''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 25 de mayo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JAVIER R. PORTELLA
Reflexiones después de la derrota

SERTORIO
El khmer rosa

JESÚS LAÍNZ
Homo calambrensis

JESÚS J. SEBASTIÁN
La agenda oculta de la globalización
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Están en quiebra los medios de comunicación exclusivamente en catalán

"Ámbito catalán de comunicación", la agonía
más cara de la Historia



El resultado de la política mediática emprendida en Cataluña es el siguiente: la debacle empresarial de los medios privados, la sangría para el erario público que suponen los canales autonómicos (TV3 es la segunda empresa de comunicación que más pérdidas tiene de España; imagino que la primera será TVE), el espectacular abandono de la audiencia y la relegación al búnker barretina de quienes están empeñados en oírse mucho a sí mismos y cerrar los oídos a cualquier otra lengua, con especial encono, eso no hay ni que detallarlo, hacia el aborrecible, invasor castellano.
José Vicente Pascual

31 de octubre de 2008
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ VICENTE PASCUAL

Consistía el invento en fabricar una extensa de red de medios informativos, periódicos, emisoras de radio y televisión donde no existiera más idioma que el catalán. Así denominaron al chiringuito sus avalistas ideológicos e impulsores fácticos, todos ellos vinculados al nacionalismo y, por supuesto, los sectores del PSC y LV-IU más proclives a hermandad con el independentismo. Que un medio de comunicación se exprese en catalán, castellano, francés o arameo es algo por completo irrelevante. Lo que importa es su capacidad de fusión con la audiencia y de constituirse en un vehículo útil para la información y el circular de las ideas, que es la manera de entenderse entre las personas.

Lo malo del “Ámbito catalán de comunicación” no es que se expresara en dicho venerable idioma, sino que lo utilizaba para separar a la audiencia catalanohablante de la que, horror y desgracia, no lo es. El catalán no se contemplaba como idioma vehicular, sino como el único posible, como si en el mundo no se hablase otra lengua. Un idioma para segregar, no para unir. Los espectadores de TV3 teníamos el privilegio —me parece que los no desplazados lingüísticos siguen teniéndolo–, de leer los subtítulos que ponían a las intervenciones de algún esporádico entrevistado en castellano. Si la cámara salía a la calle para realizar una de esas encuestas a pie de acera sobre algún asunto de actualidad, curiosamente todos los entrevistados se expresaban en catalán. Pintoresco fenómeno en una ciudad como Barcelona, la más cosmopolita de España, de Europa y del mundo mundial, dicen. Sencillamente, la opinión de quienes no hablan catalán no importa ni interesa a TV3 y, según sus extrañas cuentas, tampoco a la audiencia de esta cadena autonómica. Los debates en radio y televisión son tres cuartos de lo mismo: quien no habla catalán, una de dos: o no tiene opinión o su parecer no es relevante para los felices privilegiados que habitan en el oasis.
 
El resultado de todo ello es manifiesto: la debacle empresarial de los medios privados, la sangría para el erario público que suponen los canales autonómicos (TV3 es la segunda empresa de comunicación que más pérdidas tiene de España; imagino que la primera será TVE), el espectacular abandono de la audiencia y la relegación al búnker barretina de quienes están empeñados en oírse mucho a sí mismos y cerrar los oídos a cualquier otra lengua, con especial encono, eso no hay ni que detallarlo, hacia el aborrecible, invasor castellano. Datos cantan.
 
Avui, el primer diario editado exclusivamente en lengua catalana, ya ha sido rescatado dos veces de la quiebra. Sus actuales dueños son el grupo Godó (La Vanguardia), Inversiones Hemisferio (Planeta), y la propia Generalitat. No deja ser chocante que un periódico como La Vanguardia, tradicionalmente identificado con los sectores conservadores, y Planeta , idem de lo mismo, hayan tenido que acudir en salvamento de este periódico radicalmente nacionalista. Es de suponer que tanto los Godó como los Lara estarán a la espera de recibir las debidas compensaciones por el favor prestado a la Generalitat, si es que no las están cobrando ya desde hace mucho.
 
Avui distribuye 26.000 ejemplares diarios, cifra que sitúa su audiencia por debajo del Diario de Jaén, por poner un ejemplo. TV3, aparte de ser una máquina de perder dinero, lleva años haciendo agua en materia de audiencia, la cual está cada vez más apartada de un medio que no considera importante la realidad sino la forma –en este caso el idioma– en que dicha realidad se interpreta. Si el medio es el mensaje, que diría McLuhan, algo falla en el ámbito catalán de comunicación, porque los medios se están yendo a pique y el mensaje llega cada vez a menos gente, eso sí: cada vez más sectarizada. El segundo periódico en difusión de Cataluña, El Periódico, con una edición en catalán de la que no se facilitan cifras, lleva tiempo esperando un comprador que los saque de penurias. Hubo un candidato extremeño, Alfonso Gallardo, quien desistió al verificar la realidad de la situación del Grupo Z, propietario de El Periódico.
 
La postura de la Generalitat ante la catástrofe es previsible: “sostenella y no enmendalla”. Las subvenciones caen a velocidad de fórmula uno sobre los medios enquistados en el famoso ámbito. En 2007, fueron dieciocho millones de euros los que recibieron para seguir teniendo la casa a medio arreglar. Como estamos en vísperas del mes 11 de 2008, los últimos datos económicos en lo que concierne al dispendio deben resultar espectaculares. Dieciocho millones de euros sin contar lo que cuesta a las arcas autonómicas, es decir, públicas, la dinosáurica TV3, su segundo canal y otras emisoras tanto de televisión como de radio.
 
Quienes están empezando a pagar los platos rotos, evidentemente, son los trabajadores de dichos medios. La pérdida de audiencia y el enorme bajón en ingresos publicitarios determina una voraz política de reducción de empleos. Algunos profesionales veteranos temen dejarse ver por la reacción. No quieren dar ideas: jubilación anticipada y cubrir su puesto con un becario de los de 400 euros al mes.
 
Ése es el panorama, a grandes rasgos, de la realidad social del catalán en Cataluña. Los quisquillosos nacionalistas, por supuesto, siempre tendrán ocasión de echar las culpas de todo esto a la perfidia de Madrit. No se sabe bien por qué, pero la responsabilidad de los naufragios nunca está en el puente de mando nacionalista. Si La Vanguardia, El Periódico, Avui, Punt Diari, TV3, etcétera, viven los momentos más bajos de su historia, será por causa de alguna mala inquina española contra los intachables caballeros que necesitan karaoke para relacionarse con “el resto del Estado”.
 
Han convertido un idioma en un mecanismo para excluir a quienes no comparten su proyecto, y sucede lo natural: se quedan solos y en precario. ¿Hasta cuándo? Hasta que el último merino nacionalista se dé cuenta y quiera asumir que una lengua y un medio de comunicación sirven para cohesionar a la ciudadanía, no para dividirla. Es decir: hasta que ellos se cansen de perder.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
sábado, 08 de noviembre de 2008

Despotismo de caciques

A ver si nos enteramos, jj: aquí el problema no es defender una cultura, sino que en nombre de eso se está atacando a la libertad de la gente. Por eso el Gobierno catalán le acaba de quitar dos frecuencias a la COPE. Los caciques de Cataluña utilizan la cultura como coartada para su despotismo. Es triste que tanta gente se trague el cuento de la cultura amenazada.

# Publicado por: Galés (Valencia)
viernes, 07 de noviembre de 2008

por favor...

No les da vergenza escribir estas mentiras? Una cultura artificial? Les recuerdo que la cultura catalana es tan cultura como la española... y si no se defiende en Catalunya no se defiende apenas... Porque al menos estamos mejor que en Baleares, Valencia, Catalunya Norte y lAlguer... y no es una cultura mejor ni peor, pero es una cultura y da la casualidad que era la local. Un poco de respeto, por favor. Les recuerdo que los medios de comunicación en castellano en Catalunya -públicos y privados- son en abrumadora mayoría en castellano, así que no intenten decir verdades a medias. Por cierto, el Avui no es radicalmente nacionalista. Simplemente es en catalán. El adjetivo radical se lo pueden asignar mejor a ustedes mismos...

# Publicado por: jj (arbúcies)
lunes, 03 de noviembre de 2008

se lo merecen

Se lo merecen por crear una cultura artificial, si nos damos una vuelta por el curriculum de los políticos catalanes y los periodistas afines, nos daremos cuentan que si rascamos sale caspa. Nos echaron de Cataluña y ahora tienen lo que pedían a

# Publicado por: nacho (granada)
domingo, 02 de noviembre de 2008

Mejor mis Dry Martinis, mis mujeres, mis libros y mis cigarros.

Debo admitir, como alicantino borracho y fino que ha tenido la oportunidad de disfrutar del canal 33 la segunda cadena autonómica de Cataluña, que pocas veces se verán contenidos tan maravillosos, en general. Les prometo que lo que en esa cadena disfruté no tiene nombre. Desafortunadamente/afortunadamente hace tiempo que no le sigo los pasos debido a mi actual residencia en Sudáfrica. La televisión se ha convertido en una anticualla vacía que no deseo oler. Mejor mis Dry Martinis, mis mujeres, mis libros y mis cigarros.

# Publicado por: Eduardo (Johannesburgo)
sábado, 01 de noviembre de 2008

Tanto los socialistas como los populares se bajaron los pantalones ante Yordi Puyol

Cuando murió Franco, Radio Juventud se transformó en Radio Cadena. Posteriormente fue Radio 4 de RNE. Depués, ded la noche a la mañana cortaron la emisión y desapareció de España...bueno se la dejaron a alguien. ¿Lo averiguan? Pues sí, a Yordi Puyol. Todavía sigue funcionando en Cataluña y pagado por todos los españoles. No hacen falta comentarios.

# Publicado por: Fernando Neyra (Málaga capital )
viernes, 31 de octubre de 2008

Deportes

Sobre el Mundo Deportivo no sabría decirle, estimado señor. De Sport, lo que todos conocen: está a la venta, como el grupo Z. De todas formas, si la prensa deportiva mayoritaria se publica en castellano no será por gusto del alto mando del ejército catalán, ¿verdad? Otra cosa es lo inevitable, ya sabe usted: a la plebe, pan y fútbol. Y la plebe ignorante, como también sabe, está negada para las sutilezas del idioma de Pla. El idioma castellano queda para fruslerías balompédicas, que son viscerales, como el populacho. Los debates políticos en el Parlamento y en TV3, en catalán, que es lo serio. Tufillo a clasismo azteca, ¿no le parece?

# Publicado por: JVPascual (Sevilla)
viernes, 31 de octubre de 2008

Ridiculos

El montaje nacionalista es tal que incluso los dos fanzines deportivos que se venden, El Mundo Deportivo y Sport, donde se postula y expande el buen nombre del ejercito civil catalan se publican en castellano. Cual es la razon?

# Publicado por: Miquel Viñals (Gracia)
viernes, 31 de octubre de 2008

La realidad se impone

No me extraña, se veía venir. El coste de las políticas esencialistas e imperialistas ha arruinado siempre a los desgraciados que han tenido que sufragarlas. Qué no iba a suceder con la minúscula y mediterránea Cataluña!

# Publicado por: Jaume Pí (Lleida)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
El tiempo como ficción secundaria en el proceso productivo
Adiós a Facebook y todo eso
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Cataluña, cara y cruz de la radicalización
"1984" revisitado
Orwell y el "socialismo democrático"
Houellebecq, el novelista inoportuno
Tiempos bizantinos
El hombre que compraba gigantes
Tecnoflautas
"El Pasmao" y los pasmados
La izquierda insostenible
El gato y el cascabel
La Estupidez Universal
Decálogo para pequeño burgueses
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 El chollo de ser inmigrante en España
2 SERTORIO
El khmer rosa
3 JAVIER R. PORTELLA
Reflexiones después de la derrota



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |