''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 22 de febrero de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
Los vascos en el 98: lo que nunca se recuerda

JAVIER R. PORTELLA
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos

JOSÉ VICENTE PASCUAL
De profesión, paridora
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
EDITORIAL
Zapatero se pone búlgaro y farruco

elmanifiesto.com

6 de julio de 2008
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos


Con más del 98,5 de los votos, que es aritmética búlgara, Zapatero ha sido reelegido secretario general del PSOE. Aupado sobre el pavés por sus eufóricas huestes, el caudillo del nuevo socialismo ha diseñado su proyecto: que prosiga la disgregación de la nación española, inmovilidad ante la crisis económica y multiplicación de las políticas de corte nihilista. Una especial relevancia han tenido las propuestas de contenido “moral”: aperturas hacia la eutanasia y la revisión de la ley del aborto y, sobre todo, clara ofensiva contra la presencia social de la Iglesia.

En la cuestión religiosa confluyen dos elementos distintos: la fe y la civilización. La fe puede considerarse cuestión ajena a la política, pero eso no debe llevar a legislar expresamente contra ella. Respecto a la civilización, ésta no puede reconducirse a la esfera privada porque forma parte del patrimonio público, esto es, de todos. Y si el instrumento escogido para ello es, como parece, igualar artificialmente a todas las confesiones, poniéndolas en plano de igualdad, entonces navegamos ya en pleno delirio: el político inventa una realidad que no es.

Una cuestión de principio: en modo alguno puede considerarse positivo atacar arbitrariamente la identidad cultural de un pueblo; menos aún llevar la incontinencia política hasta la desmesura de querer legislar sobre los espíritus. Eso es lo que Zapatero pretende, según parece. Insensato.
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


Otros artículos de Editorial
¡HISTÓRICA VICTORIA!
Se reactivan los comentarios de artículos
El horror en la discoteca Bataclan
La visita de Alain de Benoist
Fe de erratas
Victoria del Frente Popular
Dominique Venner, ¡presente!
Este sábado, ¡todos ante los ayuntamientos! Por el honor de la patria (con perdón)
"Podemos", primer partido en intenciones de voto
Pídele a Tele5 que retire de su programación "El Gran Debate"
Corrupción, indignación y demagogia
"El Manifiesto" consigue desactivar un ataque de hackers
Lo único seguro con Obama: nada fundamental cambiará
El boom especulativo-inmobiliario hace ¡bum, pataplum!
La Mano Invisible, obligada a pedir limosna
El PP quiere deshacerse de la única tele que aún controla
¡Acabemos ya con la Guerra Civil!
Italia: ¿por fin la esperanza?
Los progres y el fútbol: patriotismo descremado
El Gobierno no sabe, no contesta; pero ahí sigue, tan pancho
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Marine Le Pen
2 JESÚS LAÍNZ
Los vascos en el 98: lo que nunca se recuerda
3 JAVIER R. PORTELLA
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |