''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 18 de enero de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
"Soy feminista moderna"
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JOSÉ JAVIER ESPARZA
La conquista de Granada

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Don Claudio Sánchez-Albornoz: República vs. Frente Popular

ANTONIO MARTÍNEZ
¿Tienen futuro los periódicos de papel?

ALBERTO BUELA
Nicolás Gómez Dávila: elogio del reaccionario
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
El abedul

elmanifiesto.com

8 de junio de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

El autor firmando ejemplares en la reciente Feria del Libro de Madrid
 
Entrevista con
 
JUAN ANTONIO MIRANDA
 
 
Autor de
 
 
EL ABEDUL
 
 
 
 
¿Cómo surgió la idea de este libro?
 
Varios motivos me impulsaron a ello. Mi atracción por Rusia; sin lugar a duda influido por las remotas lecturas de Dostoievski, Tolstoi y demás clásicos de la literatura rusa. Mi repulsa por los regímenes totalitarios que impiden el desarrollo del individuo en libertad, uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, como dijo Don Quijote a Sancho. Por la imperiosa necesidad de expresar el sufrimiento de un pueblo que lo padeció sumido en el aislamiento, casi en silencio. Para que no quedara en el olvido los pesares de esos casi dos mil artistas: músicos, pintores, dramaturgos, novelistas, poetas que callaron con infinito dolor lo que sus sentimientos necesitaban gritar. Y muy principalmente el estar casado con una maravillosa rusa que me ha dado la oportunidad de conocer esa enigmática y atrayente alma rusa, llena de contrastes y pasiones.   
 
 
¿Podría resumir lo esencial de su libro?
 
Lo esencial son los tres mensajes que transmite la novela:
Primero. La maldad y la injusticia representadas por los crueles abusos de los poderosos, su  corrupción y ambición desmedida, es el argumento del que se valió y se sigue valiendo el marxismo para culpar de todos estos males al capitalismo y justificar así su doctrina, cuando la historia ha demostrado con creces que en la aplicación de la doctrina marxista, esa maldad tiene una consecuencia mucho más nefasta y trágica para la Humanidad al negar como principio la dignidad y libertad del individuo. Segundo. El mensaje de Jesús. Olga en su conversación con su amiga, la comunista Marina Tsvetáieva, lo expone: Ama al prójimo como a ti mismo. La doctrina de Jesús es insuperable. Si la siguiéramos no harían falta revoluciones. Y tercero. La voluntad de Olga para superar las dificultades que el destino iba poniéndole.
 
 
 ¿En qué momento del día suele escribir? ¿Durante cuántas horas?
 
Cuando estoy metido de lleno en la novela, en cualquier momento, con excepción de las horas de sueño.
 
 
¿Qué géneros le gusta más leer? ¿Qué libros recomendaría que le hayan influido positivamente?
 
No tengo preferencia por ningún género. Pedro Páramo y El llano en llamas del mexicano Juan Rulfo, para mi lo mejor que se ha escrito en lengua española.
 
 
Mencione un personaje de la novela que tenga una característica que le guste en particular y explique por qué.
 
El judío agnóstico e ingeniero nuclear Iskander Zuskin, que soporta su soledad con dignidad y entereza. Sus grandes conocimientos, su amplia cultura, su capacidad musical y su sufrimiento me siguen conmoviendo.
 
 
 
 
 
 
 


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 20 de junio de 2014

El abedul

Al acabar de leer El Abedul, y a pesar de tantos personajes y situaciones(o quiza por todos ellos), tengo la conviccion de haber asistido a un formidable ejercicio de compromiso, tan escaso en este tiempo.
Compromiso del autor con las libertades, compromiso con la literatura ( que es su oficio), pero sobre todo y en primer lugar, compromiso consigo mismo. Lanza su mensaje..... mejor diria: exibe su alma, de forma delicada y a la vez energica. Pero siempre valiente y sincera.
Nos describe un bosque siberiano de abedules humanos, de los qwue segrega uno y lo carga de cariño y esperanza. Todo un simbolo.

# Publicado por: Armando Segura (Guadalajara)
lunes, 16 de junio de 2014

El abedul es una gran obra

El Abedul es una gran obra, una gran novela que parece brotar directamente de las manos de un escritor nacido en otra época, que vivió de cerca la realidad que describe, como si se tratara de la pluma de un clásico de la literatura rusa. Sus páginas nos arrastran poco a poco con lenguaje claro, sereno y muy cuidado, mezclando sabiamente historia y ficción.
Juan Antonio Miranda ha escrito una fascinante historia que nos traslada a la extinta Unión Soviética y que sacia, en gran medida, la enorme curiosidad que despertó en tantas personas aquel mundo. Ese es el escenario en el que se desenvuelven los personajes y los hechos de esta fabulosa historia, como si emprendiéramos viaje a bordo de un ´´transiberiano´´ literario con origen y destino a las estepas de Siberia. Tal vez hasta el infinito.
Un libro sobre el afán de superación y la lucha por la libertad, sobre el eterno combate que algunos libraron contra la perversidad y la infamia, representadas en las contradicciones y tiranías marxistas, a través de un pueblo que sufrió todo aquello sumido en el aislamiento, casi en silencio.
También es una intensa historia de amor y desamor, todo un canto a la libertad, con el que Juan Antonio Miranda demuestra su oficio y maestría como escritor.
El Abedul es una especie de ´´máquina del tiempo de papel´´ que página tras página transporta al lector hasta un pasado que nunca debería haber caído en el olvido, y el viaje, sin duda, está lleno de intrigas y emociones Una gran novela


# Publicado por: david fernández cantero (Brunete)
lunes, 16 de junio de 2014

Una gran novela

Es un libro de fácil lectura, desde la primera página te envuelve y te transporta a la lejana Rusia. Está magníficamente documentado y escrito con un ágil lenguaje que hace amena la lectura. Con él aprendes las diferentes formas de vida, climatología, los cambios políticos, el carácter de los diferentes personajes, en fin es una historia casi real en una fantasía. A mi personalmente me ha gustado y a las personas que gocen con la lectura no les defraudará. La recomiendo a todo el mundo. (mi segundo comentario, ya que por alguna extraña razón el anterior no se publicó)

# Publicado por: Isabel (Luxemburgo)
domingo, 15 de junio de 2014

El Abedul

Llevo leídos los primeros capítulos de esta interesante novela que me está despertando mucho interés por conocer el desarrollo de la misma así como el relato realista de la reciente historia de Rusia. Su lectura es muy agradable y recomiendo esta novela a todos.

# Publicado por: Mercedes Gallardo (Madrid)
domingo, 15 de junio de 2014

EL ABEDUL

Excelente novela de historia contemporánea de fácil lectura que relata la vida de una joven en el antiguo sistema de partido único en Rusia haciendo una valiente crítica al sistema totalitario que hubo durante casi todo el siglo XX. Recomiendo su lectura.

# Publicado por: JUAN ANTONIO P. (Benidorm)
domingo, 15 de junio de 2014

El Abedul

Es una novela que me parece sorprendente, narra una historia preciosa que te lleva a ver la vida cotidiana en la desaparecida URSS con las contradicciones de un sistema político que no deja paso a la libertad individual de las personas. Todo ello narrado con un estilo ágil y ameno que hace facil la lectura y te sumerjas en en esa época de historia reciente.

# Publicado por: Maria Teresa Elena (alicante)
jueves, 12 de junio de 2014

EL ABEDUL

El abedul es un libro magnífico. Es un texto bien narrado, lógico y racional que desarrolla las ideas y los pensamientos en un momento histórico. Llama la atención en la obra cómo sus personajes reflejan las costumbres y los hábitos de los lugareños de una sociedad muy distinta a la nuestra, tanto por su clima como sociológica, cultural y políticamente de una Rusia totalitaria. Conmueve el corazón humano con sus personajes, nos hace emocionar con su sensibilidad. Es interesante ver la lucha por la superación en toda la obra y sobre todo la de su protagonista Olga que lucha por la libertad como diría Du Bos: ´´ la libertad es la conciencia de la vida ´´ algo que el autor de El Abedul nos hace despertar con sus diálogos en boca de sus personajes . El lector se siente satisfecho por seguir una lectura fluida y llena de sensibilidad y calidez, implicando al lector a seguir con expectación la narración, mientras nos invita a reflexionar sobre la religión, la conspiración y la injusticia tanto social como humana e individual. La obra resulta original y amena, brillante y entretenida por el impulso que va tomando el desenlace de los acontecimientos. Para terminar es una obra que aporta conocimiento, , disfrutas y aprendes con ella. Como diría Andrés Amorós : ´´Esto es la base de toda la literatura: el placer que alguien obtiene leyendo lo que otro ha escrito.´´ Por lo tanto Juan Antonio Miranda ha sido un placer leer su libro el Abedul, muchas gracias.


# Publicado por: PILAR SÁNCHEZ DE LEÓN (MADRID)
jueves, 12 de junio de 2014

Mis impresiones

Acabo de empezar a leerlo, pero me sorprende y congratula la manera de navegar entre la cotidiano y transcendental del espíritu humano, la forma de dar vida y tratar a los personajes y la magia de descubrirnos una cultura, en mi caso totalmente desconocida.
Como ya he dicho, estoy comenzando pero como en los buenos libros desde las primeras paginas se aprecia que me espera una verdadera novela.



# Publicado por: jesus (Brunete)
jueves, 12 de junio de 2014

Un maravilloso libro

Todavía no he terminado de leerlo (cosa que me alegra ya que todavía me quedan un montón de horas por disfrutar!) pero ya puedo decir que desde la primera página te sientes transportada a ese inquietante mundo. Es un libro lleno de detalles, visionas perfectamente las vidas de los protagonistas. Es una delicia la forma en la que el autor nos acerca, desde el presente, al pasado de los personajes. Cada uno de ellos tiene su historia, su vida, y transmiten tanta cercanía que terminan siendo casi parte de tu propia familia.
Los hechos se desarrollan en un ambiente hostil, frío, de duro trabajo y una vigilancia asfixiante pero a pesar de todo ello también existen episodios muy entrañables y otros con una pincelada cómica que te hacen reír.
Un libro que me está enseñando un mundo totalmente desconocido para mí, muy ameno y de fácil lectura. Me está encantando.

# Publicado por: Dania (Toledo)
miércoles, 11 de junio de 2014

Lo que queda en mi después de leer El Abedul

Me ha gustado mucho esta novela. Varias cosas puedo destacar en ella; el pensamiento creativo y a la vez tan minuciosa y objetivamente documentado del autor al escribir esta historia, consigue despertar en el lector empatía e interés por los personajes que dan vida a El Abedul, a sus vidas, a sus luchas, a sus sueños. No sólo he sentido trasladarme a aquella época y aquella forma de vida tan lejana y diferente a la mía, sino que a la vez he aprendido, he llorado y he reído. Sin duda, las emociones son el motor de la historia.
La vida de Olga y su lucha por la libertad en tiempos tan difíciles ayudada por una única arma tan frágil y a la vez poderosa, el amor, quedará para siempre grabada en mi corazón.


# Publicado por: Rosana (Madrid)
miércoles, 11 de junio de 2014

El abedul

Más que sorprendido por la grata lirica de tu narración, ´´El Abedul´´ es sobre todo un libro abierto a la ternura de la esperanza desde la tragedia. Nos muestra cómo el amor es siempre el refugio de esa misma esperanza entre tanta desolación. Juan Antonio nos somete constantemente a un ejercicio intelectual sobre las vilezas y egoísmos que algunos hombres que se empeñan en convertir sus desvaríos en conciencia de masas, arrastrando con ello millares de víctimas y consiguiendo que la balanza del raciocinio de la humanidad se incline más hacia la tragedia. Pero ´´El abedul´´ es también una ventana abierta a una sociedad forzadamente costumbrista, magníficamente descrita, donde lo sutil queda escondido en la retina de los ojos de sus personajes que, puertas adentro, manifiestan su rabia desde la mansedumbre de la necesidad. Así mismo, relaja al lector con episodios lúdicos memorables como el de ´´las braguetas´´, entre Lusia, Alevtina y la tártara Mafruzá o con el despliegue de ternura de la bábuschka Saniá a la muerte de su amado Garifulá. Es también como ya he manifestado, una coral lírica donde el autor nos muestra con gratitud toda la esencia cultural de una Rusia abocada a la invisibilidad. Es sin duda, un canto a la libertad como también magníficamente hace con su protagonista Olga Aptekova. Y ya por último, Juan Antonio, permíteme una licencia a tu cita del filósofo Francis Bacon y a la cual añadiría, ´´Quien no pueda leer ´´El Abedul´´, perderá una gran historia´´. Enhorabuena.

# Publicado por: Rafa Granizo (Brunete)
miércoles, 11 de junio de 2014

Mi punto de vista sobre la novela El Abedul de Juán Antonio Miranda

Esta novela de Juan Antonio Miranda (El Abedul) sobretodo hace reflexionar a uno mismo sobre el sentido de la vida cuando de ella nos eliminan la LIBERTAD y nos convierten en elementos de producción al servicio de un sistema que controla por completo nuestra vida . Personalmente he estado en la antigua URSS a inicios de 1970 y leer esta novela hizo retornar a mi memoria aquellos años en los que sentías como estaba abolida la DIGNIDAD como ser humano y cuando solo eras un número de un grupo vigilado por un sistema corrupto que lo abarcaba todo . Solo había una alternativa : La huida

# Publicado por: Celestino Fernández (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Salón de los pasos perdidos
"El criado que descubrió a Zervantes"
"El hereje mudo"
"El indiano"
"La desposada de Flandes"
Sobre la utilidad de lo bello
Las peripecias editoriales de Stefan Zweig
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Julien Freund o la imaginación del desastre
2 Intrusos en casa y otras impotencias
3 Defensa de los populismos
4 Un capitalismo sin límites



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |