''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 16 de agosto de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Neoantifranquistas

ALBERTO BUELA
Contradicciones de la sociedad opulenta

SERTORIO
Por la caridad entra la peste

JAVIER R. PORTELLA
La gran sustitución
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
La neomojigatería

Una hermosa seguidora croata. Éste es el tipo de imágenes que la FIFA acaba de prohibir.

¡Abajo el juego de coqueteos, requiebros y seducción!, ladran las perras y perros flautas que ya tienen en sus manos el poder social y sólo les falta acabar de consolidar el político.
Javier R. Portella

13 de julio de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

JAVIER R. PORTELLA


Los tiempos, decididamente, cambian que es una barbaridad. O quizá no tanto. Quizá no sean, en el fondo, sino los mismos perros de siempre, pero provistos de distintos collares. Veámoslo más detenidamente.

Una cosa está clara: no hay día, desde que el tal Sánchez llegó al poder aupado por comunistas y separatas, que no nos traiga sus vahídos de pastosa gazmoñería.

 Un día es Podemos quien quiere prohibir los piropos y convertirlos en delito; otro día son los propios sociatas los que propugnan cambiar el redactado de la Constitución en lenguaje inclusivo, de forma que no deje de nombrar a todos y todas los/las ciudadanos y ciudadanas; la propia FIFA se acaba de sumar a la actual campaña de neogazmoñería prohibiendo a las televisiones internacionales difundir, con ocasión del mundial de fútbol, imágenes con los rostros de las hermosas mujeres seguidoras de sus equipos (¿incluida también la sensual presidenta de Croacia?). Y la guinda, por supuesto: ese desafuero jurídico que acaba de prometer la vicepresidenta del gobierno o de la gobierna, y por el que bastará que una dama (¿?) declare no haber dado su explícito consentimiento a mantener relaciones sexuales, para que el desventurado caballero que con ella yació se vea acusado del delito de violación; todo lo cual tiene, al menos, una única pero regocijante virtud: la de propiciar que el agudo ingenio de nuestro pueblo se despliegue con alto vuelo produciendo la inmensa cantidad de divertidísimos y sarcásticos memes que nos llegan cada día a nuestros correos.

La situación es (o parece) altamente paradójica. En los tiempos en que se han hecho lícitos los más procaces comportamientos sexuales (afortunadamente, por más que todo se haya banalizado tan considerable como lamentablemente), he ahí que vuelve de pronto la mojigata coerción a tratar de constreñir las ansias con que la carne y el alma se encuentran y, abrasándose, se abrazan.

Nada tiene que ver la antigua pureza y castidad con las actuales coerciones. Es otra cosa lo que está en juego. Así lo prueban, por ejemplo, las nuevas y nuevos inquisidores que no han dudado en pasearse, hace escasos días, con tetas y vagina, o con pene y trasero al aire en esa muestra de la más vulgar zafiedad que es el desfile del “Orgullo Gay”.

¿Qué es lo que realmente está en juego?

Lo que está en juego es nada menos que la imposición de un nuevo poder social (“societal” llaman a estas cosas en Francia). Lo que está en juego es el imperio de una nueva forma de ver el mundo y de entender la vida –o de convertirla en una apagada muerte en vida. Lo que está en juego es la brutal revancha del feminismo contra lo que considera el antiguo machismo, llegando, para ello, a lo que un Éric Zemmour denomina “la feminización de la sociedad”. Y es también, so pretexto de igualitarismo –esa lacra moderna–, el aplanamiento que hace que los resortes últimos de la vida –el amor, el erotismo, el sexo…– se mecanicen, despoeticen y desimbolicen… ¡Abajo el juego de coqueteos, requiebros y seducción!, ¡abajo el sexismo!, ladran las perras y perros flautas que ya tienen en sus manos el poder social –el de los grandes medios de comunicación– y sólo les falta acabar de consolidar el político (aunque si fueran los otros –la derecha liberal– quienes ostentaran dicho poder, nada fundamental cambiaría, como nada cambió en los años en que han estado reinando).

Tal parece como si, cuando ninguna norma superior rige el mundo, cuando la única ley que éste conoce es el libre capricho de cada cual, fueran los hombres incapaces de llenar tal vacío con cosas como la grandeza, la belleza o la nobleza. Tal parece como si se vieran impelidos a recurrir, bajo una apariencia distinta, a sus viejos reflejos de control y coerción. Ese control y esa coerción con los que se intentaba antes imponer el recato en nombre de las decorosas y tradicionales costumbres. Ahora, en nombre de las feministas y progresistas.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 18 de julio de 2018

Sertorio

´´Nada refleja mejor la degeneración y degradación de nuestra época que el perseguir a las mujeres bellas.´´

Sertorio, la vulvocracia está regida por mujeres muy atractivas en alianza con maricas judíos. Eventos como los desfiles de modelos son su liturgia religiosa. Las revistas femeninas son sus hojas parroquiales. No se persigue la belleza femenina, pero sí se persigue la pornografía. La pornografía siempre ha sido subversiva, primero para el orden conservador y ahora para el orden progre-vulvócrata. Por supuesto, también se persiguen restaurantes como Hooters.

# Publicado por: Derechón (Navalcarnero)
domingo, 15 de julio de 2018

Campeones de la Moral

De la ´´Mayoría Moral´´ conservadora a la ´´Superioridad Moral´´ progre.

# Publicado por: Derechón (Galapagar)
viernes, 13 de julio de 2018

Montar un negocio

Ya se le ocurrió a servidor lo de organizar una ONG pro refugiados blancos y pro árabes cristianos. Ahora se le ha ocurrido montar un respetable establecimiento estilo ´´Salón Kitty´´, con decoración y vestuario nazis.
Por cierto, que la primera ministra de Croacia es una milf.

# Publicado por: Derechón (Galapagar)
viernes, 13 de julio de 2018

mojigatos antiguos y modernos

Estupendo artículo.
De todas formas, la antigua mojigatería tenía un fin: mantener la pureza de la estirpe y reproducir la sociedad de una manera ordenada para que perdurara a través de las generaciones.
La actual mojigatería busca impedir la reproducción de la sociedad, la desaparición de los linajes y la aniquilación de los pueblos.
Una sociedad no puede llegar lejos sin decencia.
Por otro lado el feminismo está empeñado en proscribir la belleza femenina. Esto es una cruzada contra la hermosura. Nada refleja mejor la degeneración y degradación de nuestra época que el perseguir a las mujeres bellas. Inaudito. No creo que haya pasado nunca ni en la más bestial manada de australopitecos. Kali Yuga en estado puro.
Y nada feo puede ser bueno. Kalós kai agathós. Quien proscribe a la belleza muestra toda la pestilencia de su alma.

# Publicado por: sertorio (cáceres)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
La gran sustitución
Dios, dioses y mitos
Ya están aquí
El cristianismo y la destrucción del mundo clásico
El libertinaje, lo sagrado y lo hortera
El artebasura contemporáneo
Cataluña, Europa, la nación y la región
El doble rostro de Mayo del 68
Retirada una obra maestra. Mujeres bellas y desnudas expresan concupiscencia en su mirada
¡Viva Tabarnia, libre y española!
Quien siembra vientos recoge tempestades
El Homo festivus se casa (consigo mismo)
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
100 años: 100 millones de muertos. Y una paradoja de por medio
¿Qué demonios estuvieron (o están) trapicheando?
En España empieza a amanecer
Dos sediciosos al trullo
¿Nos vamos a tragar el sapo?
El timo del tocomocho
Resurrexit
¡Gracias sean dadas a los separatistas!
El felón promete pastelear con los golpistas
Mariano Kerensky no se entera
Cuando salta, incandescente, la Historia
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda
Ya que tanto les gustan las leyes…
La paradoja de la Cataluña identitaria y… nihilista
La Cataluña sometida a la dhimmitud
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio
2 COSME DE LAS HERAS
Francofeminismo



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |