''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 23 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)

JAVIER R. PORTELLA
VOX, la voz y el huracán
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Una madre contra Mortadelo


Vivimos hoy en tiempos de furia puritana, en los que una generación de padres pseudoprogres han perdido por completo el sentido común.
Antonio Martínez

20 de septiembre de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

ANTONIO MARTÍNEZ


Mi mujer tiene una amiga, a la que llamaremos Susana, cuyo hijo, a quien llamaremos Miguel, está de cumpleaños. Como es natural, le vamos a hacer un regalo. Pensamos en un libro o comic. Y, preguntada al respecto, la madre del niño nos indica que quedan prohibidos como posible regalo los libros de Mortadelo y Filemón, esos típicos volúmenes recopilatorios que vemos en El Corte Inglés. No le da ninguna razón a mi mujer acerca del motivo; pero me resulta fácil de imaginar.

El motivo no tiene que ver, creo, con que a su hijo no le gusten tales tebeos (después me entero de que, de hecho, le encantan), sino con la ideología pedagógica de la madre. Dicho sin rodeos: Mortadelo es no sólo violento, sino, sobre todo, machista. Si uno se fija un poco, reproduce todos los estereotipos sexuales que hoy combate el feminismo más beligerante. Para empezar, la gorda Ofelia, siempre atenta a interpretar cualquier palabra de los dos superagentes como un requiebro o un piropo; por otro, la escultural Irma, la secretaria bonbón macizorra, llevada hasta el extremo de la exuberancia curvilínea en la película de Javier Fesser. Y la lista no acaba ahí: un análisis deconstructivo de Mortadelo y Filemón con el arsenal analítico de la teoría de género, el post–estructuralismo, la semiología, el feminismo y todos esos instrumentos tan de moda en los departamentos universitarios de Ciencias Sociales, revelaría por múltiples flancos que Ibáñez, el mayor genio de la historieta dentro del comic español, es un señor de mentalidad carpetovetónica, anacrónica y patriarcal.

Así que esta madre, a la que llamamos Susana, veta Mortadelo para su hijo. Porque quiere librarlo de estereotipos machistas, porque quiere que su mente permanezca libre de miasmas retrógradas. Sin embargo, parece que el experimento no le está saliendo del todo bien: como digo, y contra todos los esfuerzos de su madre, le encanta Mortadelo y Filemón; y, además –y de nuevo contra los mismos esfuerzos–, le apasiona el fútbol y es un fan acérrimo del Deportivo de La Coruña.

Vivimos hoy en tiempos de furia puritana, en los que una generación de padres pseudoprogres han perdido por completo el sentido común. Hace poco, me enteré de que, en la biblioteca una de las denominadas “escuelas libres” que existen en nuestro país, alguien había vetado los clásicos libros de Los Cinco, de Enid Blyton. No fuera a ser que contaminasen la mente de algún niño –o, mucho peor, de alguna niña– con algún odioso resabio ideológico que ya habíamos creído superar. Con algún prejuicio trasnochado sobre roles sexuales, sobre el matrimonio, sobre el sentido espiritual de la vida. Es como con los libros de Tintín, que te descuidas, los dejas en manos de tu hijo y se te cuela sin que lo notes, escondida en cualquier viñeta, la nefasta palabra “Dios”.

Francisco Ibáñez es toda una institución en España, respetadísima por casi todos –preguntemos, por ejemplo, a un Santiago Segura, a un Fernando Savater, a un Javier Gurruchaga– y, a estas alturas de la película, incluso en nuestra época de ayatollahs laicos no habría manera de montarle una campaña de desprestigio en las redes sociales (aunque si ya se están atreviendo con la RAE...). Pero, ¿qué pasaría si Ibáñez fuese hoy un joven dibujante que acaba de lanzar unos personajes llamados “Mortadelo y Filemón” y que pretendiera vender sus historietas en kioscos o en la sección de librería de El Corte Inglés? Creo que entonces sí que no tendría ninguna oportunidad, porque las campañas denigratorias contra él y contra la editorial serían furibundas.

Sin embargo, no perdamos la esperanza: a Miguel, hijo de Susana, los Mortadelos –para reconcomo mortificante de su madre– le gustan a rabiar. Porque es un niño. Porque no es tan fácil hacerle enloquecer.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 21 de septiembre de 2018

¿Cuando naciáóDoña Susana, esa mama?

Si tiene un hijo en edad de leer Mortadelo...el chico tiene 14 y la mamá 44. Naceria por 1975 y de sus 8 a 18 años estudió con el Plan Maravall y el Plan Rubalcaba,. Y así ha salido. No me atrevo a decr que orensa lee...Todo concuerda. Opinion particular, claro.,

# Publicado por: Puig (Valencia)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Antonio Martínez
Popper, Soros y el nuevo orden mundial
¿El Valle no se toca?
La Manada, nuestra piedra de toque
¿Tienen futuro los periódicos de papel?
El cine de mi niñez
¿Es posible un "Islam de Francia"?
España en el laberinto
Cataluña en el diván
El ajedrez en la escuela
Los desmanes del "pedagogismo"
El demonio de Piketty
El misterio de la entropía académica
¿Igualitarios nuestros tiempos? ¡Por favor!…
¿Tiene Albert Rivera una "eminencia gris"?
¿Por qué están tan mal nuestros alumnos?
¿Qué le queda a España?
Piropos en Nueva York
REQUIEM POR "INFORME SEMANAL"
¿Adiós a la Historia de la Filosofía?
¿Tienen futuro nuestras librerías?
Nuestro tiempo, los actos ejemplares y la muerte de Dominique Venner
¿Debe el mundo "hacerse más pequeño"?
Vivir en los árboles
Por qué la comunicación no basta
Un Bachillerato clásico del siglo XXI
¿A favor o en contra de Las Vegas?
¿Un nuevo horario en el instituto?
¿Neutrinos más rápidos que la luz?
¿Por qué la simpatía entre Franco y Dalí?
¿Qué está pasando realmente en Europa?
¿Necesita Europa un nuevo doctor Mabuse?
¿Deben las baloncestistas usar un atuendo "sexy"?
Lo que nuestros alumnos saben de Rusia
Viena fin de siglo, ¿paraíso perdido?
El mundo celta dentro de la Europa de las regiones
Europa, capital París
¡La hortografia no es kosa del puevlo!
¿Hay que volver a Stonehenge?
La Coca-Cola, ¿bebida sagrada de nuestro tiempo?
¿Sería mejor un mundo sin ovnis?
Zapatero, el orgullo infinito
¿Hay que volver a las viejas enciclopedias?
Empieza otro curso en el instituto
¿Hay demasiada gente sobre la Tierra?
¿Qué significa el mito de la Tierra Hueca?
René Guénon, ¿profeta de nuestro tiempo?
El toro, Cataluña y el alma de España
España en la hora de la verdad
¿Qué debemos hacer con el velo islámico?
¿Por qué nos fascina la interconexión global?
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
4 JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |