro Quim de Cataluña. (N. d. R.).


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 13 de julio de 2018

Sertorio sobre Ncaragua

A quien vive identificado con el pasado como compensación a su pusilaminidad sólo restaría decirle que sus insultos no mellarán nunca la altura de quienes con nombre propio enfrentaron una guerra y sacaron del poder a un sátrapa como ese del que el autor de la nota adoptó su nombre.

# Publicado por: alizo rojo (Bangladesh)
domingo, 8 de julio de 2018

Colores del alma

A derechón: si la cara es el espejo del alma... ¿de qué color es el alma de los no-blancos?

# Publicado por: Requiario (Ourense)
martes, 3 de julio de 2018

Centroamérica

El país centroamericano más estable, pacífico, seguro y tranquilo es Costa Rica. La mayoría de la población de aquél Estado es blanca.
Como dice Lana Lokteff: ´´Allí donde abundan los no-blancos, es el infierno en la Tierra´´.

# Publicado por: Derechón (Galapagar)
martes, 3 de julio de 2018

Nicaragua

Doloroso el drama que vive Nicaragua, escrito con mucha objetividad , un dictador que ha pretendido ser el Salvador del pais con el dinero de Chávez, pero el objetivo era enriquecerse.El comunismo era sólo para el pueblo.

# Publicado por: Marydes (Nicaragua)
lunes, 2 de julio de 2018

NICARAGUA

Finalmente en Europa se escribe la verdad sobre el dictador Daniel Ortega que acompañado de su mujer, hijos y complacientes asesinos corruptos, el mundo liberal y democrático no ha manifestado su indignación y condena.
Bravo Sertorio! una voz clara, valiente y al punto!
Difícil liberarse de las dictaduras de feróz leninismo-estaliniano que reinan en América Latina que se escudan con el ´´pueblo´´!

# Publicado por: ILEANA (Roma)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
1918
Contra Popper (y II)
Alsasua
Estaban tardando
Una extradición
Los retos de VOX
El Estado y la derecha imbécil
Contra Popper (I)
Mezquita y excatedral
El Burriculum Vitae
Posible y probable
Social-apátridas
Willy Toledo
Anatomía del buenismo
Konstantin Leontiev, el Spengler ruso
Esclavitudes
La Gran Sustitución
Por la caridad entra la peste
Evil white males
Macroncitos
Eterno Franco
El estilo prusiano
Cuelgamuros
El crepúsculo de los dioses
Discurso a la nación española
El pelele
Italia
Roja y rota
El cole de las señoras Iglesias
El chalé
La casa en ruinas
Amnesia histórica
La manada, la piara, la horda
La lideresa
Titulitis
Siria
Sweet home Alabama
Pequeñeces
Charity business
La farsa de Waterloo
El mal francés
Sarmat
Breviario de "Uropa"
Monseñoras
El suicidio de un imperio
Lovecraft
El himno de Marta
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 JAVIER R. PORTELLA
La opción "iliberal" de los países excomunistas
2 SERTORIO
Contra Popper (y II)
3 VIKTOR ORBÁN
Ardiente defensa de la Europa de las naciones
4 OLIVIER MAULIN
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos: contra los derechos de los pueblos
5 SERTORIO
1918



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |