''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 23 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)

JAVIER R. PORTELLA
VOX, la voz y el huracán
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
COMUNIDAD
Tiempo de mentir


No es el presidente Sánchez quien podría haber delinquido; es el Doctor Sánchez, sujeto tan privado como el último de los estudiantes universitarios.
Gabriel Albiac

26 de septiembre de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

GABRIEL ALBIAC


La verdad no es virtud política. La verdad es virtud ética. Y la ética es, en rigor, una antipolítica: ese campo en el cual un ciudadano se defiende, con sus solas fuerzas anímicas, de la metódica imposición a través de la cual un Estado –cualquier Estado, necesariamente– garantiza la estabilidad del código institucional al cual es convención llamar política.

Que el Doctor Sánchez pueda mentir en el ejercicio de sus funciones, no me incomoda. Sería yo un perfecto necio si ignorase el aserto maquiaveliano que es piedra de toque de las lógicas de Estado: «un príncipe no necesita ser virtuoso sino parecerlo»; y, así, será veraz cuando convenga y mentirá cuando deba. Mentir va incluido en el normal ejercicio del poder. Si uno no quiere ser manchado por eso, puede abstenerse de su roce en la medida en que le sea posible. Eso he tratado de practicar en mi vida adulta: dar mi aquiescencia a unos o a otros de quienes habrán de hacer funcionar la máquina masiva del engaño, se me hace, la verdad, demasiado repugnante.

Todo el programa político del Doctor Sánchez es una infantil amalgama de mentiras. Nadie puede escandalizarse. Las mentiras son gratas a aquellos que no soportan afrontar la realidad: la mayoría. Pueden proporcionar votos, en muchísima mayor medida que las –con frecuencia tan desagradables– verdades. No hay quien no mienta en política. Si pretende ser elegido para gobernar, al menos. Los gobiernos de González robaron, secuestraron y asesinaron; no pasó nada. Robaron los gobiernos de Zapatero y de Rajoy; tampoco nada se alteró. Robará y mentirá quien venga. Es la regla del juego.

La mentira y la seguridad son virtudes políticas. La libertad y la verdad son virtudes individuales. La violación del Doctor Sánchez no concierne a su actividad como asalariado político. Concierne a una actividad tan rigurosamente privada como lo es la obtención de los conocimientos y del reconocimiento académico que dichos conocimientos merezcan. Y ahí no hay excepciones: la mentira y el engaño, envilecen a quien con ellos agrede a los otros.

Los metódicos plagios de la tesis del Doctor Sánchez en nada afectan a su listura de hombre de partido. Jamás, en un partido político, hizo carrera la verdad; sí, la astucia que permite engañar a aquellos que puedan ser obstáculo en la carrera hacia el mando: el Doctor Sánchez es, con seguridad, el dirigente que hoy se merece el PSOE. Los metódicos engaños de la tesis del Doctor Sánchez afectan a otra cosa: la validez legal de su título. Y la básica dignidad de la institución que lo expidió. Es de esperar que, constatados los 13 plagios –o las «entre 300 y 500 palabras» reconocidas como copiadas por Adriana Lastra–, la Universidad Camilo José Cela anule la validez de ese título; y, llegado el caso, presente ante los juzgados la denuncia correspondiente.

No, no es el presidente Sánchez quien podría haber delinquido; es el Doctor Sánchez, sujeto tan privado como el último de los estudiantes universitarios.

© ABC


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 27 de septiembre de 2018

Dos caras, una sola moneda. De hojalata

No bebe el cuerpo y se emborracha el agua. Bebe un hombre concreto, identificable. No es separable lo que hace el Doctor de lo que hace el Presidente. Lo hace Pedro un unico y concreto humano. O no.

# Publicado por: Puig (Valencia)
miércoles, 26 de septiembre de 2018

INSEPARABLE

Pensar que un político pueda separar de su personalidad lo honesto como persona física de lo desonesto como foncionario público, es una pretensión inútil. No es que alguien se quiera convertir en político para mentir y robar. Es que su naturaleza, la suya, nació mentiroso y ladrón y, miel sobre hojuelas, se ajusta como anillo al dedo a ese cargo.
Mire usted, quién nace feo será feo de por vida. Los políticos son apátridas, chapuceros, aprovechados, mentirosos y su virtud es ganar para sí contra el opositor que también quisiera ser el ganador.
Y, España, qué? España y los españoles quedamos al márgen de sus debates, mientras las comparecencias se diluyen en vaciedades indignas.

# Publicado por: ROBOLMO (Alceda)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Comunidad
Vox se lanza a por los barrios del sur de Madrid
Ligar a la baja
El arte de la guerra cultural
Modernos y progres, los verdaderos catetos
Francofeminismo
Documento de consentimiento de relaciones sexuales
«Mayo 68», la enfermedad infantil del capitalismo
Dominique Venner: ¡Presente!
Un juez valiente
La ocultación de la inmigración masiva en Alemania y la UE
Desmontando a Lauren
La Semana Santa: cuando lo sagrado se hace esperanza
Moderaditos
Ha nevado toda la noche
Dominique Venner y la supervivencia de Europa
Reino Unido y Alemania censuran la obra de Egon Schiele
Lo que va de 1965 a 2017
La profesora de Osaka
Masturbarse es violar por telepatía
Tórtolos...
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
4 JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |