''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 23 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)

JAVIER R. PORTELLA
VOX, la voz y el huracán
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
El "populismo de izquierdas"… y el de derechas


El enemigo de mi enemigo puede convertirse en mi amigo… siempre que, para empezar, deje de insultarme.
Javier R. Portella

2 de octubre de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

JAVIER R. PORTELLA


Con razón se ha celebrado entre los identitarios la creación en Alemania de una corriente de izquierdas, Aufstehen
(“En pie”), que reclama un estricto control de la inmigración. Al sumarse ello a la participación de 5 Stelle en el actual gobierno italiano, parece evidente que está empezando a surgir un “populismo identitario de izquierdas”.

“Un populismo identitario de izquierdas”… Ahora bien, se trata de toda una contradicción en los términos, pues nada hay más alejado de la sensibilidad y del sentir popular que el enfoque liberal-libertario (ideología de género, feminismo, mundialización, inmigración a tope…) que caracteriza a esos partidos izquierdistas. Cuando algunas de sus corrientes se oponen a la inmigración, ni siquiera entonces se pueden calificar de identitarios, pues la última de sus preocupaciones es la defensa de la identidad cultural y ya no digamos de la identidad étnica. Lo único que los lleva a oponerse a la inmigración masiva es la defensa (necesaria, por lo demás) de los intereses económicos de los trabajadores.

Ahora bien, por importantes que sean tales diferencias y oposiciones, convendría ponerlas entre paréntesis, pues los lazos que la derecha identitaria pueda tender con la izquierda denominada populista constituyen una de las llaves susceptibles de abrir el camino, como en Italia, a un vuelco de la situación.

¿Qué posibilidades hay de que tal cosa se produzca? Como me es difícil pronunciarme sobre los otros países europeos, me limitaré al caso de España, donde el oxímoron “populismo de izquierdas” resulta aún más flagrante. Está encarnado por Podemos, un partido cuya ideología liberal-libertaria es la más extrema y opuesta, por consiguiente, al “pueblo” (ahora lo llaman “la gente”) con el que los pijoprogres de la dirección y los perroflautas de la militancia se llenan constantemente la boca.

Y, sin embargo, también aquí acaba de despuntar una corriente más o menos parecida, salvando las distancias, a la que ha surgido en Alemania. Se trata de una iniciativa lanzada por Julio Anguita, Héctor Illueca, Manolo Monereo y Jorge Verstrynge consistente en crear en el seno de Podemos una corriente antinmigracionista, iniciativa que se inició con el artículo de Verstrynge censurado por Eldiario.es y continuó con otro texto sumamente elogioso hacia la política del gobierno italiano Lega–5 Stelle y que provocó enorme escándalo y revuelo en las filas podemitas.

¿Lograrán esos tres o cuatro mosqueteros derribar la tendencia dominante en Podemos? Hay que desearlo, pero cabe dudar de ello. Incluso si lo consiguieran, es de temer que los reflejos de toda una vida dedicada a combatir a “la derecha” y a “los fachas” les van a impedir la menor apertura a una derecha identitaria que, por su parte, no ha dudado, en reproducir inmediatamente, como en el caso de este periódico, los dos artículos aludidos —cosa que, en sentido inverso, sería por supuesto impensable.

Sería absolutamente inimaginable, en efecto, que cualquier publicación afín a la “izquierda populista” publicara un artículo de El Manifiesto o de quien fuese. Y es ahí donde está el problema. Porque todo el asunto consiste en últimas, tanto en España como en los demás países, en establecer una alianza que es deseable y necesaria, pero que, contrariamente a lo que parecen creer ciertos identitarios, no es en absoluto una alianza natural. Se trata de un pacto entre dos enemigos que, teniendo en común un enemigo superior —“el Sistema”—, deciden poner entre paréntesis sus demás desavenencias (entre las cuales, en el caso español, figura también, y en destacadísimo lugar, todo nuestro conflicto nacional). Por el lado de la derecha patriótica la oferta es o debe ser absolutamente clara; la mano, tendida sin reticencias. Ahora bien, todo se va evidentemente a pique y hay que retirar la mano si una de ambas fuerzas —la izquierda revolucionaria— considera que el eventual aliado es… “el enemigo fascista que abatir”, como las invectivas constantemente lanzadas por Podemos, por Aufstehen (que sigue vilipendiando a la AfD) o por los antifas parisinos con ocasión de la inauguración de la librería dirigida por François Bousquet, lo muestran con toda claridad.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 4 de octubre de 2018

Tú lo has dicho Guillermo

Tú lo has dicho: la izquierda ´´en el sentido actual de la palabra´´ es responsable de la situación de Europa, más bien, la progresía. Esta progresía ridícula de pijoliberales animalistas, inquisidores de la dictadura de lo políticamente correcto, hipócritas moralistas, anticlericales y proislamistas, hispanófobos y proseparatistas. Pero peor que la progresía es esa derecha que se envuelve en la bandera de España para distraer al pueblo con la identidad nacional mientras practica las políticas que están destruyendo Occidente: globalización, mercado mundial de esclavos bajo la pátina de ´´solidaridad´´ y ´´humanitarismo´´ y entrega de la soberanía de los estados - y la protección de los pueblos - a los entes financieros transnacionales. La progresía es la parte ridícula del problema. Los neoliberales, la derecha nacionalista, que no patriótica, es la peor del mismo.

# Publicado por: Franz Nacional-Popular (Zamora)
miércoles, 3 de octubre de 2018

La cuadratura del círculo

Disparate en grado sumo. Difícilmente la izquierda (al menos en el sentido actual de la palabra) puede ser Identitaria. Si entendernos por izquierda un sinónimo de progresismo, ni de broma. Es la izquierda uno de los culpables de que Europa sea el hombre enfermo del mundo. Además, recientemente el demente senil de Julio Caquita ha dicho que los golpistas catalanes encarcelados son presos políticos, pero que las víctimas del chavismo son presos comunes. En definitiva, más de lo mismo pero algo mejor, para engañar.

# Publicado por: Guillermo (Madrid )
miércoles, 3 de octubre de 2018

¿Rojipardos?

Más interesante incluso que la noticia sobre esta corriente y la plataforma republicana que quieren constituir por encima de la izquierda y la derecha es el aluvión de críticas entre los medios de la progresía (todos, prácticamente) donde lo más potable que les llaman es ´´rojipardos´´. Ya se sabe, para todo buen progre toda patria es legítima salvo la española, toda soberanía es justa siempre que trascienda al estado nacional y se ceda a entidades supranacionales y por supuesto el mito del multiculturalismo se defiende a toda costa junto a su abdicación de la defensa de la seguridad y el orden. Anguita, Verstrynge, Monereo e Illueca ponen el dedo en la llaga: precisamente abogan por una III República donde conceptos como patria y soberanía sean bandera. Una República que trascienda a los conceptos de izquierda y derecha, tan divisivos para distraer al pueblo de los asuntos trascendentales para el país, y que aun siendo federal (no sería más que poner orden en medio del caos autonómico sin caer en una recentralización extraña a la historia de España y sus pueblos) seguiría siendo un estado unitario y seguramente más racional en su organización y reparto competencial. Si a eso se suma una política responsable de inmigración, contraria a la defendida por la alianza entre pijoprogres y neoliberales entonces la noticia es todavía más redonda.

# Publicado por: Franz Nacional-Popular (Zamora)
miércoles, 3 de octubre de 2018

Disidentes

Verstrynge es un ´´pied noir´´, Anguita es un joseantoniano filosófico, y Ilueca y Monereo son vieja escuela. Lo suficiente como para detestar a toda la onda mugremita.
Ahora, simplemente basta que tengan una buena base social detrás. Y la tienen.

# Publicado por: Derechón (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
VOX, la voz y el huracán
Los engaños y la política
Franco está de vuelta
La gran sustitución
La neomojigatería
Dios, dioses y mitos
Ya están aquí
El cristianismo y la destrucción del mundo clásico
El libertinaje, lo sagrado y lo hortera
El artebasura contemporáneo
Cataluña, Europa, la nación y la región
El doble rostro de Mayo del 68
Retirada una obra maestra. Mujeres bellas y desnudas expresan concupiscencia en su mirada
¡Viva Tabarnia, libre y española!
Quien siembra vientos recoge tempestades
El Homo festivus se casa (consigo mismo)
¿Perder las próximas elecciones? Nada perderían Rajoy y los suyos
100 años: 100 millones de muertos. Y una paradoja de por medio
¿Qué demonios estuvieron (o están) trapicheando?
En España empieza a amanecer
Dos sediciosos al trullo
¿Nos vamos a tragar el sapo?
El timo del tocomocho
Resurrexit
¡Gracias sean dadas a los separatistas!
El felón promete pastelear con los golpistas
Mariano Kerensky no se entera
Cuando salta, incandescente, la Historia
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda
Ya que tanto les gustan las leyes…
La paradoja de la Cataluña identitaria y… nihilista
La Cataluña sometida a la dhimmitud
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
4 JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |