''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 27 de julio de 2016 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
"¡Lárgate, traidor!", le gritan los alemanes a su ministro de Justicia
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

AQUILINO DUQUE
Crisis general y mitología política

PERE SERRAT
Carecemos de normas sociales

ADRIANO ERRIGUEL
Cómo se puede ser antiamericano (IV)

JAVIER R. PORTELLA
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Publicar un libro gratis
 Cursos de Atención
 al Cliente
TRIBUNA
¿Qué es la Democracia Real?

Damián Ruiz

20 de mayo de 2011
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

DAMIÁN RUIZ

Yo no sé exactamente quienes son ni qué representan las miles de personas acampadas en la Puerta del Sol de Madrid o en la Plaza Cataluña de Barcelona. Pero sí que hay algunos de los puntos de su manifiesto con los que estoy de acuerdo. Pero lanzo una propuesta, una opinión sobre lo que creo debería ser la auténtica democracia real.

Democracia real es que los ciudadanos seamos consultados, seamos tenidos en cuenta, respetados y no manipulados bajo la perversa ingeniería social creada por los partidos políticos. A mí, probablemente a muchos, me gustaría que nos preguntasen con voto directo sobre muchas cuestiones, y que fueran transparentes sobre muchas otras.
Dejo aquí unas cuantas generales y otras de máxima actualidad:
1.      ¿Por qué el sueldo de los trabajadores baja progresivamente y el número de cargos políticos aumenta?
2.      ¿Por qué cada vez hay más ancianos en situación de miseria y soledad mientras los gobiernos despilfarran en organizaciones y fundaciones absurdas y arbitrarias?
3.      ¿Por qué hay que gastar enormes cantidades de dinero en políticas de integración de inmigrantes de otras culturas cuando de lo único de lo que se trata es de que se integren y cumplan la ley y de expulsar a aquellos que no lo hagan?
4.      ¿Por qué se ha sustituido la disciplina en las escuelas por una legión de auxiliares personalizados a cargo del dinero público?
5.      ¿Por qué el Dr. Mariano Barbacid, por citar un ejemplo, uno de los mayores expertos en oncología del mundo, tiene que abandonar su cargo al frente del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas mientras que a los de la “Zeja” nunca les faltan subvenciones?
6.      ¿Por qué las subvenciones las reciben siempre los mismos?
7.      ¿Por qué las clases populares tienen que ver cómo, después de toda una vida trabajando, sus barrios se degradan hasta niveles insoportables de inseguridad, delincuencia e inmigración ilegal?
8.      ¿Por qué la mayoría de colegios públicos de barrios obreros tienen un nivel de degradación casi insostenible?
9.      ¿Por qué hemos de pagar las consecuencias de la especulación financiera ayudando a los bancos a subsistir cuando ellos no conceden apenas préstamos que ayudarían a no cerrar a pequeñas y medianas empresas así como a autónomos?
10. ¿Por qué no se publican, abiertamente, los gastos de los diferentes organismos públicos?
11. ¿Por qué la mayoría de las familias de clase obrera y media tienen que estar siempre trabajando sin apenas más ocio que el de pasearse por los centros comerciales?
12. ¿Por qué quieren destruir nuestro sentido de identidad, nuestra cultura, nuestras tradiciones?
13. ¿Por qué se permiten las excesivas,  permanentes y costosas tensiones territoriales?
14. ¿Por qué media población va medicada con psicofármacos y la otra media consume algún tipo de droga ilegal?
15. ¿Por qué los gobiernos no trabajan para el bienestar de la población y se dedican exclusivamente a enseñarnos, a adiestrarnos mejor dicho, en los conceptos de tolerancia y solidaridad?
16. ¿Por qué no se convocan referéndums, como en Suiza, donde se pregunta al pueblo sobre temas que le afectan directamente?
17. ¿Por qué hay tantos jóvenes desesperados, sin futuro, a los que lo único que se les hace es manipular sus mentes con un “buenismo” autodestructivo que los deja incapacitados para mantener una autoestima y una moral fuerte, además del sentido de pertenencia a una nación, a una cultura, a una comunidad?
18.  ¿Por qué hay cada vez más familias que rondan la miseria económica y la desestructuración más dañina, mientras los medios de comunicación no dejan de machacarnos con estilos de vida frívolos, falsos, arribistas y chabacanos o con ídolos de barro, la mayoría de ellos drogadictos o enfermos mentales?
19. ¿Por qué los medios de comunicación solo favorecen a los dos grandes partidos políticos nacionales y a los nacionalistas llamando demagogia a toda aquella cosmovisión que puede crear una verdadera alternativa social y política? ¿Tan maravillosa es la sociedad en la que vivimos como para que sea defendida con tal ahínco por el “establishment” político-cultural?
20. ¿Por qué una buena persona, trabajadora, honesta, sencilla, preocupada por su familia, por su país, por su entorno ecológico, es lo último que les importa a nuestros gobernantes?
 
Lo dejo aquí, habría mucho más que decir, pero les aseguro que el cambio no lo harán los okupas ni la federación de transexuales. El cambio lo harán las personas como usted y como yo que están hartas de trabajar, trabajar y trabajar para que cuatro frívolos dispongan de nosotros como si fuéramos figuritas decorativas de su pesebre, en el que viven entre cocteles, inauguraciones, invitaciones y rayitas.
 
¿Demagogia? Realidad.
 

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


Otros artículos de Damián Ruiz
Libertad política y libertad psicológica
Un domingo en Lisboa
Derecha nacional, social, moderna, democrática y monárquica
¿Por qué en España no existe un partido como el de Marine Le Pen?
Un excedente del veinticinco por ciento
La copla, la jota, los toros y el boxeo
Terremoto Marine Le Pen
Espíritu, eros y pragmatismo
¿Es posible una derecha laica y social en España?
Heaven…
La gran belleza
En el Bronx
Encontrarse a Olivia de Havilland en París
Un tipo romántico
El poder del "diablo" en el mundo
New York, New York...
El afecto entre hombres
Investigación, Ciencia, Producción, Ecología e Identidad Cultural
Cataluña independiente: socialista y multicultural
Repúblicas bolivarianas, islámicas y nacionalistas
El Rey de España
¿Por qué caerá Rajoy? ¿A quién le interesa y a quién no?
Liquidemos la escuela hippy
Cocaína y putas: el alimento de los psicópatas sociales
La existencia
España y el catalanismo político
Las fuerzas armadas y los politiquitos
Los tiempos adelantan
En tiempos de decadencia (en pos de la reunión de hoy viernes en Barcelona)
Intrigas de Palacio
Una visión gaullista para España
La atomización, el individuo y los círculos de amistad
El azar no existe
España debe defender (aún más) la lengua y la cultura catalanas
Vuelta al orden
El nacionalismo arrebatado
Entrevista imaginaria a un independentista catalán
¿Qué va a suceder con el conflicto catalán?
Ponga un excéntrico en su vida
Adultos
Gallardón, la caspa y las malformaciones
El rescate deseado
Elogio del cinismo
Las vidas que vivimos
¿Qué quiere Merkel?
Rozando el desastre
Queridos figurantes
Un griego se suicida
¿Cómo tarar a un niñ@?
La Quinta Columna
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Impactantes revelaciones sobre EE. UU. y el terrorismo islámico
2 GEORGE CHAYA
Occidente, víctima de su corrección política con el islamismo radical
3 AQUILINO DUQUE
Crisis general y mitología política



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |