''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 23 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella


SERTORIO
Los retos de VOX

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)

JAVIER R. PORTELLA
VOX, la voz y el huracán
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
IDENTIDAD
Una revista académica acepta un capítulo del ´Mein Kampf´ reescrito en términos feministas

Los perros machistas y violadores...

Tres profesores se unen para denunciar la corrupción en los estudios de género, sexualidad y raza y logran que les publiquen hasta siete artículos falsos
Daniel Rodríguez Herrera

11 de octubre de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

DANIEL RODRÍGUEZ HERRERA


Quizá se acuerden que hace unos meses fue noticia la publicación de un estudio sobre la “cultura de la violación” en los perros que pasean en los parques en la revista científica especializada Gender, Place & Culture. El artículo no solo había pasado la revisión de pares, sino que lo hizo con nota: fue seleccionado como estudio destacado en los números especiales que celebraron el veinticinco aniversario de la revista. Su autora, la doctora en feminismo Helen Wilson, aseguró haber examinado “respetuosa pero cercanamente los genitales de un poco menos de 10.000 perros, teniendo cuidado de no producir alarma y marchándome si el perro parecía incómodo”, para concluir que estos parques “se convierten en espacios tolerantes con la violación donde la cultura de la violación humana se representa mediante la permisividad moral que extendemos a los animales”.

El problema es que Helen Wilson no existe. El artículo fue uno de la cerca de la veintena que tres académicos –Helen Pluckrose, James Lindsey y Peter Boghossian– enviaron a distintas revistas especializadas en lo que llaman “estudios reivindicativos”: estudios de género, de identidad sexual o racial, etc. Tras fracasar en sus primeros intentos –seis estudios fueron rechazados– lograron acertar con el enfoque adecuado y cuando tuvieron que poner fin a su proyecto porque iba a ser destapado habían logrado publicar siete artículos y que otros siete estuvieran en distintas fases del proceso de aceptación y publicación por distintas revistas de estudios sociales posmodernos.

Entre los textos, redactados durante un espacio de diez meses, incluyen estudios que afirman todo tipo de barbaridades, por supuesto sin ninguna base científica. En ellos se dice que si un hombre se masturba pensando en una mujer sin que ésta lo sepa se trata de violación, otro que copiaba un artículo supuestamente legítimo sobre glaciología feminista y que argumentaba que dentro de los estudios de astronomía debía incluirse la astrología feminista y queer, que los hombres que se masturbaran mediante penetración anal serían más feministas y menos tránsfobos o que los estudiantes blancos no debían tener derecho a hablar en clase y debían quedarse tumbados y encadenados. Llegaron, incluso, a reescribir el capítulo 12 del Mein Kampf de Hitler en términos feministas; el artículo fue aceptado por la revista Affilia aunque ahora, esperemos, no llegará a publicarlo.

Helen Pluckrose, James Lindsey y Peter Boghossian lamentan que el trabajo del físico Alan Sokal, quien publicó en 1996 un artículo sin ningún tipo de sentido en la revista de referencia del posmodernismo Social Text, demostrando así que el campo no tenía valor científico alguno, cuando ni siquiera los especialistas podían diferenciar un trabajo legítimo de pura palabrería sin sentido. Y sin embargo el posmodernismo no ha hecho sino prosperar desde entonces. ¿Por qué? Porque permite dar cobertura académica a un buen número de activistas ideologizados a un coste ridículo: los tres autores pudieron escribir veinte artículos en diez meses y su éxito fue tal que hasta comenzaron a llamarles para revisar estudios de otros autores. Se considera que hacen falta unos siete artículos publicados para lograr una plaza fija en la universidad.

© Libertad Digital


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 12 de octubre de 2018

Fuente de la Vida

Son las bondades del proyecto Lebensborn.

# Publicado por: Derechon (Oslo)
jueves, 11 de octubre de 2018

En el paraiso femi-nazi de Europa

Hacia tiempo que no subia a Hiperborea.
Parece que la cosa aqui no esta tan mal como en Suecia. No se ve demasiada chilaba ni hiyab. Las mujeres seran todo lo femi-nazis que quieran, pero quiza lo on en el buen sentido.: onda Magda.

# Publicado por: Derechon (Oslo)
jueves, 11 de octubre de 2018

coherencia

Tampoco me extraña mucho la noticia. Es de una rigurosa coherencia feminazi y está en total consonancia con los baremos intelectuales de los/las apóstoles/apóstolas de la corrección política.
Felicitémonos por la excelencia y el rigor de los ´´estudios de género´´, por el nivel intelectual de sus eruditos y por el futuro radiante que le espera a la comunidad académica.
Después de ejemplos como éste, se entiende el afán de nuestro Gobierno, un areópago de lumbreras universitarias, por extender la ´´perspectiva de genero´´.
Espero que el Ministerio correspondiente tome medidas para reeducar a los perros machistas o, en su caso, castrarlos o, lo que es casi lo mismo, ponerlos a tirar de un carrito. Hay que modificar genéticamente esos comportamientos hasta que logremos un rottweiler cocinillas.
Occidente es un chiste.

# Publicado por: sertorio (cáceres)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Identidad
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
Verstrynge de nuevo y no por última vez
1.806 niñas británicas hormonadas para convertirlas en "niños"
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
¿Y si la izquierda hiciera oír su voz hablando de inmigración?
La inmigración no es ningún derecho humano fundamental
Hipócritas son…
La verdad del mantero
Las mujeres no matan
Londres cierra 500 iglesias y abre 423 mezquitas
La Gran Demolición (I)
Renace Roma
La República Islámica de Catalunya
Existencialismo "Alt Right"
Un mandril: Juncker (Jean-Claude)
El catalán, dialecto del valenciano
Hispanidad con futuro
Europa: no a la invasión
El charnego Puigdemont: abuela andaluza y abuelo franquista
A favor de la inmigración
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Venezolanos
José Vicente Pascual
1 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 JAVIER R. PORTELLA
Vuelve el alcalde de Móstoles
4 JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
5 PIERRE FOUQUES
Italia: el asombroso abrazo de dos populismos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |